Jaime Paz: “Si estoy aquí como candidato es porque reivindico mi veteranía”

El expresidente dice que Mesa lo traicionó. Anticipa que habrá fraude y que Evo no se irá del poder.
domingo, 9 de diciembre de 2018 · 00:04

Página Siete / La Paz

No fue una entrevista fácil. Jaime Paz es un viejo lobo de mar y pretende evadir las preguntas que le incomodan. Pese a eso, habló de su reciclaje en la política, de una supuesta traición de Carlos Mesa y sobre lo difícil que es buscar la unidad de la oposición. 

Los temas que definitivamente no quiere contestar tienen que ver con los derechos de la mujer y de la población GLBTI. Quizá porque reinvindica su cristianismo, lo mismo que su veteranía. Ahora habla de valores, de ética, de familia, lo mismo que de federalismo o de presupuestos.

En más de una ocasión pide un psiquiatra para entender a las periodistas, trata de subestimarlas  preguntándoles si habían oído hablar de Angela Merkel y su coalición, pone en duda su profesionalismo y califica algunas preguntas de poco serias.

 Cree que está en curso un fraude electoral y anticipa que Evo no se irá del poder. Pese a eso, decide participar porque de otra manera, dice, tendría que irse a vivir a Marte o a la Luna.

Paz Zamora es candidato a las primarias por el Partido Demócrata Cristiano (PDC) y, cuando todos creían que se quedaría en el Picacho sembrando sus frutillas, está de vuelta. 

¿Cuál es su reacción frente a los últimos acontecimientos?

Es una irracionalidad absoluta, propia de algo en lo que se ha convertido el gobierno, en un autoritarismo cínico que pisotea el 21F. La Ley de Partidos  era para que empiece a funcionar el 2024, entonces, ¿para qué la meten al Congreso antes? Desde la convocatoria a hacer alianzas es una gran aplanadora del fraude. Estamos en el proceso del fraude. Está claro que el señor Evo Morales no se va.

¿Usted cree que no se va a ir?, ¿o sea que estas elecciones  son solamente un pretexto?

Lo que se está haciendo es para que no se vaya, ahora si todos vamos a ser cómplices de eso, bueno, vamos adelante pues.

¿Por qué usted sostiene que va a haber fraude?

No va a haber, ya empezó, no le puedes decir a un partido, en una ley, en un par de semanas tienen que aliarse. Por eso salieron alianzas pegadas con moco, pegadas con alfileres y la prueba de ello es lo que reventó (en Bolivia dice No). No le echo la culpa a Demócratas ni le echo la culpa a Samuel, los obligaron, el que tiene la culpa es el Parlamento de haber hecho esa ley.

 ¿Usted cree que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) está siendo cómplice de este fraude?

Es parte del fraude.

¿Y usted para qué se presta? 

Si no, no participo.

 Si dice que habrá fraude ¿para qué participa si sabe que va a perder? 

O la otra es que me vaya  a Marte. La noche de la presentación (de binomios), no fuimos a entregar los papeles para expresar nuestra molestia, mandamos a los delegados del Partido Demócrata Cristiano para que lo hagan.

 Pensamos que no fue para evitar el disgusto de encontrarse a Norma Piérola... 

Quién es Norma Piérola... 

Usted sabe quién es. Ella estaba haciendo lío porque no le dejaron que inscribiera su candidatura por  el PDC.

Pero yo no le admito que yo le tenga miedo a un ciudadano boliviano, yo no tengo miedo a ningún ciudadano, mujer u hombre, ni nadie, yo ando por las calles de Bolivia con un cariño inmenso de todos. No fui porque no quería hacer el juego completo, por lo menos que vean la molestia. En el binomio de la Bolivia Federal, no hay democracia sin justicia, es lo que expresa mi candidata a la vicepresidencia (Paola Barriga). Si no participamos, entonces tendríamos que ir a la Luna o a Marte, nos obligan, por eso digo que es un autoritarismo cínico.

