La comisión se compromete a enviar informe del TIPNIS al papa Francisco

Las declaraciones sobre la represión de Chaparina, en medio de llantos, conmovieron a los delegados del Tribunal. “A mí me patearon, me envolvieron la boca con cinta adhesiva, me golpearon”, dijo un indígena.
sábado, 18 de agosto de 2018 · 02:06

Beatriz Layme / Trinidacito

Vestidos con túnicas blancas, signo de sabiduría y máxima autoridad originaria, 30 corregidores, tatas y ancianos del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) dieron su testimonio y pidieron, además, “auxilio” a la comisión internacional para salvar su casa grande de la política extractivista que impulsa el Gobierno.

“Que su venida no sea en vano. El Gobierno no quiere escucharnos, les pedimos por favor que intercedan para que el Gobierno respete nuestra casa grande. Si hoy no cuidamos la naturaleza ¿Cómo será nuestro futuro?”, exclamó Francisco Temo, anciano de la comunidad El Carmen Coquinal, en audiencia que se instaló en el Cabildo de Trinidacito.

La audiencia transcurrió en el Cabildo, sede de la comunidad indígena, luego de que los delegados del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza (TIDN), Shannon Biggs (Estados Unidos), Alberto Acosta (Ecuador) y Enrique Viale (Argentina), degustaron masaco con queso, frutas y cacao recién cosechado. Mientras, los delegados de más de 20 comunidades mojeño trinitario, yuracarés, chimanes y las familias de Trinidacito, disfrutaron de patask’a, plato tradicional de la zona oriental. Todo, después de la misa que ofreció el padre Fabio Garbari, párroco de San Ignacio de Moxos, de Beni.

En el cabildo también participaron Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea de los Derechos Humanos, y dirigentes de la Confederación Nacional de Mujeres de Bolivia, Confederación de Pueblos indígenas de Bolivia, Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni, la Organización de la Chiquitanía y la Coordinadora Indígena de la Cuenca Amazónica, que aglutina a nueve países.

“Dios nos hizo, él nos dio esta naturaleza y nosotros lo estamos cuidando y por eso esta lucha para defender este territorio que nos heredaron nuestros abuelos. No queremos carretera, porque solo traerá destrucción; por eso les pedimos que sean nuestra voz ante el mundo”, pidió Sara Noza, corregidora de San Vicente, quien caminó seis horas junto a su pequeña hija y nieta para participar en el evento. Luego fue el turno de Marcial Fabricano, exdirigente del TIPNIS.

“La naturaleza es nuestra vida, para nosotros entrar al monte es como ir al supermercado para sacar comida, ir a la farmacia por medicinas. Si entran a nuestra casa con la carretera moriremos”, dijo Fabricano, quien pidió a la comisión que todo lo relatado “no quede en papeles”.

Pero el testimonio que sorprendió a la comisión fue el del sabio Benigno Noza, quien relató que “el Gobierno mintió”, no sólo a los indígenas, sino a toda Bolivia, porque en documentos oficiales del Ministerio de Comunicación informó que en el TIPNIS se ejecutaron obras.


Fernando Vargas relata la detención que sufrió en 2011.

“Dice que construyó una escuela en Nueva Galilea, miren lindo colegio ya quisiera que mis hijos estudien en esa escuela; pero señores esta obra es fantasma. También informan que construyeron 24 viviendas sociales, mentira no hay ni una, todo es obra fantasma”, explicó Noza, mientras mostraba el libro con información gubernamental que lleva el título Beni, logros de gestión 2013.

Olla comunal

Después de cinco horas sonó la campana que anunciaba la hora del almuerzo. Todos corrieron con su platos, bañadores y jarras a recibir su ración de asado a la olla y sopa de fideo.

La fila era larga, pero pacientes, disfrutando un vaso de chicha, esperaban su turno. La comisión está al otro extremo, esperando su “almuerzo especial”.

Shannon es vegetariana. Mientras Enrique tiene alergia al pescado. Alberto no tiene problemas, puede degustar de cualquier plato. Antes del almuerzo, como aperitivo, bebieron jugo de toronja recién arrancada del árbol.

