El Gobierno admite que en el Polígono 7 hay coca y droga

La diputada Ramona Moye (MAS) contradijo esa versión e invitó a las autoridades a visitar la zona. Su colega Susana Rivero afirmó que no debe haber coca en parques.
miércoles, 22 de agosto de 2018 · 02:49

Beatriz Layme / La Paz

Con la nueva Ley de Coca, habitantes del Polígono 7, zona colonizada del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), se beneficiaron con catos para la producción de coca. En esa zona hallaron pozas de maceración, así lo confirmó el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.

“En esta área del Polígono 7, evidentemente han sido beneficiados con el cato de la hoja de coca. En todo este sector estamos hablando de 370 a 400 hectáreas, porque en las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba no debe sobrepasar las 7.700 hectáreas, lo que establece la nueva ley de la hoja de coca”, informó Cáceres en conferencia de prensa.

El Polígono 7 está dividido del resto del área protegida y de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) por un trazo imaginario que la población denomina “línea roja”. El decreto 22610, del 24 de septiembre de 1990, homologó un convenio en el que se dispone fijar una “línea roja”, que evite “nuevos asentamientos campesinos colonizadores en los Parques Nacionales, en especial en el Parque Nacional Isiboro-Sécure”.

Como resultado de la colonización, 14 comunidades indígenas, entre éstas Santísima Trinidad, han quedado rodeadas de predios de colonos, según un informe de la Fundación Tierra, cuyos datos están actualizados hasta febrero de 2011.

En esa región se encontraron pozas de maceración para la elaborar sustancias controladas, indicó Cáceres. “En el Polígono 7 evidentemente se han encontrado pozas de maceración, en las poblaciones de Ichoa, como también en las comunidades indígenas y se han destruido dos laboratorios”, explicó el viceministro, quien aclaró que las factorías se hallaron, además de Ichoa, en Aroma y Tacopaya.

Ramona Moye, diputada del MAS, rechazó la declaración del viceministro Cáceres y lo invitó a visitar nuevamente la zona, porque -aseguró- que no hay ni un cultivo de coca.

“Ahora que vaya a mirar si es que hay plantaciones y maceramiento de coca, le pido al viceministro que vaya a ver”, emplazó Moye, quien informó que el fin de semana estaba en la región y no vio ninguna plantación al interior del Polígono 7.

En criterio de Moye, las declaraciones de Cáceres pretenden “hacer quedar mal al presidente Evo Morales”.

El lunes, Jacinto Noza, presidente del Consejo Indígena del Sur (Conisur), que agrupa a indígenas de la zona colonizada, reconoció que en el Polígono 7 hay cultivos de coca. “No le puedo dar un dato exacto, no le puedo mentir, hay cocales desde hace mucho tiempo”, declaró Noza a radio Panamericana.

Anoche, el ministro Carlos Romero declaró que “el Polígono 7 no es el TIPNIS”.

La diputada Susana Rivero explicó que el presidente Evo Morales instruyó que en ningún parque -no sólo en el TIPNIS- debe haber coca y que por ello “hay procesos de erradicación voluntaria”.

Sobre las pozas de maceración, Rivero dijo que el viceministro Cáceres “tiene que hacer su trabajo, como se anunció desde hace mucho tiempo, no sólo en el TIPNIS, no puede haber coca mucho menos una actividad ilícita como es el narcotráfico”.

En una visita que realizó Página Siete, en 2017, evidenció cultivos de coca en el Polígono 7. Los indígenas que aún habitan en esa zona contaron que los colonos les pagan entre 2,50 y tres bolivianos por libra de coca cosechada.

En el Polígono 7 del TIPNIS se crearon los sindicatos de cocaleros: Isiboro, Patiño, Puerto Patiño, 1º de Mayo, Bolívar, Aroma, Icoya, Paraíso, Moleto, Ichoa. Éstos se conformaron a la par de las comunidades indígenas Limo, Santísima Trinidad, San José de la Angosta, Fátima de Moleto, El Carmen, 3 de Mayo, Puerto Pancho y Puerto Beni, entre otras.

La representante del Foro Boliviano sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, Patricia Molina, advirtió -en septiembre de 2017- que en los últimos años, aproximadamente 120 mil hectáreas de bosque fueron deforestadas en el Polígono 7, para “permitir” la plantación de hoja de coca.

Visita al TIPNIS

  • Cerco El fin de semana, colonos evitaron el ingreso de la Comisión que envió el Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza al Polígono 7, que está al interior del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure. Los habitantes de la zona impidieron, por seis horas, que la comitiva ingrese y salga de la zona. El argumento fue que no pidieron permiso.
  • Justificación El presidente del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Jacinto Noza, aseguró que “no se esconde nada dentro del TIPNIS” y por falta de una autorización, coordinación con los dirigentes del sector, no dejaron ingresar a la comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, que fue acompaña por activistas y periodistas de diferentes medios de comunicación.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

162
267