 ¿Parte de ese autoritarismo cínico sería forzar estas primarias con binomios únicos? 

Las elecciones no están todavía convocadas y ya nos obligan a hacer alianzas, a presentar candidaturas, eso es cinismo, es un autoritarismo y qué puedo hacer yo contra ese autoritarismo, no hay Parlamento donde me vaya a quejar, no hay justicia donde yo vaya a decir que están violando brutalmente la intimidad de mis derechos, pero tengo que participar, me humillan.

¿Por qué vuelve a la política ahora? ¿Busca alguna representación parlamentaria?

Yo nunca me fui de la política. 

Pero estaba produciendo frutillas en Tarija.

Yo soy un veterano de guerra y (soy) como Eisenhower, quien ganó la guerra de Estados Unidos y volvió a Estados Unidos a gobernarlo porque era un país golpeado y dolido. Bolivia ya no necesita más experimentos, necesita un padre de familia que le dé confianza, alguien que haya gobernado bien, alguien que no haya matado gente, alguien que haya sabido unificar a los nueve departamentos. Por eso estoy aquí, yo he sido  un buen presidente. Yo podía efectivamente estar de retiro, muy tranquilo en mi Picacho, pero no puedo permitir que haya esta involución democrática grosera. No puedo quedar indiferente, me han matado al hermano, mi madre se murió de  pena, yo he sido víctima de un atentado, he fugado de la cárcel. Yo vengo aquí porque creo que puedo colaborar con mi grano de arena ante el pueblo boliviano.

 ¿Y no ha escuchado de parte del pueblo pedidos de renovación, de sangre nueva?

Yo diría que se necesita renovación, pero sobre todo, innovación, que es distinto.

 ¿Usted se considera innovador, pero no renovador? 

Esos dos conceptos son muy importantes, tu renuevas un camión porque está viejo, pero si lo cambias y compras uno técnicamente mejor, has innovado. Creo que soy un innovador, he sido siempre un innovador y hoy día sigo siendo innovador, ejemplo, cuando digo que podemos vivir sin mar, pero no podemos vivir sin democracia, o quien se animó a decir eso. Los innovadores están por encima el tiempo.

  Sin embargo, también hay rechazo de la población a la gente que está vinculada a gobiernos del pasado. Usted ha estado con Banzer, con Goni. ¿Qué dice al respecto? 

No, usted... tiene que decir... usted tiene que ser clara...

 Ha cogobernado pues usted don Jaime. 

No, yo he sido un combatiente que ha ayudado a destruir las dictaduras. Y me considero uno de los instauradores, uno de los padres de la democracia moderna boliviana. Ahora, para que funcione la democracia hemos tenido que hacer lo que se hace en política, los acuerdos. Satanizar de aquí para atrás es muy peligroso porque finalmente yo entré por la puerta ancha al palacio de gobierno y me fui por la puerta ancha. No me fui escapando de nada, ni entre alborotos, o sea traicionando a mi presidente, haciendo toda una estrategia, eso yo no soy yo. 

Pero, ¿usted ha cogobernado con Gonzalo Sánchez de Lozada, o no?

No, pero no he cogobernado.

Cuando Goni ha fugado del país usted era parte de la alianza y ese sistema de partidos ha sido enterrado en 2003. Después de eso, ¿usted se siente con derecho a volver a la política?

Escúcheme un rato, usted tiene la obligación de informar bien. Yo tenía dos opciones, elegir a Evo Morales, que era convocar al golpe de Estado inmediato, o, lo que era mi objetivo fundamental,  que la democracia funcione en Bolivia, para eso he dado mi vida, entonces elegí admitir al enemigo político, por él se murió de pena mi madre cuando (ocurrió) lo de los narcovínculos. Además, elegí al periodista más adverso a mi persona y a mi movimiento (Carlos Mesa). Dijimos “votamos por ustedes para ser presidente y vice, si se llama a una Constituyente, si se reorganiza YPFB y si se revisa la capitalización”. Yo dije “qué difícil es amar a Bolivia” y después de las tres condiciones que no las cumplieron,  se  cayeron. O sea, no es que he estado, yo podía haber votado por el golpe de Estado, que era votar por Evo entonces, yo voté porque la democracia funcione.

