Desde trotskismo hasta “bolsonarismo”, corrientes que coexisten en los colectivos

Los activistas se identifican con diferentes tendencias ideológicas. Sin embargo, dos puntos en los que coinciden son la defensa de la democracia y el respeto del voto ciudadano en el referendo de 2016.
domingo, 14 de octubre de 2018 · 00:05

María Carballo / La Paz

Desde trotskismo hasta “bolsonarismo”, son las corrientes ideológicas con las que se identifican los líderes e integrantes de las plataformas que defienden el 21F. Pese a ese espectro de tendencias, todos los colectivos coinciden en la defensa de la democracia y del “No” a la reelección del referendo del 21 de febrero de 2016.

Según entrevistas a sus líderes, estos grupos comenzaron a germinar desde 2008, aunque lograron protagonismo en el proceso del 21F y, sobre todo, en la defensa del resultado de esa consulta.

“Nos formamos durante la campaña del referendo del 21 de febrero de 2016”, explicó José Antonio Quiroga, integrante de Una Nueva Oportunidad. “Nacimos como un grupo de jóvenes que queríamos exigir el respeto por la democracia”, dijo Christian Tejada, de Generación 21.

Los colectivos se movilizaron el 10 de octubre en caravanas y organizaron cabildos por el Día de la democracia. El analista político Jorge Dulon expresó: “Me parece que una de las últimas actuaciones de las plataformas ha sido el 10 de octubre. Por lo tanto, la posibilidad de incidencia que tenían está terminando”.

Agregó que “es posible que puedan tener un espacio adicional de actuación a inicios de diciembre de este año, fecha en la cual el TSE deberá pronunciarse respecto a la legalidad o no de la repostulación del binomio Evo Morales-Álvaro García Linera”.

Las corrientes

Otra Izquierda es Posible nació en 2008 y el activismo de esa plataforma se intensificó en 2011, después de la represión a los indígenas del TIPNIS en Chaparina. Beto Astorga, su líder, explicó que este colectivo es de izquierda, pero no “radical”.

“Nos consideramos una plataforma de izquierda, pero no una izquierda radical como la del Gobierno, que desde la represión a los indígenas ya no notamos que está mal encaminado”, sostuvo Astorga. El activista aseguró que ser de esa corriente los acerca a la gente y a la lucha por la igualdad.

El colectivo Me Comprometo, que concentra su mayor fuerza en Santa Cruz, tiene integrantes que siguen las corrientes del liberalismo, izquierdismo y troskismo. “Pero nos identificamos más como liberales, porque defendemos las libertades del ciudadano, sin la intervención del Estado”, dijo María Mendívil.

La plataforma Una Nueva Oportunidad es “social-demócrata”, según José Antonio Quiroga, integrante del colectivo. “Estamos a favor de la construcción de un Estado social y democrático de Derecho como superación de las diversas formas de Estado corporativo pasadas y presente”, explicó.

El colectivo Kuña Mbarete (Mujeres Fuertes), según sus dirigentas, no se adscribe a ninguna ideología política “Yo me considero de centro, pero no puedo hablar por las demás”, dijo María Cristina Soto, activista de esa plataforma en La Paz. “Entre nosotras hay de derecha, centro y no sé si alguna sea de izquierda, yo personalmente no soy de izquierda, pero sí respeto la decisión de todas”, agregó Graciela Barbery, dirigente de Santa Cruz.

Generación 21 (G-21), una plataforma conformada por jóvenes, es de “centro”, pero también se considera “capitalista y globalista”, explicó su coordinador general, Christian Tejada. “Por ser una plataforma joven, no podemos ser de izquierda ni de derecha. El marxismo, el leninismo son corrientes del pasado y tenemos que estar a tono con el mundo actual. Los principales líderes del mundo actual son de centro y no pasan de los 40 años”, afirmó.

La plataforma Fuerza Ciudadana es “centro-democrática”, según su integrante Iván Arias. Este colectivo tampoco se considera de “izquierda o derecha”. “Somos abiertos a cualquier ideología, pero quien no defienda la democracia, será rechazado. Pero nos consideramos centro-democráticos”, explicó Arias, quien agregó que en sus filas también cohabitan corrientes como el “populismo” y el “eficientismo del Estado”.

El colectivo Basta Ya tiene entre sus integrantes a empresarios y ciudadanos de clase media, explicó su vocero, Guillermo Paz. “Somos de centro-derecha, aunque también tenemos de centro-izquierda, pero nos inclinamos más por lo primero. Nuestra principal meta es defender el 21F y el respeto a los derechos del ciudadano”, afirmó.

