Brasil señala que Bolivia “distrae” sus “problemas internos” al referirse a Rousseff

Evo Morales calificó la salida de la exmandataria como “golpe parlamentario” y llamó a su embajador. “Bolivia y Ecuador podrían aprender a hacer democracia con lo que ha pasado en Brasil”, dijo el canciller del Brasil.
domingo, 4 de septiembre de 2016 · 21:59

Página Siete Digital / La Paz

Brasil señaló este domingo que Bolivia "distrae” sus "problemas internos” al referirse a la salida de la expresidenta brasileña Dilma Rousseff, acusada de realizar gastos no autorizados por el presupuesto general de ese país.

Los tres países bolivarianos -Ecuador, Bolivia y Venezuela que han retirado a sus embajadores- "tienen sus problemas internos, y una buena manera de distraer de ellos es referirse a la experiencia de Brasil”, dijo este domingo el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, José Serra, al diario español El País.

Manifestó que estos tres países podrían aprender a ser democráticos tomando como ejemplo la experiencia brasileña. "Yo creo que particularmente Bolivia y Ecuador podrían aprender a hacer democracia con lo que ha pasado en Brasil. Y lo de Venezuela es pura provocación. Yo creo que el régimen venezolano no merece ningún respeto, porque es un régimen antidemocrático que desorganizó el país”, añadió.

El canciller en el nuevo Gobierno de Michel Temer afirmó en que el modo en que se forzó la salida de la expresidenta estuvo justificado. "Hubo una transgresión, gastos no autorizados por el Presupuesto. Es un delito, y la Justicia lo respaldó” pues "está claro que el impeachment es un proceso traumático, siempre, en un régimen presidencialista. En el parlamentarismo el cambio de gobierno es la solución, no el problema. Pero en el presidencialismo, cualquier cambio, de gobierno mismo, es traumático siempre”.

La destitución de Rousseff fue calificada por el presidente Evo Morales como un "golpe parlamentario" y ordenó el repliegue de su embajador en Brasil, José Kinn.

El pasado 31 de agosto el congreso brasileño destituyo a Rousseff y de esa forma se puso fin a los 13 años de mandato del PT, que se inició con las administraciones de Lula da Silva, mentor de Dilma, y luego de la expresidenta. Rousseff, de 68 años, fue destituida por el Senado, acusada de manipular las cuentas públicas. En su lugar asumió Temer, de 75, que era su vicepresidente desde 2011 pero saltó a las filas de la oposición para tejer su caída.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

85
6

Comentarios