El Vice tiene un chalet de Bs 1,8 millones y un avión Falcon francés a su disposición

El inmueble que ocupa actualmente con su esposa, Claudia Fernández, e hija costó 1.879.409 de bolivianos. La aeronave que utiliza costó más de seis millones de dólares, aunque es de propiedad del Estado.
domingo, 24 de junio de 2018 · 00:00

María Carballo / La Paz

“Somos gente sencilla, no hemos venido a enriquecernos ni a dar trabajo a nuestra familia”. Así se expresaba el vicepresidente Álvaro García Linera en septiembre de 2017, durante un acto oficial. No obstante, para ese año el segundo hombre más importante del país ya contaba con el crédito de una casa valuada en más de 1,8 millones de bolivianos y un avión del Estado a su disposición.

“Álvaro García Linera tiene de propiedad una casa en la zona de Achumani. En realidad no soy tan propietario, porque el dueño es el banco. He obtenido un crédito de vivienda, tanto mi esposa como yo hemos obtenido ese crédito para pagar esta casa en un plazo de 15 años y mensualmente pagamos de nuestro salario la parte del capital y de los intereses para adquirir esta vivienda”, respondió la autoridad a la consulta de Página Siete.

García Linera se considera a sí mismo un comunista y de vida austera. En más de una oportunidad aseguró que lo único que se llevará, cuando deje el Gobierno, serán sus libros. 

La Declaración Jurada del Vicepresidente tiene fecha del 31 de octubre de 2017. La misma  aparece en la página web de la Vicepresidencia y establece que García Linera adquirió un bien inmueble, en 2015, por el valor de 1.879.409 de bolivianos (más de 270  mil dólares),   gracias a un crédito del Banco Unión. El monto que aún debe pagar a la entidad bancaria es de 1.168.903.57 bolivianos. La vivienda se ubica  en la calle 22 de Achumani.

“Ustedes saben que Achumani  tiene un nivel del precio del terreno menor que Cota Cota, menor que la zona de San Pedro, menor que la zona de Sopocachi”, señaló el Vicepresidente. 

Agregó que para obtener el crédito para  su vivienda vendió el  departamento que tenía y  que está   ubicado en la zona de Sopocachi, en la avenida 6 de Agosto.

“Fuera de esa casa de la que soy deudor, creo que debo 100 mil dólares, no tengo otra propiedad, mis libros y mi cerebro como buen comunista”, expresó.

El Banco Unión ofrece el crédito de vivienda social  con un límite de préstamo de 897 mil bolivianos, con una tasa de 5% promedio de interés. Mientras que el crédito de vivienda “común” que se ofrece a los clientes, no tiene límite en la cantidad de recursos que se puede otorgar como préstamo y la tasa de interés es del 7%.

En un video  del Ministerio de Comunicación, del  19 de noviembre de 2014, se ve al Vicepresidente en un acto de entrega de viviendas sociales en Valle Grande, Santa Cruz. En su discurso,  García Linera explica cómo  beneficia a las personas de bajos recursos el crédito de vivienda social. Luego, relata que antes de tener una casa a crédito, andaba “como nómada cargando sus libros”. 

La aeronave 

Hay tres aviones y tres helicópteros  a disposición   de Evo Morales, de García Linera y de algunos ministros, según El Deber.   El Primer Mandatario utiliza exclusivamente el FAB 001, que es el avión presidencial de industria francesa Dassault Falcon 900 EX y dos helicópteros Eurocopter, uno modelo EC 145 y el otro AS 350 B3. 

García Linera se desplaza en un Dassault Falcon 50 EX, que es el FAB 002 y suele utilizar los mismos helicópteros que emplea Morales.

El FAB 002 fue adquirido por el Estado en el año 2013. De acuerdo con la página web del Ministerio de Defensa, la nave llegó a Bolivia el 25 de noviembre de ese año. De procedencia francesa, el avión fue destinado inicialmente a la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). Su costo -según el portal de ese despacho- superó  los  seis millones de dólares. 

El vicepresidente García Linera explicó que este artefacto no es de su propiedad, sino que lo adquirió el Estado para el uso exclusivo de la función pública.

“¿Usted me pregunta qué uso se le da a los aviones del Estado? Los usos que corresponde a la función pública. Después de hablar con usted, me voy a subir a un helicóptero del Estado para ir a entregar un puente (...).  Un avión del Estado es lo mismo, el avión del Estado es avión de todos los bolivianos”, afirmó.

La cuenta de Twitter de la Secretaría de Comunicación e Información de Paraguay registra, el 18 de junio, dos fotografías de la llegada de García Linera a ese país para participar de la LII Cumbre del Mercosur. En las imágenes se observa que el Vicepresidente llega junto a su esposa, Claudia Fernández, y su hija. La familia aparece en las imágenes  tras descender  del avión, que lleva el rótulo de “Estado Plurinacional de Bolivia”. 

El mismo día, Morales llegó a China  en el avión presidencial. En  ese país se reunió con su homólogo Xi Jinping.    


“En mi casa he habilitado una oficina para la Vicepresidencia”

El exvicepresidente  Víctor Hugo Cárdenas aseguró que durante su gestión (1993-1997)  no obtuvo ningún “beneficio” como una casa, o que  un avión  esté a su disposición. “Es que esos eran otros tiempos”, expresa.

