Gobierno prohíbe otra vez el uso de dinamita en protestas

Legisladores de oposición califican de acertada la medida del Gobierno y recuerdan que fue un error el decreto del 1 de mayo que permitía el uso del explosivo.
viernes, 02 de septiembre de 2016 · 00:00
Wendy Pinto  / La Paz

El Gobierno prohibió otra vez, mediante el Decreto Supremo  2888, el uso de dinamita en cualquier tipo de manifestación social, marcha o bloqueo para preservar esencialmente la vida de los bolivianos. Además, habrá operativos de control y en caso de que se encuentre a alguien con explosivos y dinamita puede ser privado de libertad  entre uno y cuatro años.

  "Se ha decidido aprobar un decreto supremo mediante el cual se establece que el uso, el porte y la tenencia de explosivos y otros materiales relacionados en manifestaciones públicas, movilizaciones sociales, marchas de protesta, huelgas y mitines quedan terminantemente prohibidos, dado que se debe proteger integralmente el derecho a la vida, a la integridad física y a la propiedad pública y privada”, afirmó el ministro de Gobierno, Carlos Romero, tras un gabinete ministerial extraordinario que sólo trató el tema de las cooperativistas.

La aprobación de este documento se da una semana después de los sucesos violentos de Panduro y Mantecani, en la carretera La Paz-Oruro, entre cooperativistas mineros y la Policía, que dejaron muchos heridos a causa del uso de cachorros de dinamita.

El decreto, que consta de cinco artículos y una disposición final, expresa que quienes incumplan la disposición serán aprehendidos por la Policía y se les iniciará un proceso con el artículo 211 del Código Penal, que señala entre uno y cuatro años de prisión a quien porte explosivos y atente contra la vida de las personas.

El 1 de mayo de este año el Gobierno aprobó el decreto 2754, que permitía  el uso de la dinamita a los mineros como reivindicación y símbolo social de este sector. Días más tarde, un fabril perdió una mano por mala manipulación del explosivo. El legislador del MAS Efraín Chambi pidió respeto a la dinamita por ser "patrimonio de los mineros”.

Pese a todo, ese decreto quedó sin efecto y legisladores del MAS reconocen que  fue un error. "Había  incongruencia e incoherencia en el anterior decreto, el solo hecho de portar las sustancias peligrosas constituye un delito”, dijo el diputado Víctor Borda.

Para su colega, Javier Zavaleta, ese decreto fue manejado mal por  tres ministros, "que erradamente  han manifestado posiciones a favor del uso de la dinamita, porque la ley es clara y siempre estuvo prohibida”, afirmó.

 La Ley  400 de Control de Armas de Fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados -vigente desde 2013- en su artículo 51 prohíbe el uso de dinamita y cualquier explosivo. 

Basada en esa ley, la oposición saludó el nuevo decreto y lo calificó como una medida acertada del Gobierno. "El anterior decreto era ilegal e irresponsable; el Gobierno ha reconocido que se equivocó al haber permitido este decreto”, afirmó la diputada de UD, Lourdes Millares. Gonzalo Barrientos de UD, dijo que  hay una responsabilidad política del Gobierno por haber permitido el uso de dinamita.

El senador Arturo Murillo recordó la vigencia de la Ley 400 y aseguró  que el presidente Evo Morales aprobó el anterior decreto por quedar bien políticamente  con el sector minero, pero puso en riesgo la seguridad de la ciudadanía.  

 

Asalariados rechazan decreto y anuncian ampliado

La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) rechazó ayer el Decreto Supremo N° 2888 que prohíbe  el uso de dinamita en cualquier protesta social y afirmó que el Gobierno no consultó esa medida con su sector, por lo cual planteó que la norma sólo afecta a los mineros cooperativistas.

El secretario ejecutivo de la FSTMB, Orlando Gutiérrez, dijo que el uso de la dinamita en el sector minero asalariado es "histórico”, porque así se defendió la democracia y se expulsó al gobierno "neoliberal y capitalista”  de Gonzalo Sánchez de Lozada.

"Estamos muy de acuerdo con que se penalice al sector cooperativo, que ha hecho desmanes en Panduro, pero  el sector de los mineros asalariados se ve afectado. El uso de la dinamita ha sido a favor del pueblo boliviano, tiene otro sentido la dinamita al de hacer daño físico a cualquier persona, es nuestra carta de presentación  en marchas, manifestaciones, mitines y eso debemos analizar en un ampliado”, afirmó.

 

11

Comentarios