Sorprendidos y decepcionados, sectores piden más alternativas

Para el Defensor del Pueblo y el dirigente de los trabajadores mineros el fallo fue manipulado por intereses políticos de EEUU.
martes, 2 de octubre de 2018 · 00:04

Carlos Quisbert / La Paz

Sorprendidos y decepcionados por el rechazo de la demanda marítima en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, representantes de sectores sociales e instituciones sugieren buscar alternativas para lograr que Chile conceda al país una salida soberana al Océano Pacífico.

“No entendemos lo que ha pasado, nos sentimos frustrados, impotentes, pero debe quedar como un precedente para que los bolivianos nos organicemos mejor y plantear otra alternativa jurídico legal”, lamentó ayer el ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Jacinto Herrera.

Desde las 9:00 de ayer todo el país estuvo atento al fallo que se emitió desde la Haya, el cual finalmente rechazó, por 12 votos a tres, el pedido boliviano para que Chile se siente a negociar con Bolivia una salida al mar.

Luego de conocer el veredicto, el presidente del Colegio de Abogados de La Paz, Israel Centellas, sugirió como otras alternativas “la conciliación bilateral o el arbitraje internacional, con base en el Tratado de 1904. Son medidas que se deben analizar para que no incurramos en un gasto de dinero e ilusiones como pasó hasta hoy”.

Centellas afirmó que la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar) es la responsable de analizar todo este proceso y dar nuevas directivas para afrontar el conflicto con Chile, pero que este trabajo puede ser apoyado por los colegios de abogados para no incurrir en gastos con abogado que no conocen el contexto nacional.

Para el exdefensor del Pueblo Rolando Villena los argumentos esgrimidos por los abogados internacionales de Bolivia fueron los adecuados. “Hubiéramos querido que el fallo de la CIJ diga, en vez de diálogo, negociación (...) los jueces no han valorado dos elementos: justicia e historia en relación a la pérdida que sufrió Bolivia”, aseveró el exdefensor del Pueblo.

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, coincidió en que los argumentos de Bolivia fueron bien planteados, pero considera que la imagen del presidente Evo Morales, vinculado a confrontaciones políticas internas e internacionales, influyeron en el fallo de la Haya.

“Chile ha desarrollado una influencia diplomática de bajo perfil, pero más efectiva. En cambio, el perfil que tiene el actual gobierno, con un doble discurso, tiene repercusiones como la que hemos visto hoy”, señaló Albarracín. Tanto él como Villena pidieron analizar opciones.

En cambio para la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) de Bolivia, Amparo Carvajal, el fallo fue justo porque, según explicó, el tema marítimo debe ser negociado en el marco del Tratado de 1904, y no se puede obligar a negociar a nadie.

“Chile no quiere entablar diálogo, creo que a partir de ahora desde las escuelas se debe encarar un trabajo diferente para recuperar nuestro territorio por otras instancias”, señaló el mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Marcelo Calle.

Con un criterio más radical, el secretario de vivienda de Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Federico Cáceres, señaló que los jueces de la CIJ fueron influenciados por Estados Unidos para dictar un fallo en contra de Bolivia.

Para el Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto: “Es una constante histórica que las instancias y organismos internacionales respondan a los intereses impuestos por Estados Unidos, el fallo negativo, injusto, se aleja del tema de fondo que trata de una pérdida territorial a través de una guerra que respondía a intereses de imperiales”.

Por último, el dirigente de las Juventudes del MAS, Saúl Estaca, los jueces de la CIJ se vendieron a los intereses de Chile, por lo que propone estudiar el tema en un congreso de su partido.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

151
145