Fuertes protestas contra Evo derivan en disturbios en la puerta del TSE

Manifestantes, que se plantaron frente a la sede del organismo lanzaron a los policías desde huevos hasta cáscaras de choclo. Cuando subió el clima de tensión, los efectivos aplicaron gas pimienta.
viernes, 07 de diciembre de 2018 · 02:05

Laura Maldonado / La Paz 

 La movilización  que se llevó adelante  en defensa del 21F terminó  en disturbios en inmediaciones de la sede del Tribunal Supremo Electoral (TSE). También se registró similar panorama  en las movilizaciones de Cochabamba.

En la plaza Abaroa, confluyeron   las marchas que partieron de Konani (occidente) y Chaparina (tierras bajas). Los integrantes de ambas movilizaciones reforzaron la vigilia que activistas iniciaron esta semana  para defender  el   referendo del 21 de febrero de 2016.  

 Foto: Sara Aliaga / Página Siete

Las caravanas llegaron al sitio después del mediodía. Con los movilizados que participaron en  esas columnas se formó una “masa de protesta” contra la sede del TSE, entidad que habilitó a la dupla Evo-Álvaro del Movimiento Al Socialismo (MAS), pese a la consulta del 21F. 

Tras la llegada de los marchistas, hubo un espacio de tiempo en el que   algunos movilizados descansaron y otros protestaron,   tanto fuera  como dentro de la plaza.  

 Aproximadamente a  las 18:00 comenzó todo.  Movilizados se plantaron frente a la puerta principal del TSE,   fuertemente custodiada por policías, quienes protegieron el recinto con escudos. 

Los activistas arrojaron  pintura roja y lanzaron huevos tanto al TSE como a los policías. Mientras aquello ocurría en la puerta del organismo, en el interior de la plaza Abaroa, en una tarima,  discurseaban los dirigentes de las marchas y de la vigilia. 

 “Vamos a mantenernos movilizados hasta que se anule la resolución del TSE...”,  dijo  Fernando Vargas, quien lideró la “marcha de Chaparina”;  pero precisamente en ese momento  los ánimos en las puertas del TSE comenzaban a caldearse.  
 
Hubo un instante  en que los jóvenes encendieron una fogata con los maples de huevos que llevaron para protestar. Con la llama,  quemaron la cuerda de seguridad que había entre ellos y los policías. 

 Foto: Sara Aliaga / Página Siete

Los movilizados, que asediaban el recinto, intentaban rebasar a los efectivos.  “La patria es primero”, “Por quién ha votado  usted, policía”; “La Policía dijo no”; y “Mi voto se respeta c…”, fueron algunos de los estribillos que gritaron los activistas. 

En un momento dado, dos jóvenes  colocaron una bandera nacional  encima de dos escudos de los policías, pero rápidamente un efectivo  retiró la enseña con brusquedad y la metió detrás de la columna de seguridad. Aquello  provocó   indignación.  “No tenemos miedo, c...”, replicaron los manifestantes. 

Luego, otros activistas repitieron la acción, pero con una bandera blanca de “Bolivia dijo No”. Otro efectivo retiró la bandera con cierta rudeza,  lo que incitó aún más la indignación de los movilizados. 

Aquello fue el prolegómeno. En ese instante   subió la tensión y de ahí en más los gritos se escucharon  con más vehemencia y  los activistas lanzaron huevos, cáscaras de choclo, basura y hasta los protectores de madera  que se usan para preservar a  los   árboles  recién plantados.  

Luego, los manifestantes   utilizaron uno de esos protectores  de madera como una especie de  ariete y arremetieron en contra de  los policías. Acto seguido,  varios lanzaron puntapiés contra los escudos.  

Aquello  provocó que los efectivos  usaran gas pimienta para dispersar  a los manifestantes y procedieran a extender la columna de resguardo hasta la acera de la plaza.

Mientras los activistas  escapaban, los policías  deshicieron  las carpas  de la vigilia. La medida enfureció a los movilizados,  quienes respondieron  con una “lluvia de piedras”.

 Foto: Sara Aliaga / Página Siete

“Lo único que buscamos es que vuelva la democracia en nuestro país, no queremos vivir en dictadura, como lo han determinado los vocales del TSE con la habilitación de Evo Morales. Sólo hemos lanzado con huevos y la Policía nos gasifica”, dijo Carlos Poma.

Ante la escalada, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, Amparo Carvajal, pidió  a los activistas  bajar los ánimos y retirarse del lugar. “¿Queridos bolivianos amigos, seríamos capaces de retirarnos sin que tengamos que llorar por ningún muerto?”, imploró. Sin embargo, los manifestantes respondieron: “¡Noooo!”. Y luego entre los estribillos que profirieron,  gritaron de formas repetida:     “Abrogación de la resolución”, en referencia a la habilitación del binomio Evo-Álvaro. 

En la noche, llegó un carro Neptuno, un vehículo antidisturbios,  y se reforzó la seguridad policial.  Una mujer  frente a los efectivos rogó:   “No cometan el error, por favor. Necesitamos paz, sólo exigimos democracia, justicia y libertad. No queremos guerra, por favor señores no nos maten”. 

La  Policía informó  que en los disturbios de ayer dos efectivos quedaron heridos. En la noche se reportó que los ánimos comenzaron a menguar, mientras varios movilizados  se retiraban del lugar.

En Cochabamba, luego del cabildo que realizaron los manifestantes en  esa urbe,  un grupo de marchistas se dirigió hasta el Tribunal Electoral Departamental;  y cerca de las 21:00 protagonizaron disturbios en el lugar. Los  movilizados  intentaron retirar  del sitio a los efectivos  que resguardaban el recinto. Hubo empujones de ambos bandos. La Policía de la Llajta reportó que  los manifestantes incluso causaron daños a un carro Neptuno.

Evo: Vocales del TSE no son jueces

El presidente Evo Morales afirmó ayer  que los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) no son jueces para definir su candidatura,  porque su rol es netamente administrativo;  y conociendo esa realidad los políticos de la derecha mintieron a sus seguidores haciéndoles creer que lo podrían inhabilitar para las elecciones.  

“Compañeros,  hay que estar preparados, habrá cualquier amedrentamiento, cualquier mensaje de intimidación al pueblo para que Evo no sea ratificado (…). No sé si se dieron cuenta con el tema de la candidatura,  la derecha sabía exactamente que el rol del TSE es administrativo,  porque (sus vocales) no son jueces para definir si Evo es o no candidato”, afirmó. 

El Presidente expresó  que el TSE tiene la obligación de respetar la sentencia constitucional y que la derecha,  sabiendo eso,  engañó a sus bases,    indicando que el Tribunal podría inhabilitarlo. “Eso no es atribución del Tribunal”, dijo.  

 

 

78
174

Otras Noticias