Bolivia estalla en indignación y se lanza contra el TSE y el MAS

En La Paz se registraron duros enfrentamientos y se registraron incendios en tribunales electorales de Sucre y Cobija.
lunes, 21 de octubre de 2019 · 23:18

Página Siete Digital

El giro en los resultados de las elecciones generales registradas ayer en Bolivia han desatado una ola de violencia incontrolable a esta hora de la noche. Miles de ciudadanos indignados por lo que considera una manipulación de la voluntad popular se lanzaron a las calles, tomaron y quemaron tribunales electorales departamentales y oficinas del partidos oficialista.

La chispa fue encendida ayer después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió el reporte rápido de actas que al 83% de cómputo perfilaba una segunda vuelta entre Evo Morales, candidato a la tercera reelección consecutiva, y Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana. Minutos más tarde, Morales se declaró vencedor de los comicios, ese fue el cóctel que avivó las sospechas de que la máxima autoridad electoral estaba “cocinando” los datos.

La indignación fue creciendo como las olas del mar a medida que transcurrían las horas después de que se hallaron maletas electorales, papeletas y otros insumos usados ayer en la votación en viviendas particulares o vehículos. De a poco la gente se fue volcando a los tribunales departamentales que realizan los cómputos.

A las 18 de esta tarde, el TSE de manera sorpresiva reactivó el conteo de votos mediante el sistema de transmisión de actas paralizada desde ayer pero con datos favorables a Morales. Ya no tendría que ir a segunda vuelta porque habría ganado a Mesa con unas décimas.

Esta fue la gota que derramó el vaso. En puertas del hotel Real Plaza de La Paz, donde se realiza el cómputo de votos del exterior, se registraron violentos choque entre quienes defienden su voto y los militantes del partido oficialista, y dejaron varios heridos entre ellos el rector de la UMSA y exDefensor del Pueblo, Waldo Albarracín, quien habría sido impactado por una cápsula de gas de la Policía.

En Cobija, Pando, la gente tomó las instalaciones del tribunal electoral departamental y prendió fuego a una parte de sus instalaciones. Lo mismo ocurrió en Sucre (Chuquisaca) pese al resguardo policial. Decenas de personas llegaron al lugar y prendieron fuego al edificio y los vocales electorales tuvieron que huir del lugar para evitar daños. En Potosí también se suspendió el cómputo de votos después de una presión ciudadana encabezada por el Comité Cívico Potosinista.

Periodistas de esa región denunciaron que a esa ciudad llegaron centenares de policías armados con equipos antimotines lo que aumentó el nerviosismo en la gente. En Cochabamba también se registraron enfrentamientos y en Santa Cruz, la gente se volcó al campo ferial de Fexpocruz. En ese lugar se realiza el conteo de votos.

Hasta ahí también se trasladó Carlos Mesa y su acompañante de fórmula Gustavo Pedraza. Desde ahí desconocieron los últimos resultados del TSE y llamaron a la ciudadanía a defender el voto. Óscar Ortiz, candidato de Bolivia Dice No, también se sumó a la indignación y dio su respaldo a que se realice una segunda vuelta.

Hasta hace instantes se registraban enfrentamientos en el centro de La Paz. La gente se dirigía al Tribunal Supremo Electoral ubicado en plaza Abaroa.

230
6