Evo quiere bajar el desempleo con una jubilación obligatoria

Inesad sugiere contar con un análisis sobre los determinantes de la desocupación en Bolivia, para ver si la política puede ser efectiva o un discurso “vacío”.
miércoles, 23 de enero de 2019 · 00:04

Página Siete /La Paz

El presidente Evo Morales, durante su discurso por los 13 años de gestión ante la Asamblea Legislativa, anunció ayer  la  jubilación obligatoria con el fin de generar fuentes laborales para los desocupados y así reducir el desempleo.

 “Quiero decirles, posiblemente sea una tarea, una obligación nuestra, como en algunos sectores de los trabajadores, implementar mediante una ley la jubilación obligatoria, con eso podemos seguir bajando la tasa de desempleo”, anunció sobre la   jubilación forzosa.

Mencionó que cuando llegaron a este gobierno, en 2005,  la tasa de desempleo era 8,1%, pero el año pasado  llegó a  4,27% y en 2017 registró  4,48%. El mejor año en reducción de la tasa de  desempleo fue  2012, cuando  era un poco más de 2% (ver infografía).

La reducción del desempleo, que  ubica a Bolivia como el país con la menor tasa de la región, se atribuye al aumento en la demanda laboral generado por el dinamismo de la actividad económica; niveles récord de la inversión pública y creación de nuevas empresas, señala el Ministerio de Economía en su publicación  12 Años de Estabilidad Económica.

 Ahí se indica  que en 2017, con el propósito de mejorar la tasa de desempleo, se implementó el Plan Generación de Empleo, para crear al menos 40.000 puestos laborales directos e indirectos en cuatro años.

Para tal efecto  se anunció la creación de cinco programas. Con la medida se destinó  al menos una inversión de  146,4 millones de dólares y se puso la meta de  reducir la desocupación de 4,5% a 2,7%.

Sobre el anuncio del mandatario, la directora del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (Inesad), Beatriz Muriel, afirmó que   puede ser  ideal contar con un análisis sobre los determinantes del desempleo en Bolivia, para ver si esa política puede ser efectiva o un discurso “vacío”.

 “En principio podría pensarse que haciendo la jubilación obligatoria podría haber más vacancias para los desempleados; sin embargo, creo que es recomendable tomar en cuenta que  esto puede ser cierto para  algunos sectores, como educación, donde una buena parte de los trabajadores son formales y pagados por el sector público”, indicó.

 No obstante, anticipó que en otros sectores la jubilación forzada no garantiza que el jubilado de manera obligatoria no siga trabajando de manera informal.

 Incluso, advirtió que  esto puede  generar una mayor competencia en el mercado laboral por vacancias, una vez que los rentistas son desde ya más baratos (no hay que pensar en los aportes de jubilación para ellos) y tienen más experiencia.

 La jubilación forzada  también puede ser en la práctica mínima, ya que el porcentaje de los trabajadores  afiliados y que cotizan  es bajo en el país, por lo tanto, no ayudará a reducir la tasa, mencionó.

“En fin, hay una serie de hipótesis que deben ser analizadas  con instrumentos técnicos”, dijo.

  En criterio de Muriel,  las rentas de jubilación son bajas, dependiendo del caso, es decir el salario puede llegar a ser más  alto que la renta de jubilación

Bolivia  en cifras

  • Labor El presidente Evo Morales anunció ayer que este año se movilizará una inversión de 200 millones de dólares (1.392 millones de bolivianos) para ejecutar los programas Enlosetado de Vías y el Fondo Concursable Mi Barrio, Mi Hogar en los nueve departamentos del país.
  • Crecimiento  El Producto Interno Bruto (PIB) nominal de Bolivia creció 327% en los últimos 13 años y llegó a 44.885 millones de dólares en 2018; mientras que su “colchón financiero” o fortaleza económica, que incluyen las reservas internacionales, depósitos y aportes a las AFP’s subieron a 53.269 millones de dólares, según datos oficiales.
  •  Ganancias Desde 2005 a 2018 las utilidades de las empresas privadas crecieron de 6.766 millones de bolivianos a 29.698 millones por la estabilidad y el dinamismo de la economía.
  •   Destino  Para este año  la inversión pública alcanzará a 8.000 millones de dólares. Entre 1993 y 2005 el promedio de la inversión estatal sólo llegó  a 556 millones de dólares, pero desde  2005 hasta 2018 registró un promedio de 3.630 millones de dólares.
  •  Consumo  La estabilidad económica y las políticas de fomento a la producción, implementadas por el Gobierno en los últimos 13 años, permitieron que la inflación del país sea baja, manteniendo el poder adquisitivo de la población. Según datos comparativos, después de Ecuador (0,27%), Bolivia cerró 2018 con 1,51% de inflación.
  •  Instalación Hasta el 2018 se concretaron 939.747 conexiones de gas domiciliario en el país, beneficiando a 4,7 millones de personas.
  • Recursos Bolivia genera actualmente 795 megavatios de energía eléctrica provenientes de energías limpias y renovables, entre ellas eólica, solar, biomasa y hidroeléctricas, informó ayer el presidente Evo Morales.     En su informe presidencial, Morales aseguró que el Estado boliviano apuesta por el desarrollo de fuentes de energía limpia y renovable. 
  •  Beneficio  151.058 familias bolivianas de beneficiaron con la entrega de viviendas sociales construidas hasta 2018, con una inversión de 7.816 millones de bolivianos.
  • Proyectos  Según datos de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), el Gobierno invirtió en los últimos 13 años más de 7.377 millones de dólares en la construcción de caminos y puentes para integrar el país. Está en proceso de construcción otros 2.738 kilómetros de carreteras en todo el país, entre ellos dobles vías.

Punto de vista
Rodolfo eróstegui Experto laboral

La actual Ley de Pensiones (Ley 065 de 2010) no obliga a jubilarse al cumplir una edad. Lo que fija es la edad de 58 años cumplidos para la población masculina y de 55 para la población femenina, luego de acreditar 20 años de aportes. 

En promedio, se puede decir que una persona pasa al sector pasivo a los 65 años. Pero la jubilación es voluntaria.  

El mercado de trabajo es un flujo de personas, unas ingresan y otros se retiran. La tasa de desempleo es un dato del momento en el que se hace la medición. Anualmente al mercado de trabajo llegan  entre 160 mil a 180 mil personas. 

En una situación en que la economía no crezca, se deberían jubilar un número similar de personas para que el desempleo sea igual a cero. 

Todos sabemos que eso no ocurre, pero como la economía crece, el número de jubilados anuales puede ser menor.

La tasa de desempleo que muestra el Gobierno, de 4,27%, es baja debido a que la mayoría de las personas realizan sus actividades laborales en el denominado sector informal, los mismos que no cotizan a la seguridad social.

¿Por qué no se jubila la gente luego de cumplido dichos requisitos? Sencillamente porque el nivel de ingresos disminuye entre un 40 a 60%.

 Eso significa un duro golpe a la economía familiar, por ello los trabajadores asalariados están obligados a permanecer en sus trabajos. Esta es una de las razones por la que el movimiento sindical rechaza la jubilación obligatoria.

 

 

30
274