La plataforma Provincias Unidas es “pragmática”, según su principal dirigente Rolando Descarpontriez, quien explicó que entre sus miembros hay principalmente indígenas del TIPNIS, porque sienten que sus derechos son atropellados por el Gobierno.

“Somos pragmáticos, porque si decimos que luchamos por los salarios justos, nos dirán de izquierda y si defendemos a los empresarios, nos dirán de derecha”, indicó. El colectivo –dijo el dirigente– también tiene integrantes que forman parte del Colegio Médico de Santa Cruz y del empresariado.

La plataforma Las Calles-Bolivia, cuestionada por su apoyo al candidato a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, es “derechista”, dijo su portavoz, María Aneline Suárez, quien radica en Brasil.

“No somos de ultraderecha (pese a que Bolsonaro se identifica de esta corriente), somos de derecha porque consideramos que el socialismo empobrece al país y provoca una crisis social-política, de tal forma que vemos a gente comiendo en la basura como en Venezuela o gente muriendo como en Nicaragua”, indicó la activista.

Para el diputado oficialista, Edgar Montaño, si hay diversas corrientes ideológicas que coexisten entre las plataformas es porque los colectivos “no tienen seriedad”. “Los propios dinosaurios de la política que pasan de los 60 años como Rubén Costas y (Samuel) Doria Medina, reconocieron que financian estas plataformas. Por eso, son una mezcla de todo, porque hay intereses políticos de por medio”, sostuvo.

Agregó que estos colectivos ciudadanos no tienen una ideología definida y por lo tanto, “nunca respetarán ningún principio”.

Al respecto, el senador de Demócratas, Óscar Ortiz, manifestó: “Creo que a las plataformas las une la defensa del voto del 21F, entendida como la causa de la defensa de la democracia. Alrededor de una causa común están coincidiendo muchas personas de orígenes e ideas distintas”.

Beto astorga

Otra Izquierda es Posible

“Nacimos después de la represión a los indígenas en Chaparina. Ahí notamos que este Gobierno ya estaba mal encaminado… Para nosotros fue muy importante estar presentes en el Día de la democracia, porque esa es nuestra lucha desde siempre”.

Graciela Barbery

Kuña Mbarete

“Surgimos en las redes, primero en Whatsapp y luego en Facebook con nuestras amistades. Empezamos pidiendo el respeto del 21F y luego la abrogación del Código Penal. Aquí en Bolivia estamos muy unidas y participamos en todas las actividades”.

Christian tejada

Generación 21

“Nacimos como un grupo de jóvenes que queríamos exigir el respeto por la democracia. Consideramos que el liderazgo del futuro está en los jóvenes. Vemos a Emmanuel Macron o el presidente de Irlanda, quienes no pasan de los 40 años, es la nueva generación”.

Iván arias

Fuerza Ciudadana

“Surgimos como un grupo de análisis político en 2014, después de varias arremetidas a la libertad de expresión. Luego, vimos cómo el MAS se apropiaba del 21F para atacar al ciudadano y decidimos contrarrestar esa lucha”.

Guillermo Paz

Basta Ya

“Decidimos empezar con nuestra actividad después de ver la intolerancia del MAS en Achacachi, cuando degollaron a los perros y amenazaron con hacerle lo mismo a quien se opusiera. Nuestra meta es defender el 21F”.

R. Descarpontriez

Provincias Unidas

“Empezamos con nuestras actividades cuando vimos que el Gobierno que dice llamarse de indígenas atropellaba los derechos de este sector, sobre todo con la construcción de una carretera que destruye el TIPNIS”.

María Mendívil

Me comprometo

“Antes que nada tenemos como base fundamental el respetar el derecho del ciudadano como individuo. Queremos una sociedad en la que se respete a la población. Por eso nacimos, porque estos son principios que se olvidaron”.

Jose A. Quiroga

Una Nueva Oportunidad

“Nos formamos durante la campaña del referendo del 21 de febrero de 2016. Un grupo de 108 personalidades suscribieron el pronunciamiento: NO es N.O. Fue uno de los pocos documentos programáticos de la campaña”.

Anelin Suárez

Las Calles-Bolivia

“Surgimos para combatir el Foro de San Paulo, porque consideramos que el socialismo empobrece. Empezamos a luchar por el 21F en Brasil en las ruas (calles) en este país, que tienen la misma ideología que nosotros”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

198
112