Aspiración marítima, mejor que en 2013, dice Brotóns

viernes, 09 de noviembre de 2018 · 01:05

 ERBOL y Página Siete / La Paz

El abogado español Antonio Remiro Brotóns, miembro del equipo que llevó adelante el litigio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra Chile, sorprendió ayer al afirmar que las perspectivas de la reivindicación marítima boliviana están mejor ahora que en 2013, cuando se presentó la demanda, una opinión totalmente contraria al contenido del fallo y a la opinión generalizada en el país.  

“No estamos igual y, por supuesto no estamos peor, estamos mejor”, aseveró Brotóns, que visita Bolivia para el 11º Encuentro de Economistas de Bolivia, que toca el tema de la mediterraneidad.

Bolivia planteó que la CIJ obligue a Chile a “negociar de buena (manera)” una salida soberana al mar, y este tribunal falló en contra de esa demanda.

A pesar de ello, el español explicó que Bolivia, antes de presentar la demanda, estaba en un “callejón sin salida”, puesto que por Constitución tiene la obligación de buscar la reivindicación marítima, pero el Gobierno chileno había expresado que no tenía interés en negociar.

Ahora, por el contrario, después del fallo de la CIJ, Chile ya no puede poner al Tratado de 1904 como una “barrera infranqueable” contra el pedido boliviano, puesto que en sentencia de 2015, sobre la objeción preliminar, la Corte ha determinado que la negociación y el Tratado son cosas independientes.

Asimismo, el abogado español resaltó el último párrafo del fallo del 1 de octubre, en el cual la CIJ aclara que si bien Chile no tiene la obligación de negociar, eso no impide que existan  conversaciones para solucionar el diferendo, lo cual es de interés de ambos países. Señaló que si bien Chile puede pedir que Bolivia cumpla el fallo del 1 de octubre, también cabría preguntar si los chilenos lo cumplirán.       

Brotóns sostuvo que el diálogo es inevitable. Indicó que Bolivia no podrá decir que Chile está obligado, pero podría plantearle en el futuro que a ambos países les convendrá conversar porque tendrán intereses comunes.

Para replantear un pedido a Chile, sugirió tomarse el tiempo para que baje la adrenalina. Señaló que Bolivia estuvo 100 años en los esfuerzos para su reivindicación y que debería tomarse unos meses para delinear una propuesta seria.

El jurista advirtió que tal vez la actual dirigencia chilena no puede tener interés en dialogar, pero eso también puede cambiar en el futuro con otros liderazgos políticos en ese país.

Criticó la decisión de los jueces de La Haya que rechazaron la demanda boliviana. Dijo que los tribunos actuaron bajo el prejuicio de que los Estados tengan la libertad de negociar y dejar de hacerlo como deseen, y buscaron los argumentos para sustentar esa premisa.

 

 

19
282