García Linera cometió varios errores históricos en entrevista con periodista venezolano

Por ejemplo, expresó que la Guerra del Chaco terminó en 1936 (terminó en 1935), que se han producido 170 golpes de Estado en Bolivia y que hace un siglo se demoraba un año en llegar desde La Paz a lo que es hoy el departamento de Pando.
jueves, 19 de abril de 2018 · 18:29

ANF

El vicepresidente Álvaro García Linera fue entrevistado por el periodista venezolano Walter Martínez, que transmite su programa “Dossier” en Telesur, y cometió varios errores en sus apreciaciones sobre la historia boliviana, según hicieron notar algunos interesados en la materia.

Entre otras cosas, por ejemplo, García Linera dijo que la Guerra del Chaco terminó “a fines del 36”, cuando en realidad ésta se produjo entre 1932 y 1935. El “Protocolo de paz” entre Bolivia y Paraguay fue firmado en Buenos Aires en junio de 1935.

También a propósito de esa conflagración, el Vicepresidente repitió algo que los historiadores consideran un “mito”, la idea de que dos empresas petroleras manipularon a los dos países, una a Paraguay y otra a Bolivia, para alentar la guerra. Esa teoría indica que la estadounidense Standard Oil y la anglo-holandesa Royal Dutch-Shell apoyaban a Bolivia y Paraguay, respectivamente.

En su libro “Tan lejos del mar”, Robert Brockmann señala al respecto: “Pregúntese a casi cualquier boliviano, empezando por sus máximas autoridades políticas, pasando por algunos de sus más notables intelectuales, hasta el último peatón y afirmará que la Guerra del Chaco fue provocada por la Standard Oil en defensa de sus ganancias capitalistas. El folklore histórico es más fuerte que la evidencia histórica. O la falta de ella”.

Según Brockmann, “en Bolivia el principal abanderado de la teoría de la conspiración petrolera fue Tristán Marof (Gustavo Navarro), una de las figuras políticas e intelectuales más eminentes de la izquierda boliviana en la primera mitad del Siglo XX. Para Marof, aquella guerra se había desatado no por un conflicto entre dos naciones que tenían 50 años de batallas diplomáticas, ‘sino porque el Chaco era precisamente el camino triunfal del petróleo de la Standard Oil, que busca su puerto en el río Paraguay’”.

Diversos historiadores han criticado que se persista en afirmar que la guerra fue producto de la manipulación de las empresas petroleras. La entrevista fue retransmitida por TVB.

Otro aspecto errado de las respuestas de García Linera, que habló en la entrevista sobre diversos tópicos, fue haber señalado que hace un siglo se demoraba “un año” para llegar desde La Paz hasta el río Acre (lo que hoy es el departamento de Pando).

El libro “Historia de Bolivia”, de Augusto Guzmán, al hablar del traslado de un batallón enviado desde La Paz hasta el río Acre durante el conflicto con Brasil, afirma: “la tercera expedición de fuerzas regulares salió de La Paz en julio de 1900, al mando del ministro de Guerra, coronel Ismael Montes, con 321 hombres, y llegó en octubre a la barraca Mercedes (sobre el río Orton, actual departamento de Pando)”. O sea que se llegaba en tres meses, no un año, hasta el actual Pando.

Finalmente, García Linera expresó un dato que suele repetirse con frecuencia, pero que es un error según el libro “Presidentes de Bolivia”, de Carlos Mesa: que Bolivia tuvo 170 golpes de Estado en su historia.

Mesa asegura que no puede haber habido tantos golpes de Estado en un país que tiene hasta ahora 86 gobiernos y 66 presidentes. Considera que los diversos alzamientos, revueltas o conatos que se han registrado en Bolivia no pueden ser considerados “golpes de Estado”, que indica la toma del poder por la fuerza.

Según la explicación de Mesa, el país ha tenido 37 golpes de Estado en total en su historia: 23 de ellos “golpes de Estado convencionales”; transmisión del mando de un gobierno de facto a otro gobierno de facto (siete casos); guerras civiles, levantamientos populares y revoluciones (tres casos); sucesión ilegal del mando (dos casos), y otros (dos casos).

Mesa ha señalado que escribió el mencionado libro, de 720 páginas, para tratar de desbaratar el mito de los “170 o 200 golpes de Estado” supuestamente ocurridos Bolivia, pero la versión, lamentablemente, continúa.

54
505