El 59% considera que no debería pagarse el segundo aguinaldo

De acuerdo con los analistas consultados, la población entiende que el pago de los aguinaldos trae más perjuicios que beneficios a la economía.
domingo, 6 de enero de 2019 · 04:04

Página Siete  /  La Paz

Un 59% de los bolivianos    considera que no debería pagarse el doble aguinaldo a los trabajadores, de acuerdo con la última  encuesta de Mercados y Muestras elaborada para Página Siete en diciembre del año pasado.

 La consulta fue realizada entre el sábado 15 y el miércoles 19 de diciembre a 1.478 personas en las nueve capitales de departamento y 31 ciudades intermedias.

La encuesta se realizó a nivel urbano-rural y tiene  un margen de error esperado de más o menos  2,6% y una confiabilidad de 95% a nivel nacional.

La pregunta que se formuló fue “¿Usted está de acuerdo con que se pague el segundo aguinaldo?”, a la cual el 59% de los encuestados respondió  que  No;  mientras que el 35% indicó que Sí. El 5% restante no respondió a la pregunta formulada.

 Según  el analista económico  Jaime Dunn, el  resultado de la medición  muestra que la gente percibe los efectos negativos del segundo aguinaldo en el conjunto de la  economía. Sin embargo, apuntó que a pesar de esa percepción, los trabajadores no muestran oposición al cobro del beneficio.

“Creo que la población entiende que el segundo aguinaldo es una medida política y que tiene efectos negativos, pero al mismo tiempo no muestra ninguna oposición al cobro del mismo. Cabe recordar que el pago del doble aguinaldo es obligatorio, pero no su cobro”, explicó.

Para Dunn,  la entrega de este beneficio   es una medida netamente política, cuyos impactos son completamente negativos, pero  los trabajadores olvidan los efectos que podría tener.

“Al parecer lo que nos muestra la encuesta es que a pesar del rechazo, los trabajadores del país no tienen reparos en recibir un beneficio sin importarles los efectos, ya que si de verdad se opusieran al pago del beneficio, no lo cobrarían o lo devolverían a las empresas”, remarcó.

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, opinó que los resultados de la encuesta reflejan que la población ve los problemas que acarrea el pago del doble aguinaldo por encima del beneficio temporal que supone.

“Creo que es muy importante que ese alto porcentaje de personas valore la estabilidad, la legalidad y la formalidad de una fuente de trabajo en relación con  obtener  una dádiva que sea transitoria en diciembre y que pueda significar la pérdida de las fuentes de empleo”, puntualizó.

Para Rodríguez, que el 59% de los encuestados  rechace el pago del doble aguinaldo no es novedad, ya que se han escuchado voces de los trabajadores que han mostrado su descontento con la medida.

“Hemos visto casos en los que los trabajadores,   en contra de los que dicen  sus dirigentes, rechazan el doble aguinaldo y han señalado que prefieren  la estabilidad antes que ser un lastre para sus empresas –las cuales     no están en condiciones– y tener que cargar con las consecuencias por el deterioro de estas unidades productivas”, recalcó.

Esfuerzo por Bolivia

El segundo aguinaldo “Esfuerzo por Bolivia” fue autorizado  por el Gobierno por primera vez en 2013, a través del Decreto Supremo 1802, el cual señala que el beneficio se pagará, tanto en el sector público como privado, cuando el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país alcance o supere el 4,5%.

El 10 de octubre del año pasado,  el presidente Evo Morales  confirmó la entrega del beneficio  para la gestión 2018, porque el crecimiento del PIB entre julio de 2017 y junio de 2018 fue de 4,61%.

Luego del anuncio del Gobierno, los sectores empresariales e industriales del país expresaron su rechazo, al considerar que la medida genera una serie de efectos adversos para la economía y las unidades productivas.

Sin embargo, para el Gobierno el segundo  aguinaldo es una medida de redistribución de la riqueza que genera un “circulo virtuoso” al aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores, haciendo que aumente el consumo de productos que las empresas producen.

A pesar de los reparos  de los empresarios y luego de intentos infructuosos de diálogo, el Gobierno decretó que el pago de doble aguinaldo tendría un tope de 15.000 bolivianos, podrá ser pagado hasta el 29 de marzo de 2019 y cuyo 15% deberá ser destinado a la compra de productos nacionales.

Estas tres medidas fueron inmediatamente rechazadas por  la Central Obrera Boliviana (COB),  que luego de un ampliado determinó  evaluar si mantiene su  apoyo al Gobierno o si rompe relaciones con él. En 2016 y 2017 el beneficio no se pagó.

Ficha técnica de la encuesta

La encuesta fue realizada por Mercados y Muestras para Página Siete. El trabajo de campo se llevó adelante el sábado 15, domingo 16, lunes 17,  martes 18 y miércoles 19 de diciembre de 2018.

El público objetivo fueron personas mayores de 18 años que radican en Bolivia. Estas personas fueron encuestadas en sus hogares.

El marco de muestreo utilizado fue la información del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, ponderada con los datos del padrón electoral de 2017.

La encuesta se realizó a nivel nacional, en los ámbitos urbano y rural. La muestra total fue de 1.478 casos. El tamaño de muestra está de acuerdo con el teorema de intervalos de confianza. Tiene un margen de error esperado de más menos 2,6 % y una confiabilidad de 95%.

La muestra se distribuyó en las nueve  capitales de departamento más la ciudad de El Alto y 31 ciudades intermedias, entre las cuales se pueden nombrar Tarabuco en Chuquisaca, Achacachi en La Paz, Colomi en Cochabamba, Warnes en Santa Cruz, Yacuiba en Tarija y Uyuni en Potosí. 

Los resultados electorales de este sondeo, serán publicados en las próximas semanas, junto a la encuenta de enero de 2019.

Empresarios identificaron 8 efectos negativos

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), investigadores y expertos del área económica presentaron al menos ocho razones que muestran que el segundo aguinaldo es irracional.

  • 1) Tan sólo el 20% de los trabajadores se beneficia del segundo aguinaldo y el 80% se perjudica, lo cual genera discriminación.
  • 2) Alimenta  el contrabando.
  • 3) La forma de cálculo es inadecuada.
  • 4) Su imposición  afecta a los más vulnerables.
  • 5) La presión salarial resultará en informalización laboral.
  • 6) Muchas empresas medianas y pequeñas cerrarán o ingresarán a la informalidad. 
  • 7) Su pago se hace en el mes de diciembre, cuando los empleadores tienen que erogar cuatro sueldos.
  • 8) Generará mayores presiones sobre el déficit fiscal.
     
160
14