Luego de 107 años de promesas, la CIJ dicta el fallo de esperanza

Morales aseguró que “nuestro encuentro con el mar es inevitable” mientras autoridades de Chile insisten que no cederán ni un milímetro de territorio.
lunes, 01 de octubre de 2018 · 00:07

Beatriz Layme / La Paz

Después de 107 años de promesas chilenas incumplidas, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya da lectura al fallo sobre la demanda de la obligación de negociar un acceso al océano Pacífico interpuesta por Bolivia.

En 1904, Chile obligó a Bolivia, bajo amenaza de mayor despojo, a firmar el Tratado de Paz y Amistad. Desde entonces La Moneda ofreció, en innumerables momentos, otorgar a los bolivianos una salida soberana al mar, pero nunca se concretó. Es así que en abril de 2013, La Paz llevó a Chile al banquillo de los acusados.

Bolivia, en 1825, nació con una costa marítima de 400 kilómetros, demarcada en 1529 y ratificada en 1776, además cuatro constituciones (1822, 1823, 1828, 1833) chilenas ratifican aquello.

El proceso duró cinco años. Al inicio, en julio de 2014, Chile observó la competencia de la Corte para abordar el caso, pero un año después -en septiembre de 2015- el Tribunal de La Haya se declaró competente y reconoció que Bolivia nació con mar, desde entonces la esperanza de los bolivianos fue en ascenso.

En agosto pasado, el presidente Evo Morales aseguró que Bolivia está muy cerca de volver al océano Pacífico porque Bolivia está con la razón y la verdad. “La tricolor vibra en el corazón de nuestro pueblo, ondea soberanamente en el cielo azul y flameará pronto en las orillas del Pacífico”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

El Jefe de Estado, antes de abordar el avión presidencial rumbo a La Haya, extendió la mano a los chilenos para que con el fallo de la CIJ se inicie una “nueva era” que abra una negociación para un acceso al mar.

Bolivia está lista para la etapa posterior al veredicto de la Corte por la demanda marítima. “Nuestro encuentro con el mar es inevitable”, manifestó el presidente Morales.

Carlos Mesa, exmandatario y portavoz de la causa boliviana, sostiene que “Chile ha afirmado muchas veces que respeta las instituciones internacionales”, por lo que la única opción para ambos países es acatar la sentencia del tribunal de la ONU.

Chile insiste en la idea falsa de que Bolivia demandó una cesión territorial a la Corte y dice que el tema se zanjó con la firma del Tratado de 1904. El agente chileno para la demanda boliviana, Claudio Grossman insistió -desde La Haya que “no hay ni un milímetro de territorio cuadrado que va a dejar de ser chileno”, cuando en realidad Bolivia demandó que la Corte establezca si Chile tiene o no la obligación de negociar un acceso al mar.

El excanciller chileno Heraldo Muñoz, en una entrevista con El Mercurio, llevó la causa marítima a la arena política, afirma que Morales utiliza la causa para garantizar su reelección en 2019.

“Evo ve en la demanda un soporte fundamental de patriotismo para su repostulación, pese al rechazo ciudadano a su nueva candidatura en el referéndum de 2016”, sostuvo.

En respuesta el expresidente Jorge Tuto Quiroga -que forma parte de la comitiva boliviana que viajó a La Haya para escuchar el vereticto- señaló que “con Chile estamos condenados y sentenciados a entendernos. Espero que Chile lo entienda así”.

El fallo que emita la CIJ es inapelable, pero existen tres tipos de recursos que podrían ejecutarse tras la sentencia. Los recursos son: “de aclaración”, “interpretación” y “revisión” ante aspectos que no hayan sido considerados durante los cinco años que duró el proceso.

Iglesia católica invita acatar fallo

La Iglesia católica invitó a Bolivia y Chile a acatar la sentencia de la demanda marítima que se instauró en 2013 en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“Invitamos a todos los católicos y a las personas de buena voluntad de nuestros dos países a acatar la sentencia con fe, paz y sensatez, espíritu constructivo y fraterno y, más allá de lo que el Tribunal decida, ejercer nuestra responsabilidad como instrumentos de integración, justicia y unidad entre nuestros pueblos”, exhortó monseñor Aurelio Pesoa, que dio lectura al comunicado de la Iglesia católica en la Eucaristía que se realizó en la Basílica Menor de la iglesia de San Francisco de la ciudad de La Paz.

También pidió a los “dos pueblos hermanos” mantener la unidad, la fe y la experiencia de comunión, fraternidad y solidaridad que caracterizan sus relaciones mutuas. Además, invocó a que “Dios bendiga a Bolivia y a Chile y que la Virgen María nos ayude en este camino de la comunión”.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

9
5