 El hecho es que usted apoyó a Mesa el 2002, ¿por qué no lo apoya ahora que es el candidato opositor mejor posicionado?

No, a ver, esperen, yo no voy con alguien que me traiciona después. Si yo le digo “señor, firme aquí” y yo firmo acá para cumplir este programa, no lo cumple y de la noche a la mañana se va sin avisarles.

¿Usted está diciendo que Mesa es traidor? 

No sé si es traidor a la nación, pero a mí me traicionó y a mi partido. Pero, no sé por qué ustedes me llevan hacia donde Mesa, yo no he venido a hablar de Mesa.

 Estamos hablando del escenario.

No, no, no, de Mesa. Está en el subconsciente de Página Siete.

 Viendo esos escenarios, le preguntamos: ¿cuál es su real aspiración al postular?

Si yo me presento es para ganar pues, pero eso se supone, no estoy hablando para nadie, para distraer a otro.

Usted sabe que no está en los primeros lugares. 

Página Siete hace unas encuestas... y desde hace tres años que ha colocado a Mesa en el primer lugar (Mesa aparece en el primer lugar sólo en las últimas dos encuestas).

 Nos va a tener que pedir disculpas en unos 10 meses.

¿Por qué?

Hace ocho años que Página Siete hace encuestas y hasta ahora no nos hemos equivocado.

Porque lo han hecho pues, si es un viejo truco. 

¿Está insinuando que Página Siete tiene la capacidad de poner un Presidente?  Eso obviamente es imposible.

Escúcheme, escúcheme, escúcheme. Mesa empezó su campaña con la televisión chilena, sobre el mar, yo estuve con todos los expresidentes antes de ir a La Haya y le pregunté al Presidente: “¿Usted dio permiso al portavoz para que vaya a la televisión chilena?”

¿Pero acaso necesitaba permiso?

Claro, fue allá como portavoz. Es un tipo inteligente, es un buen periodista, pero a los pocos días hicieron una encuesta y 90% de los chilenos no querían saber nada de Bolivia. Entonces, ¿el objetivo era usted (Mesa) o era Bolivia y el mar? Pasada la presentación chilena,  empezaron las encuestas de Página Siete, hace tres años. O sea, hay dos candidatos que están en campaña hace años, el primero es Evo, que está hace 12 años, y el segundo es Mesa, quien está hace tres años, pero una vez más, yo no he venido aquí a hablar de Mesa. (Este medio hace encuestas desde su fundación, es decir, hace ocho años y no desde hace tres años como afirma Jaime Paz).

¿No cree que lo más sano y lógico es que toda la oposición se una en torno al candidato mejor posicionado? Samuel Doria Medina ha dado un paso en ese sentido. 

Por eso ustedes le dan primera página.

¿La noticia del día va en primera página o pretendía que pongamos que Jaime Paz no fue a inscribir su binomio? 

Ha habido muchas noticias, si nos ponemos a hablar francamente.

 Pero, ¿esta dispersión de votos, de varios candidatos de la oposición, no cree que favorece a Evo? 

Yo más bien veo una gran coincidencia desde el año 2012 entre Mesa y Evo, lo cual  me genera grandes dudas, pero no he venido a hablar de eso.

 Entonces hablemos, ya no de Mesa, sino de Evo. ¿No cree que esto le favorece a Evo? 