Cárdenas fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada. Llegaron al poder con la  alianza MNR-MRTKL.    

A la consulta de si entonces tenía o no un avión a su orden, la exautoridad explica que la mayoría de los vuelos que se realizaron durante su gestión  fueron del “tipo comercial” y en algunas ocasiones utilizó algunos vuelos en las naves de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB).

“En cuanto a mi casa, tengo una casa en La Paz, en la zona de Bella Vista, que la tenía mucho antes de llegar a cargos públicos y he salido de la gestión con la misma casa. Es decir no he tenido otros bienes”, asegura.

La exautoridad indica  que tiene otra vivienda en su comunidad natal, Sancajahuira, a orillas del lago Titicaca. La casa  fue allanada en marzo de 2009 por un grupo de personas supuestamente afines al Gobierno. 

La turba -según el exvicepresidente- ingresó por la fuerza a la vivienda, agredió  a la familia de Cárdenas. El ataque  se debió, presuntamente, al rechazo que expresó la exautoridad  a  la nueva Constitución Política del Estado.

“En mi casa he habilitado una oficina para la Vicepresidencia, he atendido desde mi casa. Es cierto que el Ministerio de Economía me dijo que yo tenía derecho a alquilar una residencia propia de un Vicepresidente, pero yo he renunciado a eso porque me parecía un gasto innecesario, he ahorrado dinero al Estado”, afirma.

Además, el exvicepresidente asegura que un gasto de esa magnitud “era un lujo” al que no se debía acceder, porque “el país no estaba pasando por un buen momento en su economía”.

Cárdenas sostiene   que durante el periodo  que le tocó ejercer,  Sánchez de Lozada no contaba con un helicóptero, como ocurre hoy con el presidente Evo Morales.

“El presidente (Sánchez de Lozada) tenía un avión para la Presidencia. La Vicepresidencia no tenía ni avión ni helicóptero. Por eso utilizábamos vuelos comerciales y los aviones que ya tenía la FAB”, indicó.

Cárdenas agrega que en una oportunidad se vio obligado a alquilar un avión particular para viajar a Caranavi  con el fin de entregar una obra, actividad que era “urgente cumplir”.

“Era el año 96 y como era un avión particular, me accidenté, incluso estuvo en riesgo mi vida”, relata la exautoridad.

Cárdenas afirma que  hoy  el Gobierno “maneja mucho dinero” para la Vicepresidencia.


“Si ni siquiera llegué a tener un  auto, ¿cómo iba a tener un  avión?”   

El expresidente  Jaime Paz Zamora también tiene su propia historia de cuando se desempeñó como Vicepresidente del país, durante el Gobierno de Hernán Siles Zuazo. 

Paz Zamora llegó a la Vicepresidencia  en 1982. No obstante, sus relaciones con Siles Zuazo fueron tensas y de confrontación por la ruptura que hubo entre el MIR y la coalición. Finalmente, renunció al cargo el 14 de diciembre de 1984 para habilitarse como candidato presidencial. 

Pero durante este lapso de dos años  el exvicepresidente recuerda “su austeridad”.

“En el año 82 se estaba retornando a la democracia después de los golpes de Estado. Antes no había Vicepresidencia. Fui el primer vicepresidente del proceso democrático. Entonces no tenía oficina”, explica.

El despacho   de la Vicepresidencia, que en un principio estaba habilitado en el Congreso, fue ocupado por los presidentes de las cámaras de Diputados y Senadores, por lo que Paz Zamora no tenía una oficina.

“Entonces,  el Sindicato de la Caja Nacional de Salud me prestó una pequeña oficina en el edificio Alborada, en el octavo piso. Me tuve que ir ahí, porque los partidos tradicionales, que eran el MNR y ADN,  se habían apoderado del Congreso”, relata.

Se le consultó a la exautoridad si durante su gestión el Estado llegó a entregarle un avión que pudiera usar en su calidad de Vicepresidente. Paz Zamora contestó:  “Si ni siquiera llegué a tener un auto ¿cómo iba a tener un avión? Yo fui un vicepresidente sin auto. Tuve que prestarme un auto bastante viejito,  que tenía un amigo mío, que era el Ministro de Hidrocarburos. Entonces hay una gran diferencia entre lo que era la Vicepresidencia en ese entonces y lo que es ahora”.

Respecto a su vivienda, el exvicepresidente explicó que alquiló “una casita” en la zona de Sopocachi, cuyo  arrendamiento canceló con el presupuesto del Ministerio de Economía, derecho que se les otorgaba a los vicepresidentes.

Paz Zamora aseguró  que en su gestión no había presupuesto “para imprimir libros o financiar la biblioteca del bicentenario o realizar conferencias en las universidades”, tal como sostiene que ocurre en la actualidad.  

“Hoy,  las cosas son muy diferentes. Incluso,  cuando yo era vicepresidente me preguntaron cuánto quería ganar, que el presidente Siles ganaba, digamos 100 dólares. Entonces yo dije que quería ganar 99”, cuenta el político.


 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

97
589

Otras Noticias