Los Demócratas y UN se alían, anuncian impugnación a Evo

El Movimiento Demócrata Social aprobó la unión con el frente que lidera Samuel Doria Medina y está abierto a nuevas concertaciones con otros partidos.
lunes, 12 de noviembre de 2018 · 03:04

Página Siete  / La Paz

El Movimiento Demócrata Social (MDS) de Rubén Costas y  Unidad Nacional (UN) de Samuel Doria Medina acordaron  una alianza  y  dejaron abierta la posibilidad de que otros frentes se unan a este proyecto de oposición. Anunciaron movimientos ciudadano masivos  para impugnar la candidatura de Evo Morales. 

“No hemos salido con una candidatura, hemos salido con un mandato de seguir buscando la unidad. Tenemos que seguir haciendo todos los esfuerzos necesarios para que encontremos esa concertación necesaria que el país está pidiendo”, dijo ayer el dirigente de Demócratas, Ernesto Suárez, tras el congreso extraordinario del MDS en Santa Cruz.

 Los delegados tomaron la decisión de convocar a nuevas acciones en la defensa del 21F, a través de una movilización ciudadana para impugnar ante el Tribunal Supremo Electoral la  candidatura de  Morales.

De esta forma, Demócratas continuará en la defensa del voto del pueblo, de la democracia y de la Constitución, señaló el diputado  Gonzalo Barrientos. “No puede ser posible que cuando el pueblo tomó una decisión el MAS no haga caso a esa decisión. Saldremos a las calles, plazas y comunidades, vamos a organizarnos en defensa del voto con una impugnación masiva, llevaremos miles de impugnaciones al TSE” , explicó el legislador.

Mañana martes 13 de noviembre es la fecha límite para el registro de alianzas de partidos con miras a las internas, según el cronograma establecido por el Órgano Electoral Plurinacional. 

 La respuesta de UN

Barrientos dijo que en el congreso de Demócratas estuvieron presentes dos dirigentes principales de UN, uno de ellos el secretario ejecutivo de ese partido, Jaime Navarro. Horas más tarde, se conoció la respuesta de este frente.

 UN emitió un comunicado en el que autoriza a su líder, Samuel Doria Medina, a concertar la alianza con el partido verde. “Unidad Nacional expresa su interés prioritario en celebrar esta alianza con un partido hermano en la oposición al autoritarismo, compañero de fórmula en las elecciones de 2014 y con el que hasta ahora hemos compartido responsabilidades parlamentarias, el Movimiento Demócrata”, dice el documento. 

Más adelante señala que UN “autoriza a su presidente, Samuel Doria Medina, a concordar una alianza política electoral en el marco de su estrategia de unificación”.

Barrientos recalcó que Demócratas tomó la decisión de esperar a que otros partidos se unan a este proyecto político. “Vamos a seguir conversando, por el momento hemos aprobado la alianza con Unidad Nacional, pero las conversaciones con otras agrupaciones, van a continuar”, señaló.

Algunos frentes con los que UD  concertó una alianza son el Movimiento Originario Popular  (MOP) de Potosí y Venceremos de El Alto.

Sobre el binomio presidencial, el legislador sostuvo que el mismo se definirá hasta el 28 de noviembre tal como lo establece el cronograma de primarias de enero de 2019 definido por el Tribunal Electoral.

El sábado el líder de Movimiento Tercer Sistema, Félix Patzi ratificó que irá a las primarias sin aliarse con otro partido político. 

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Édgar Montaño observó que los opositores dejaron fuera de su alianza a Carlos Mesa, candidato del FRI. “El señor Mesa es víctima de sus indecisiones. Él dijo que no iba a ser candidato y ahora resulta que sí es candidato. De paso, no importan las alianzas, la derecha no tiene propuestas”, aseveró.

 Según Montaño, los partidos opositores tienen como único planteamiento el 21F y “Bolivia dijo No, pero nada que beneficie a los bolivianos”. 

Punto de vista
Paul Antonio Coca, Analista electoral

“Hay  mentalidad caudillista”

La oposición no estará unificada como es el deseo de buena parte de la población, debido a la mentalidad caudillista que impera en la política nacional. La lógica simplista de “unidad sí, pero conmigo a la cabeza” ha sido la base de toda negociación política desde 2005, y el resultado siempre beneficia al MAS.

A título de “unidad”, habrá dos grandes bloques opositores que se pelearán por el mismo segmento de votantes opositores al partido de Gobierno, uno en el que está Demócratas, UN y otros, y en el otro están FRI, SOL.bo y otras fuerzas.

Lo más probable, es que se repita la misma historia: la propia oposición se ataca mientras el MAS mira de palco.

Carlos Mesa ha optado por alianzas con actores políticos pero no con partidos, obviando que son estos los que participan en los comicios, canalizan las demandas de sectores, tienen recursos y personas a disposición.

 En política, la sola simpatía no basta para alcanzar el poder, y la campaña que será la más larga que se ha visto y Mesa, el opositor que goza de más aceptación, podría verse afectado por  lo que ocurra en el transcurso de los meses.

Sin embargo, el punto fuerte de Mesa es ese: tener a nuevos cuadros (plataformas ciudadanas) que han surgido de manera contestataria al Gobierno, y que van a oxigenar las listas parlamentarias. Aunque la inexperiencia política podría llegar a tener peso, ya que no es lo mismo ser activista social que persona política que pretende ganar una elección.

Su mayor reto será tener un programa de gobierno y estrategia política que logre arrancar votantes del MAS.

 

164
74