Iglesia insta al Gobierno a corregir gasto ineficiente

lunes, 29 de octubre de 2018 · 00:00

Erbol / La Paz

La Iglesia Católica pidió ayer al Gobierno corregir el gasto ineficiente de recursos del Estado y priorizar políticas sociales destinadas a mejorar la atención de sectores vulnerables de la sociedad.

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, durante su homilía dominical citó el informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el que Bolivia es catalogada como uno de los tres últimos países en la región donde se han gastado ineficientemente los recursos públicos.

“Esta paradoja tiene que mover a los responsables a corregirlas y a tomar medidas urgentes a fin de que los fondos estatales se destinen prioritariamente para implementar políticas sociales que respondan a las necesidades básicas y reales de la población, como salud, educación y vivienda, en particular de los sectores más pobres y vulnerables”, dijo.

Agregó que en días pasados se ha elevado el clamor de los enfermos de cáncer por la falta de atención de medicamentos y de terapias apropiadas, hecho que ha desnudado las graves fallas de la salud pública, aspecto que coincidiría con el informe del organismo internacional.

Según el estudio Mejor gasto para mejores vidas: cómo pueden América Latina y el Caribe hacer más con menos del BID, la ineficiencia de Bolivia es de 6,3% detrás de Argentina (7,2%) y El Salvador (6,5%), mientras que Chile y Perú tienen una mejor calidad de gasto.

El diagnóstico observa un malgasto en obras públicas, en remuneración a empleados, y filtraciones en transferencias, esto en lo referido al subsidio que no llega al destino y son aprovechados por terceras personas.

También identificó excesos en compras estatales, pérdidas por corrupción y demoras, además de una elevada escala salarial en el sector público, provocando una pérdida del 4,4% del Producto Interno Bruto en Bolivia.

Monseñor Gualberti llamó a la solidaridad porque en el fondo todos “somos y mendigos” y criticó el hecho que muchas personas son excluidas del banquete de la vida”.

11
2