Por el amor de Dios, la elección es dentro de un año, tú ya no estés anunciando ganador, tú ya tienes el ganador, yo todavía no tengo ningún ganador. A ver qué pasa en un año. Yo creo que puede irse dando una convergencia de distintas candidaturas en muchas cosas, por ejemplo, yo propongo, como no hay Órgano Electoral confiable y tenemos un autoritarismo cínico, pongámonos todos de acuerdo en hacer un control ciudadano masivo del día de las elecciones. Todos haciendo control paso a paso, la señora presidenta del Órgano Electoral se levanta para ir al baño, tres van hasta la puerta del baño detrás de ella. Ante el cinismo, cinismo también.

 ¿Por qué se resiste a buscar la unidad previa a las elecciones?

A ver, díganle a los evangélicos que se unan en Bolivia.

 ¿Por qué pone ese ejemplo?

No es pues asunto de sentarse en una mesa y unirse, no es así, yo no puedo unirme y apoyar a uno que me traicionó.

 ¿Por qué se siente traicionado?

Una vez lo probé, le di el voto siendo el periodista más adverso hacia nosotros. Hizo escándalo del tema de la DEA, de los narcovínculos, le dimos por amor a la democracia en Bolivia, pero no me pidan... Oiga, lo conozco, lo único que puedo decir es que lo conozco. No puedo hacer alianza, no puede ser.

¿Por qué se siente traicionado si teóricamente al que Mesa traicionó es a Goni, no a usted? 

A los dos.

Pero usted dice que estaba ya en contra de Goni, ¿más bien no debería estar de lado de Mesa el 2003?

Tendrían que traerme un psiquiatra acá para ver qué es lo que hay con Mesa, pero bueno, las unidades posibles, porque se ve que esta no es posible. Hacer apología de que no hay unidad, es hacer apología del gobierno del MAS.

Es que no sólo se trata de unir. Otra fórmula podría ser que algunos candidatos de la oposición se bajen de la carrera electoral.

Pero tenemos un año. Lo que sencillamente yo te digo es que algunas candidaturas se tienen que bajar porque se han de sentir débiles o por lo que fuere.

¿Usted se bajará?

Y yo por qué. Yo pensaba que usted era más profesional, perdóneme. Cómo me va a decir que yo me voy a bajar, por qué esa pregunta, ahora pregúntame qué pienso de la República Federal de Bolivia.

Ya hemos publicado su propuesta sobre ese tema.

Si todos tienen buena fe en unirse, hagamos un plan, dónde te sientes vos candidato fuerte, tú pones un uninominal ahí; yo me siento fuerte aquí, yo pongo un uninominal aquí. La mejor unidad sería para el control electoral. Lo mejor sería que se haga un nuevo órgano electoral, segundo, que se haga un nuevo padrón, o se revise seriamente ese padrón porque con el escándalo de las militancias desde afuera deben vernos como país de burros. Propongo revisar ese padrón, una nueva Corte Electoral y escrutinio manual, somos muy poquitos, no necesitamos la tecnología, el sistema.

¿Cuál es la diferencia con el actual porque actualmente tenemos escrutinio manual?

Sí, pero hay un punto en que entra también (la tecnología). Y la otra forma de unidad es de que nos pongamos de acuerdo y digamos, miren, yo soy fuerte en tal distrito, en tal circunscripción, votemos todos por esto, todos votamos por su candidato.

Sería casi como un cuoteo de cargos. 

Pero por el voto.

Pero cuoteo al fin.

Pero y qué tienes tú contra el cuoteo. En cualquier parte donde hay alianzas (ocurre), en Alemania, hoy día hay una canciller Merkel, no sé si está enterada...

Algo leo (la periodista ríe) 

Algo ha escuchado. Merkel gobierna con una coalición. O sea, cuoteo. ¿Por qué no dicen cuando hay cuoteo dentro del MAS? Resulta que la COB pide un ministro y el otro pide...

Eso está clarísimo, pero usted no es el candidato del MAS para hacerle esa pregunta.

Me parece una carga ideológica brutal, un tono despectivo, cuoteo es contra la democracia, en democracia se llegan a acuerdos.