Sin fronteras

Sonó el bombo, todos -nuevamente- al Cabildo. Los testimonios sobre la represión de Chaparina, en medio de llantos, conmovieron a los delegados del Tribunal.

“A mí me patearon, me envolvieron la boca con cinta adhesiva, me golpearon”, “Yo recuperé mi hijo después de dos días”, “Lo pegaron hasta romperle la cabeza, pues lo confundieron con Adolfo Chávez”, fueron algunos de los testimonios.

Luego de esos relatos, los dirigentes indígenas afirmaron que su lucha continuará para vivir sin fronteras y libres. “Nosotros no conocemos parcelas, terrenos, lotes, vivimos en libertad, en comunidad; ésa es nuestra vida. Aquí no queremos ser esclavos de los colonos”, afirmó Clemente Yubanuri, quien agradeció a Fabián Gil y Marqueza Teco el logro de que la comisión haya llegado al país.

Ese testimonio fue apuntalado por Carlos Cayuba de Concepción de Ichoca, quien aseguró que el Gobierno busca despojar a los indígenas de sus riquezas, como es la naturaleza. “Aquí el Gobierno nos dice que somos pobres, que por ello debe ingresar el desarrollo. Mentira, nosotros somos ricos y por ello a la fuerza los colonos, con ayuda del Gobierno, quieren ingresar a nuestra loma santa”, dijo Cayuba, quien informó que en el Polígono 7 ya concluyeron la construcción de tres puentes. Tras varias horas, concluyó la exposición.

Los integrantes de la comisión del tribunal toman desayuno en la comunidad Trinidacito, ayer.

Fabián Gil y Marqueza Teco entregaron un expediente de más de 400 hojas, con los antecedentes de la marcha de 1990 hasta la promulgación de la Ley 969, que anuló la “intangibilidad” del TIPNIS.

Llegará hasta el Papa

Los miembros de la comisión, notablemente agotados, se comprometieron a elaborar un informe que contenga cada palabra de sus testimonios, porque el documento será entregado al Tribunal, a más tardar, en septiembre, en Quito, donde esa corte tiene previsto sesionar.

Además, varias copias serán enviadas al papa Francisco, a diferentes personalidades que luchan en defensa de la Madre Tierra. “Hemos abierto nuestros ojos y hemos visto una comunidad activa que lucha por defender el TIPNIS. Llegaron a nuestros corazones, porque son gente que vive, que llora, que lucha y no baja la guardia; por eso nuestro compromiso es que elaboraremos un informe detallado y llegará a diferentes personalidades”, dijo Acosta.

Este especialista -quien fue ministro en Ecuador- dijo que sin conocer la reserva natural, “pero identificado con la lucha indígena”, envió al presidente Evo Morales una carta, el 30 de agosto de 2011, solicitando respeto a los pueblo indígenas; y el 15 de agosto de 2017 -en una segunda misiva al Primer Mandatario- le exhortó no dar paso a la Ley 969, que anula la intangilibilidad del TIPNIS.

“Me identifico con la selva porque me encanta el verde de la naturaleza, no el verde del dólar”, afirmó Acosta. A su turno, Biggs, dijo que Bolivia le cambia por tercera su vida.

“Cuando era joven pensé que el poder te ayudaba a cambiar el mundo, llegué a Cochabamba y conocí la lucha por la defensa del agua. Ahí cambió mi vida, porque aprendí cómo el poder de la gente puede cambiar desde las bases, llegué a Tiquipaya en 2010 y desde entonces trabajo por los derechos de la naturaleza. Ahora, llego al TIPNIS y me comprometo a trabajar duro para defender la naturaleza”, afirmó.

A su turno, Viale señaló que escucharon con mucho detenimiento los testimonios y por ello el compromiso es que elaboraran un informe completo que revele el llanto, dolor, sufrimiento y su lucha por la Madre Tierra. “En Quito entregaremos todo el informe, y detallado, ese es nuestro compromiso”, concluyó.

La comisión se trasladará hoy hasta Villa Tunari para ingresar al Polígono 7, donde el Gobierno construye tres puentes. Según informe de los dirigentes, los colonos se están movilizando para evitar la visita de la delegación.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

189
95