“Soy el único boliviano que ha sido enjuiciado por Goni y Evo Morales”

El exmandatario afirma que siempre tuvo la intención de hacer servicio público y trabajar por el país. Actualmente, afirma, está trabajando por reformar la democracia de Bolivia.
viernes, 26 de mayo de 2017 · 03:01

 Lorena Rojas Paz / La Paz

 

El expresidente Jorge Tuto Quiroga tuvo una larga trayectoría en el ámbito profesional antes de ser presidente de Bolivia. Si bien durante 7 años trabajó como ingeniero en sistemas en IBM en EEUU, Quiroga siempre consideró volver a Bolivia, y no para hacer política, sino para hacer servicio público. 

Actualmente, el expresidente no está seguro si volverá a postularse para los comicios del 2019. Sin embargo, dice que antes "se debe trabajar para reformar la democracia en el país”.  

 Luego de finalizar sus estudios en EEUU, usted regresa al país. ¿Qué lo motivó a volver?

Cuando yo me gradué la situación no era de las mejores: el gobierno de García Mesa y las inflaciones. Quería ganarme un espacio propio sin querer venir acá a buscar alguna amistad o conexión. Allá, yo no era nadie en el sentido de que no quería ningún pariente o amigo que me ayudara, quería ganarme un espacio propio. Fui ingeniero en sistemas por 7 años en IBM, pero siempre tenía la intención -porque mi padre hizo  represas y túneles en el país- de servir ese ejemplo, ese servicio público. Es que creía y sigo creyendo que aquellos que hemos tenido la oportunidad de tener un diploma o aprender un idioma y que tenemos experiencia en otros lugares, tenemos la obligación de devolver el servicio a nuestro país que nos necesita.

 Al ser escalador por vocación, ¿cómo puede comparar eso con su vida? 

Uso mucho lo que  aprendo en la montaña. Para llegar a la cima hay que hacerlo y llegar en equipo, individualmente es muy difícil, hay que tener pierna, pulmón y ganas. En la vida pública hay que tener  capacidad, dedicación e integridad para hacer el trabajo y funcionar en equipo.
 
Cuando uno llega a la montaña lo hace en equipo y siguiendo algún liderazgo. Me llena de orgullo seguir al guía que es  Bernardo Guarachi, en la vida pública es algo parecido, no se llega a la cima por sí solo, hay que hacerlo en equipo y  una cuerda que nos debe  unir para llegar a la cima de la montaña. 

Algo que aprendí es que en La Paz hay que subir a una montaña para ver el amanecer. Si uno quiere ver un amanecer de desarrollo y prosperidad hay que trabajar, hay que hacerlo en equipo con una cuerda que nos una.

A una edad muy joven asumió cargos en la política, ¿qué fue lo más difícil?

 Cuando don Jaime Paz tuvo la decisión de poner a un hombre joven, tenia 31 y parecía de 20, me hacían muchas bromas y lo que aprendí es que uno en la gestión pública no puede ofenderse ni agraviarse. Me decían, ¿donde está su permiso del menor?,  yo lo tomaba deportivamente. Me llenaban de bromas. Aprendí que en un cargo importante, a una edad muy temprana, uno puede ser sujeto de bromas. No hay que ofenderse, hay que responder con humor y así se sobrevive.

Con la enfermedad de Banzer, usted asume la presidencia, ¿cuál fue el reto y el temor más grandes? 

Lo más difícil fue  que estábamos en un año de crisis contemporánea de Sudamérica, la  económica de Naciones Unidas para Latinoamérica denominó el periodo 1998-2003 la "media década perdida”, como en Argentina, Brasil, Perú, Venezuela. Nosotros logramos mantener al país creciendo. Teníamos la tasa más alta de Sudamérica a pesar de las dificultades. No sólo nos tocó enfrentar  la coyuntura económica de la historia de Bolivia más difícil  y respondimos con programas sociales, programas de empleo, reformas institucionales, con transparencia y manejo de gestión pública, haciendo gasoductos y desarrollando condiciones para  Bolivia. Fue un trabajo muy intenso en una época muy complicada. Claro, no había reelección, yo no estaba preocupado de hacer campaña para que me reelijan, estaba preocupado de trabajar  18 y 20 horas todos los días durante ese año.

Cuándo usted estaba al mando, como autoridad, ¿qué era lo que más criticaba a su oposición?

Eso es insulso, no me dedicaba a criticar, tenía que trabajar y hacer propuestas. Soy el único boliviano que ha sido enjuiciado por Sánchez de Lozada y Evo Morales, yo no me dedicaba a criticar sino a hacer propuestas. Había mucho apoyo público y la oposición tenía que escoger o bloquear eso, y entonces quedaba mal.

 ¿Por qué el MAS compara al ADN, MNR y el MIR?

El MAS se ha dedicado a mezclar todo, yo nunca he trabajado con el MNR. Cuando la historia pasa es más fácil decir todos eran iguales, Evo Morales no hacía oposición a Sánchez de Lozada, él solo defendía la coca. A la narrativa del MAS le conviene decir que todo era igual.

Si no les gustaba ADN, ¿qué hacen con Quintana en el Gobierno?, Quintana ha estado los cuatro años de Banzer. Otra es Betty Tejada. El MAS usa eso para que la gente joven piense que todo era igual, cuando no era así. Es más fácil en la memoria colectiva jugar a la amnesia y hacer creer que todo era igual.

 En  2019, ¿está en sus planes presentarse como candidato a la presidencia?

Yo tengo la idea de preservar la democracia porque el Gobierno lo que quiere es presentar  la siguiente opción:  Evo versus Tribilín, Evo Morales habilitado por el Tribunal Constitucional, violando la Constitución, desconociendo el referéndum del 21 de febrero, y al otro lado, los jueces haciendo lo que han hecho con Leopoldo Fernández, y Roger Pinto: inhabilitar opositores.  

  Hoja de vida
  • Origen El expresidente Jorge Tuto Quiroga Ramírez nació en  Cochabamba el 5 de mayo de 1960.
  • Profesión Es  ingeniero industrial y con una larga trayectoria en la política.
  • Política Fue vicepresidente del país desde 1997. En 2001 asumió la presidencia tras la renuncia de Hugo Banzer por  enfermedad. 


 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Más de
317
73