¿Entonces hay un cuoteo bueno y uno malo?

Si usted le llama cuoteo es porque usted no es democrática.

Hablemos de su programa. ¿Usted cree que Bolivia está preparada para un federalismo? 

Recontra preparada, pero pide a gritos, es la única manera de combatir la corrupción.

Pero ni siquiera la autonomía ha funcionado, peor el federalismo. ¿No cree?    

El gobierno de Evo ha demostrado que la autonomía no es lo que debe ser, tiene que ser federalismo porque autonomía no funciona. No somos los únicos que lo estamos descubriendo, España está a punto de pasar al inventario el término autonomía. Se dieron cuenta que no funciona y ellos están ya discutiendo el federalismo. Aquí, en 12 años, el centralismo nunca ha sido más grande, entonces vamos al federalismo; además, debíamos haber nacido federales porque estábamos muy distanciados unos de otros. En el federalismo, el gobierno central se tiene que dedicar a la defensa, a las relaciones exteriores, a la macroeconomía, dividámonos competencias, dividámonos el dinero. Estamos planteando siete pilares, hemos sido los primeros en presentar programa. Otro tema importante es dar vuelta al presupuesto, que lo que está abajo, como salud, educación, empleo, inversión, producción,   suba. Y lo que está arriba que baje, como Ministerio de la Presidencia, Ministerio del Interior, Fuerzas Armadas. Y en el tema exterior, a todos los que han hablado tanto de La Haya y del mar, por favor, cállense, vamos por lo que tenemos, como Puerto Busch. Si estoy aquí es porque reivindico mi veteranía. Necesitamos a alguien que pueda unificar y que pueda resolver procesos productivos.

Usted hacía referencia a los evangélicos, en sentido de que nunca van a votar por una...

No, no, no, tú te preguntas por qué hay tanta iglesia evangélica, deben ser como 5.000, cuando están con el mismo evangelio, quiere decir que no es fácil la unidad.

Usted se ha aliado con una persona (Paola Barriga), quien ha manifestado ser religiosa. ¿Cree que es importante conquistar a ese conglomerado?    

No conquistar, lo que es importante es ejercer lo que uno es, yo soy cristiano. 

¿Cristiano católico o cristiano evangélico?

Cristiano. Católico o evangélico, ambos son cristianos, creemos en Cristo, además no el muerto, sino el resucitado, el que te da esperanza. Entonces, por qué no unir a todos los cristianos porque lo que está viviendo Bolivia es una crisis de valores, de ética, entonces por qué no voy a acudir yo a la gente que, como yo, cree y que su creencia lo lleva a ser honrado, lo lleva a no matar, a preocuparse de los niños. Elegí a una señora que no es pastora, pero que sí es muy creyente, cristiana, que es la abanderada de la lucha por la justicia en Bolivia y, sobre todo, de los sectores vulnerables, la mujer, la familia, la niñez. Si alguna condición puede haber de su parte es que hagamos el Ministerio de la mujer, de la familia y la niñez, le dije que claro, que se va a dar cuando demos la vuelta al presupuesto.

¿Cuál es su posición respecto a las conquistas de derechos de la comunidad LGBTI?

No quisiera hablar de eso, no he venido para eso a esta reunión.

Es un tema que forma parte del debate político. 

No, pero lo están metiendo (ustedes), es la primera persona a la que escucho hablar de eso.

 Ya hay candidatos que están debatiendo estos temas.

Hablemos cosas serias.

 ¿No es serio entonces el tema? 

Es serio, linda, es serio, y si quiere tocar esos temas vaya a tocar con doña María Galindo, quien es una gran representante de los valores que representa.

 ¿Usted quiere ser presidente del país y quiere obviar temas tan importantes como los derechos de las personas?

No creo que sea el tema de discusión en este momento, todo tiene su momento. No porque usted me pregunte yo debo hablar.

