Renuncia Uriona y se cierne la incertidumbre sobre el TSE

El analista Ilya Fortún cree que Uriona dimitió al cargo porque “sucumbió ante las presiones públicas del Gobierno”. Cárdenas sospecha de un plan del MAS.
martes, 23 de octubre de 2018 · 00:04

Beatriz Layme / La Paz

Katia Uriona presentó ayer su carta de renuncia al cargo de vocal y presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) con el argumento de que “en esta etapa” la Sala Plena llegó a un “estancamiento en la toma de decisiones, referida a temas fundamentales”.

“(La) Sala Plena, instancia colegiada y máxima en la toma de decisiones, ha llegado a una situación de estancamiento en la toma de decisiones, referida a temas fundamentales... razón por la cual debo presentar mi renuncia”, se lee en la carta de dimisión dirigida a Álvaro García Linera, presidente de la Asamblea Legislativa, órgano que la designó como vocal el 13 de julio de 2015.

La decisión de Uriona se conoce 22 días después de la dimisión del exvicepresidente del TSE, José Luis Exeni y pocas horas después de la publicación de la convocatoria para las internas y a un mes de cumplirse el plazo (28 de noviembre) para el registro de binomio. Diez días después el TSE debe definir si habilita o no como candidato al presidente Evo Morales.

Para el analista Jorge Dulon, la salida de Uriona ahonda la crisis en el Órgano Electoral Plurinacional y “genera desconfianza, miedo, inseguridad en la ciudadanía por el papel protagónico del TSE en las primarias y las elecciones generales de 2019”.

La crisis en el TSE salió a flote tras la aprobación del reglamento de las primarias. Uriona y sus colegas Dunia Sandoval y Antonio Costas de la corriente “institucionalista” expresaron su rechazo al reglamento de las primarias. Mientras que los vocales Idelfonso Mamani, Lucy Cruz y María Eugenia Choque considerados como “afines” al oficialismo aprobaron el documento sin ninguna observación.

Las opiniones divididas entre los dos bandos se registraron de forma constante, informaron ayer fuentes del ente electoral. Prueba de ello -informaron- es que a casi un mes de la renuncia de Exeni no se eligió al nuevo vicepresidente del tribunal, ni se modificó el reglamento.

Después de la salida de Uriona, el TSE se queda con cinco miembros, tres del denominado bloque “afines” y dos “institucionalistas”. Con los cinco miembros, el TSE aún tiene quórum para instalar Sala Plena.

El exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas sospecha que incentivar la crisis y presión en el TSE con el objetivo de que no se desarrollen las elecciones generales de 2019 es parte de la estrategia política del MAS, “porque sabe que Evo Morales perderá, por no respetar el voto del 21F”.

Para el analista político Ilya Fortún es una posibilidad que el MAS impulse la crisis en el TSE, pero considera que la dimisión de Uriona se debe a que “sucumbió ante las presiones públicas del Gobierno”.

“Lamento la decisión de Uriona, pues deja dudas. Mucha gente piensa que su dimisión es un signo de debilidad, que ha permitido un desempate dentro del Tribunal Electoral que favorece la repostulación del presidente Morales”, dijo Fortún, quien recordó que en una entrevista el vicepresidente Álvaro García Linera “amenazó directamente a Uriona, llegando a un grado de presión insoportable”.

Ante la salida de Uriona, los vocales ahora deben elegir al presidente y vicepresidente del TSE. La ley en su artículo 18 establece que el presidente y vicepresidente serán designados en Sala Plena por mayoría absoluta de los vocales en ejercicio.

Uriona fue disidente en tres casos polémicos

En la gestión de Katia Uriona al frente del Tribunal Electoral se implementó el sistema de transmisión rápida y segura de actas que permitió conocer los resultados de las recientes elecciones en poco tiempo.

Uriona que tiene una trayectoria de más de 25 años de trabajo con organizaciones, fue designada por la Asamblea Legislativa como vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), de una lista de 400 candidatos. La exvocal fue una de las disidentes en aprobar el Reglamento para las Elecciones Primarias, porque observó varios artículos entre ellos el 40 que establece que sólo los militantes podrán impugnar a sus binomios en el marco del proceso interno de las organizaciones políticas.

También observó el artículo 19, que impide a una persona inscribirse como candidato en más de un binomio. El mencionado artículo en su numeral II establece que “las y los candidatos podrán registrarse en un solo binomio y en un solo partido político, agrupación ciudadana de alcance nacional y/o alianza”.

Uriona también expresó su desacuerdo con las decisiones que asumieron sus colegas que se negaron otorgar la personería jurídica nacional a SOL.bo, que lidera Luis Revilla.

Punto de vista
Carlos BÖrth Constitucionalista
Desaparece el árbitro electoral

La renuncia de Kathia Uriona debe ser adecuadamente comprendida por la población, dado que entraña graves consecuencias para la democracia boliviana.

Aquí una primera lectura del hecho, de sus causas y consecuencias: 1. En la carta de renuncia de Uriona esgrime dos argumentos: a) señala que el TSE se encontraba empantanado y que no puede continuar dirigiendo al Tribunal en esas condiciones, y b) que no puede continuar con su línea de conducta institucionalista y de independencia del Órgano Electoral.

2. Conocidas las causas de la renuncia, cabe la siguiente pregunta: ¿el TSE empatanado entre que posiciones No lo señala Uriona en la carta, pero es fácil deducir que se trataría de su posición vs. la subordinación del Órgano al poder político, posiciones que se habrían tornado irreconciliables, generando empantanamiento.

3. Después de la salida de José Luis Exeni, el TSE quedó con 6 vocales. El empantanamiento, por tanto, sería 3 a 3, sin posibilidad de zanjar con el voto. 4. ¿Cuál es la consecuencia de la renuncia Se habría roto el empate catastrófico, quedando el Órgano Electoral bajo rígido control del evismo. Vale decir, desaparición del árbitro electoral, que ya lo sabíamos asediado por el gobierno y el masismo. 5. Debilitada y, quizás, desaparecida la corriente institucionalista, el fraude electoral dispone ahora de puertas abiertas. Las condiciones políticas se tornan aún más difíciles para las fuerzas democráticas.

6. ¿Qué debe hacer la oposición: a) ahora más que nunca se necesita articular un Frente Amplio lo suficientemente fuerte como para desarticular o minimizar el fraude electoral que se avizora, b) para viabilizar su constitución, no caben conductas triunfalistas.

Todos quienes se sienten ganadores deben hacer un alto en sus pretensiones y c) está claro que todas las fuerzas deben apoyar a la persona que cuenta con el mayor respaldo ciudadano.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

243
117

Otras Noticias