El canciller califica de "apresurada" la reacción de Brasil

El diputado del MAS Javier Zavaleta afirmó que tras la destitución de Rousseff en Brasil “está gobernando un grupo de delincuentes”, en referencia a Temer.
martes, 06 de septiembre de 2016 · 00:09
Beatriz Layme  / La Paz

El canciller David Choquehuanca calificó de "apresurada”  y salida de control las declaraciones de su homólogo de Brasil, José Serra, quien afirmó que Bolivia "distrae” su propia crisis  al convocar a su embajador en una  protesta diplomática por la destitución de Dilma Rousseff.

"Yo no sé por qué estas declaraciones. Todos los presidentes pueden llamar a sus embajadores en consulta porque quieren tener información directa”, explicó Choquehuanca, quien aclaró que el Gobierno no retiró a su embajador en Brasilia, como lo hizo Venezuela, reportó AFP.

Ante la destitución de la mandataria Dilma Rousseff, el presidente Evo Morales condenó  ese hecho y lo  calificó como un "golpe parlamentario”  y convocó  al embajador de Bolivia en Brasil, José Kinn, para asumir las medidas que corresponden.

El embajador Kinn ya se encuentra en Bolivia, confirmó Choquehuanca y aclaró que su despacho no dará ninguna explicación a su par vecino. 

"Nadie tiene que dar  ninguna explicación a nadie, no tenemos por qué nosotros, no tenemos por qué dar explicaciones a nadie. Soberanamente los países deciden convocar a sus embajadores”, aseveró.

El fin de semana el canciller brasileño, José Serra, que se encuentra en China junto al mandatario de su país Michael Temer en la Cumbre del G-20, lanzó una ofensiva contra Ecuador, Bolivia y Venezuela, que replegaron a sus embajadores en señal de desacuerdo por la destitución de Rousseff.  A los tres países pidió tener "la madurez suficiente para incluso aprender de la experiencia democrática brasileña”.

En particular a Bolivia y Ecuador envió un mensaje:  aprendan a hacer democracia con lo que ha pasado en Brasil.

Asimismo, el diplomático brasileño manifestó que Bolivia y Ecuador "tienen sus problemas internos y una buena manera de distraer de ellos es referirse a la experiencia de Brasil”.
Choquehuanca indicó que "a veces uno se emociona, no se controla, sale de control. Eso nos pasa a todas las personas, a las autoridades, a los dirigentes de fútbol, de gremios (sindicatos) y luego recién reflexionan”.

No obstante, el diputado del partido oficialista, Javier Zavaleta, fue más  duro. Arremetió contra el Gobierno brasileño al afirmar que tras la destitución de Rousseff,  en Brasil está gobernando "un grupo de delincuentes” y que ellos no pueden enseñar a hacer democracia ni política a sus vecinos. 

"En Brasil, después del golpe de Estado, está gobernando un grupo de delincuentes, diputados, senadores y gente del Ejecutivo que está vinculado a procesos penales”  por lo tanto "no pueden enseñar a sus vecinos y a otros países a hacer democracia, política o vida institucional”, manifestó Zavaleta.

En la misma línea, su colega Franklin Flores señaló que antes de opinar se debe analizar el ejercicio de la democracia en su país y afirmó que en Bolivia hay la mayor democracia. "Opinar sobre la democracia del señor Canciller de  Brasil y dar ejemplos o decir que hay plena democracia en Brasil, habría que ver aquello. Ningún Gobierno democráticamente elegido y luego destituido por algunas mentiras o criterios... no creo que sea democracia”, indicó.

Consultado por AFP si el actual escenario político afectaría la nueva negociación para ampliar el contrato de compra-venta de gas, Choquehuanca expresó sus deseos de no llegar a ese desenlace.
  
 
Los nexos diplomáticos   Bolivia-Brasil
  • Gas  Bolivia y Brasil centran actualmente sus vínculos en temas como la venta de gas boliviano, la lucha antidroga y el tren bioceánico, entre otros.
  • Contrato  El contrato sobre gas entre Bolivia y Brasil, firmado en 1996 y que estará vigente hasta 2019, establece un volumen mínimo de compra de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de 30,08 MMmcd.
  • Territorio  La frontera entre Brasil y Bolivia es un lindero internacional continuo que delimita los territorios de ambos países colindantes. La línea limítrofe cruza una gran variedad de terreno, desde grandes zonas urbanas hasta desiertos inhóspitos y bosques. Comienza en el Pantanal y termina en la selva amazónica. Su longitud total es de 3.423 kilómetros.
La oposición pide no inmiscuirse en temas de Brasil
 
  El jefe de bancada de Unidad Demócrata (UD), el senador Arturo Murillo, lamentó que el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, José   Serra, se haya expresado así de Bolivia, aunque indicó que "la verdad es que nosotros buscamos”  ese trato porque el Gobierno "ha insultado a los argentinos y brasileños aislando así a Bolivia”.

En ese sentido, el senador Murillo recomendó a las autoridades bolivianas no inmiscuirse en la política interna de Brasil y, por el contrario, pidió retomar las  (buenas) relaciones. "Me parece que deberíamos repensar esa actitud, especialmente con Brasil.  No olvidemos que más del  70% de nuestro gas vendemos a Brasil. Cuidado tengamos que rogarle luego, cuando en 2019 concluye el contrato de venta y compra de gas con Brasil”, dijo.

Para su colega, la senadora Jeanine Áñez, el hecho que el presidente Morales haya convocado al embajador de Bolivia en Brasil, José Kinn, "es un mal precedente. Es actuar con las hormonas porque  tenemos al vecino como uno de nuestros principales clientes en la compra de gas”. En esa línea pidió al Gobierno no inmiscuirse en la  política interna de Brasil y, por el contrario, pensar en fortalecer las relaciones.

17
67

Comentarios