Ejecutivo dice que sabía que Quiborax era ficticia

viernes, 27 de julio de 2018 · 00:04

Página Siete  / La Paz

El Gobierno sabía y –es más– descubrió que  Quiborax era ficticia y además “pirata”, afirmó el vicepresidente Álvaro García Linera,  al referirse a las recientes declaraciones   de la exministra de Defensa Legal Cecilia Rocabado, quien denunció que esa firma era una empresa ficticia, que operó cuatro años en esa condición.  

“Por supuesto, nosotros hemos descubierto eso. No hay nada novedoso. Que eran unos piratas, unos maleantes, lo eran, está claro que lo eran. Pero para enfrentar a estos piratas, esos maleantes, se usa la Ley”, afirmó   la autoridad. 

Rocabado reveló a ERBOL que Quiborax era una empresa ficticia y operó cuatro años en esa condición, teniendo de por medio deudas por daños ambientales y un juicio tributario por un millón y medio de bolivianos.

La exautoridad sostuvo que la firma chilena se creó en un bufete de abogados, donde los socios fundadores eran el abogado propietario, su secretaria y su ayudante;  y en esa condición recibió la transferencia de siete  concesiones de la entonces dueña original Río Grande Sur, de propiedad del polémico  David Moscoso.

García Linera aseguró que los antecedentes de la firma “pirata” Quiborax y las pruebas de que “falsificaban documentos”, fueron remitidos al  CIADI, pero que a esa corte sólo le importó si la reversión fue o no ilegal.

 “Y era ilegal. Entonces, ¡zas!, perdido (el juicio). (...) Lo sabemos (que Quiborax era ficticia). Nosotros lo hemos descubierto, no ha sido el señor Carlos Mesa, mucho menos el abogado que tiene como asesor. (...) La pregunta es: ¿Por qué se recuperó (los recursos) de manera ilegal?”, afirmó.  
 

 

Más de
7
200