Rada culpa a exjefe de aumentar militares y de gastos no previstos

Los uniformados que cuidan el nuevo Palacio denunciaron en pasados días que no reciben un bono mensual, almuerzo ni cuentan con catres para descansar.
sábado, 20 de octubre de 2018 · 00:04

María Carballo / La Paz

El Ministerio de la Presidencia, cuyo titular es Alfredo Rada, emitió un comunicado en el que responsabiliza al exjefe de la Casa Militar, Alberto Mansilla, de incrementar el número de militares que custodian la Casa del Pueblo.

El aumento de efectivos generó gastos imprevistos en el presupuesto del Grupo de Seguridad Física, Control y Monitoreo, equipo que resguarda el nuevo Palacio, se lee en el documento.

“Durante la anterior gestión de la Casa Militar, que estaba a cargo del general Alberto Mansilla, de manera inconsulta, este comandante incrementó el número de efectivos de seguridad militar (...). Este incremento generó gastos no previstos en las partidas presupuestarias y también problemas con el mobiliario en las habitaciones que usan para descansar”, se lee en el comunicado publicado ayer.

Página Siete publicó un reportaje en el que se dio a conocer que los 47 militares que cuidan la Casa del Pueblo no perciben el bono mensual de 1.800 bolivianos, almuerzo diario ni catres para descansar, beneficios que sí recibe la guardia presidencial (conformada por 59 uniformados).

El comunicado aclara que Presidencia se encarga del pago del bono de los uniformados de la Casa Militar. “(Una) responsabilidad económica que se encuentra completamente al día”, indicó ese despacho.

Se añade que el pago a los militares que cuidan el nuevo Palacio “se encuentra a cargo del Ministerio de Defensa que, según declaraciones reflejadas en la prensa, efectúa la cancelación del pago correspondiente”. Esto en referencia a las declaraciones de Zavaleta a este medio.

El diputado Gonzalo Barrientos, de Demócratas , anunció una petición de informe escrito a los ministros Rada y de Defensa, Javier Zavaleta, por ser “los responsables” para la solución a los reclamos. “El jefe de la Casa Militar tiene que hacer conocer por qué hay este tipo de denuncias. Estas denuncias se tienen que aclarar”, agregó.

La senadora opositora Jeanine Áñez calificó de “inhumano” el trato que reciben los efectivos. “Si se está utilizando tanto personal que a mí me parece innecesario, creo que mínimamente deberían darse todas las condiciones para que ellos puedan realizar bien su trabajo. Vamos a pedir ese informe”, sostuvo la legisladora.

Las condiciones de residencia están en plena contratación

La Casa Militar aclaró ayer mediante un comunicado público que las “condiciones de residencia” de los efectivos militares de seguridad “se encuentran en pleno proceso de contratación” debido a que la infraestructura de la Casa Grande del Pueblo, el nuevo palacio, fue entregada hace poco tiempo.

“Con referencia a las condiciones de residencia, se encuentran en pleno proceso de contratación, ya que la infraestructura de la Casa Grande del Pueblo fue entregada hace poco tiempo”, se lee en el documento.

Los guardias denunciaron esta semana que no reciben un bono mensual de 1.800 bolivianos, alimentación diaria y que no cuentan con catres para dormir, como lo hacen los uniformados que cuidan las espaldas del presidente Evo Morales.

“Este bono que se les paga a ellos directamente en sus cuentas y a nosotros no nos dan nada. Es muy injusto” lamentó uno de los militares afectados.

La Casa Militar, en el comunicado, indicó que “el personal destinado a la Unidad de Seguridad cumple sus funciones con normalidad, no existiendo ni presentando malestar o trato diferenciado, haciendo hincapié que las relaciones interinstitucionales son en el marco de la disciplina que sustenta las Fuerzas Armadas como el respeto, la unidad y solidez en el trabajo, percibiendo la remuneración correspondiente”.

La Casa Militar cuestionó la nota publicada por este matutino porque “se basa en supuestos testimonios anónimos”, por lo que carecería de seriedad.

Página Siete corroboró cada uno de los datos publicados y no publicó el nombre de sus fuentes al amparo de la Ley de Imprenta.

La polémica

  • Cantidad Según la orden de destinos 53/17, que se emitió en diciembre del año pasado, 59 efectivos cuidan al presidente Evo Morales. Este aspecto fue criticado por legisladores de oposición. El diputado Amilcar Barral escribió en su muro de Facebook: “59 guardaespaldas para él solito. Donald Trump lo debe envidiar”. El senador Arturo Murillo, publicó en Twitter: “119 militares cuidan a Evo y el nuevo Palacio, ¿por qué tanto miedo”.
  • Postura Respecto a las denuncias de los militares “de trato diferenciado”, el Ministerio de la Presidencia, en el comunicado emitido ayer, asegura: “se evita un trato diferenciado o discriminatorio en el personal militar”.
1
158