Adiós a Guillermo Bedregal, el “político intelectual” del MNR

Falleció a las 14:00 a los 92 años. “Fue muerte natural por falla general del cuerpo”, comentó su hijo. Lo recuerdan como teórico del nacionalismo revolucionario.
sábado, 22 de septiembre de 2018 · 01:51

Página Siete / La Paz

Guillermo Bedregal murió ayer a las 14:00. Los años a cuestas le jugaron en contra, puesto que su corazón dejó de latir a los 92 años. “Los motivos han sido por edad, muerte natural por falla general del cuerpo”, afirmó su hijo Andrés.

Quienes lo conocieron afirman que el legado que deja es haber sido un “político intelectual”, de aquellos que hoy se extrañan en la palestra nacional. “Hoy en día, la democracia es quién insulta más a quién; en sus épocas era quién sabía más que el otro”, afirmó Luis Eduardo Siles, jefe nacional del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

En el ámbito familiar sus allegados afirman que lo evocarán como “un hombre fuerte”, que siempre estuvo presente para su familia.


Bedregal, durante una exposición.
Foto:Los Tiempos

Hay quienes lo recuerdan por el rosario que solía llevar entre las manos; otros, en cambio, lo traen a la memoria como un “faro”, que siempre estuvo para sus compañeros del partido. “Tenía una gran capacidad para ayudar, para llevar adelante el compañerismo que ha caracterizado al MNR”, comentó el dirigente Raúl Lema Patiño.

“En la política, ha sido la persona defensora de la verdadera democracia, ‘siempre con la libertad’, esa era su palabra todo el tiempo”, dijo su hijo Andrés.

La política, el origen

Se inició en Falange. No obstante, Bedregal, que pertenecía a una familia emenerrista, luego pasó a formar parte del partido rosado, donde hizo una carrera que internamente lo llevó hasta los altos cargos dirigenciales. En la función pública presidió Comibol, fue diputado, canciller y embajador.

Fue de profesión abogado por la Universidad Complutense de Madrid (España) y estudió economía en Alemania. En el MNR desarrolló una veta intelectual de gran calado, a tal grado que se lo considera como un teórico del nacionalismo revolucionario.

“El mayor legado es haber aportado a la teoría del nacionalismo revolucionario, teniendo en cuenta algo fundamental: el nacionalismo revolucionario visto desde la perspectiva del 50, y el nacionalismo revolucionario visto desde la perspectiva moderna, valga decir la transición económica de los años 80”, explicó su biógrafo Ignacio Vera Rada.

El expresidente Carlos Mesa en uno de sus libros sostiene que junto a Carlos Montenegro y Augusto Céspedes, Bedregal es “el hombre que mejor ha comprendido y explicado desde el punto de vista teórico la significación y los contenidos del nacionalismo revolucionario”.

El político intelectual

“Ha sido un político intelectual”, afirma Lema Patiño. “Su aporte ha sido importante, porque era un intelectual de gran nivel, como se muestra a través de los libros que escribió y por otra parte destacó por las funciones que realizó en función de gobierno”, subrayó el entrevistado.


El político murió a los 92 años de edad.

“Su legado es político-intelectual. No todos los políticos son intelectuales, algunos son más populistas, más demagogos menos preparados”, afirmó Siles, quien agregó que Bedregal contribuyó a consolidar el proceso que se inició con la Revolución del 52.

El golpe del 79

En 1979, Bedregal participó en el golpe de Alberto Natusch Busch del 1 de noviembre. No obstante, la intentona terminó naufragando. Su biógrafo Ignacio Vera Rada afirma: “Los personajes descollantes tienen sus luces y sombras, y es en función de esas luces y de esas sombras que hay que medirlos. Yo sería un ingenuo, un desconocedor de la historia si pretendo decir que el golpe del 1 de noviembre del 79 fue un acierto político, porque no lo fue”.

Con el retorno de la democracia, Bedregal fue elegido diputado, aunque asumió, primero, la cartera de ministro de Planeamiento y luego fue canciller durante el último gobierno de Víctor Paz Estenssoro.

Durante su paso por el Ministerio de Relaciones Exteriores se llevó adelante la negociación del “Enfoque fresco” (1986-1987) con Chile , en la que Bolivia propuso que el vecino país ceda una franja territorial soberana al norte de Arica, además de un enclave, que no perjudicaría su continuidad territorial. La propuesta fue analizada, pero rechazada por La Moneda.

Entre 2002 y 2005 fue embajador en España. En 2003, el MNR salió del poder. En las elecciones generales de 2005 postuló a la vicepresidencia, pero la fórmula rosada no tuvo éxito. En una entrevista con Página Siete, en noviembre de 2015, llegó a decir: “Lo peor que le puede pasar a un partido es perder el poder”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

174
103