Evo desata su furia contra la CIJ y anuncia una queja ante NNUU

El canciller Diego Pary dijo que Bolivia no tiene nada que cumplir del fallo. “Era un pedido que se estaba haciendo para que Chile lo cumpliera”, afirmó.
miércoles, 3 de octubre de 2018 · 01:04

Beatriz Layme / La Paz

El presidente Evo Morales calificó de “subalternos” de las Naciones Unidas a los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y puso en duda su imparcialidad debido al “injusto” y “contradictorio” fallo que dictaron por la demanda marítima.

El Jefe de Estado brindó ayer una conferencia de prensa, pocas horas después de llegar a Bolivia, donde fue recibido por autoridades e integrantes de sectores sociales, entre aplausos, música y frases como “en las causas justas no hay derrotas”. Con semblante de enojo, Morales sostuvo que “no es posible que la Corte beneficie a los invasores, a las transnacionales” cuando su misión –argumentó– es defender a los pueblos.

El lunes, la CIJ, por 12 votos contra tres, concluyó que La Moneda no tiene obligación de negociar un acceso soberano al Pacífico, como demandó Bolivia.

Morales dijo que el “informe” –Como denomina el Jefe de Estado al veredicto de La Haya– tiene muchas “contradicciones”. Uno de los ejemplos que citó es que La Haya reconoce que Bolivia nació con una costa de más 400 kilómetros a lo largo del Pacífico. “Yo me preguntó, si esto está en los antecedentes históricos del informe de la CIJ, ¿por qué no hace cumplir? Reconoce, pero no hace respetar. Entonces, ¿para qué es la Corte Internacional de Justicia?”, lamentó.

El Jefe de Estado agregó: “No sé si la corte entiende eso: niños que han nacido después de 1879 siguen pensando en el mar, porque injustamente, con violencia, con guerra no declarada nos invadieron y no es posible que la Corte beneficie a los invasores, a las transnacionales”.

El Primer Mandatario indicó que tomó la determinación de enviar una carta a los magistrados de La Haya. “He decidido personalmente enviar una carta demostrando las contradicciones, las partes considerativas y su decisión de no acompañar, hacer justicia a Bolivia”, manifestó.

Morales también anunció que piensa mandar una misiva a las Naciones Unidas. “Estoy pensando enviar una carta a las Naciones Unidas. Estos subalternos de las Naciones Unidas, ¿qué función cumplen para garantizar la paz social en el mundo? Esa es la duda que tenemos”, expresó el Primer Mandatario.

Morales dijo que “entendía, sabía, pensé que la CIJ era para resolver temas de injusticia. Quién sabe entendí mal, tal vez tenía un mal concepto de la Corte, pero ahora conozco, uno conoce con esta clase de resultados”.

El Jefe de Estado instruyó a la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar) que haga una profunda investigación de los daños económicos que sufrió Bolivia, después de la invasión chilena del 14 de febrero de 1879.

El canciller boliviano, Diego Pary, manifestó que Bolivia no tiene ninguna obligación impuesta de la Corte referida a la sentencia. “La demanda marítima la presentó Bolivia con el argumento de solicitar que la Corte obligue a Chile a negociar una salida soberana al océano Pacífico. Era un pedido que se estaba haciendo para que Chile lo cumpliera. Bolivia no tiene nada qué cumplir del fallo”, declaró a Panamericana cuando le preguntaron si Bolivia va acataría la sentencia.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

176
545