Si usted no quiere responder, no responde. 

No es que no quiero responder, le estoy diciendo que no es el momento. No he dicho que no voy a responder, he dicho que no es el momento. Eso para que usted sepa hacer preguntas en el momento adecuado.

Y sobre conquistas de las mujeres, por ejemplo, derecho al aborto legal, ¿qué opinión tiene? 

Es lo mismo, pero no quiero hablar de eso.

Pero, donde Jaime...

No quiero hablar de eso, yo quiero hablar de la República Federal.

 Pero, es que...

Es que yo soy antiaborto, pero sí, por Dios.

Está bien. Gracias. 

Está bien, qué gustosa la señora.

 Pero don Jaime, no se ponga agresivo. 

Ustedes agreden con la pregunta.

Somos periodistas, no somos sus relacionistas públicas. 

Oiga, con lo que está en la legislación boliviana, ya déjala ahí tranquila, no la muevan, pero que pena, che, yo pensé que veníamos a hablar de algo más positivo.

Usted ha elegido una candidata vicepresidencial que ha trabajado con el gobierno del MAS. ¿Eso no le dice algo?

Aquí hay que traer a un psiquiatra. Trabajó en el área pública, no con el MAS. O es delito trabajar con el sector público, trabajaba en el Ministerio del Interior, trabajó en el Ministerio de Medio Ambiente y Agua y trabajó en el Ministerio de Salud, trabajó en los tres lugares. Cuando trabajó en el Ministerio del Interior se fue a los seis meses tirando puertas al ver la corrupción enorme que había adentro. Si quieres renovación por años ahí está un ejemplo, renovación en ella y si quieres innovación, aquí hay otro ejemplo, a pesar de los años, o sea es un binomio de renovación e innovación.

Usted decía que toda su vida la ha dedicado a la democracia. 

La democracia es mi objetivo, yo soy de la izquierda que arregló cuentas con la revolución cubana, con el comunismo, me di cuenta de que en América Latina lo que hacía falta era democracia y fui el primero en decir, dejémonos de historias en plena democracia.

¿Cómo cree que puede aportar ahora para defender la democracia? 

Tragando saliva, tragando saliva para seguir unos pasos que nos marca el autoritarismo cínico, para poder participar, por lo menos participando podré hacer algo para evitar que siga la involución democrática, para que siga esta amenaza constante contra la democracia.

¿Usted cree que el MAS se ha burlado de todos los opositores tomando en cuenta que los ha puesto a todos en su redil?

Es el abuso total, el 21F es el hecho político más importante del siglo XXI boliviano. Yo me dije para mí mismo, Jaime pertenece a la generación de la democracia y veo que no hemos arado en el mar, ni sembrado en el desierto, el resultado del 21F muestra que durante los últimos 30 años en Bolivia no se ha perdido el tiempo.

O sea, ¿usted, al estilo de un caballo de Troya, va a atacar desde adentro?

Yo estoy en la defensa del 21F, pero con vergüenza ajena vamos a entrar, pero el 21F se respeta.

Usted hablaba de la unidad para controlar el voto, ¿no sería también interesante una unidad de todos los partidos opositores para decir que no haya primarias entendiendo que no hay qué elegir?

Lo decimos, pero voy a plantar mi demanda de que no haya primarias, quién me escucha, quién, quién puede defender, quién puede cambiar. Ir donde Evo Morales sería para que me saque a patadas, no hablemos de cosas que no existen. Estamos en esa situación absolutamente anómala, viviendo bajo un autoritarismo cínico.

EL REGRESO

  • El inicio  Cuando se le pregunta su fecha de nacimiento dice que es de la generación pos  Guerra del Chaco. Nació el 15 de abril de 1939 en Cochabamba.
  •  El político  Gobernó Bolivia entre 1989 y 1993. Llegó al cargo con la tesis del triple empate porque había salido en tercer lugar, pero se hizo presidente.
     

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
21F
293
363