OEA pide no considerar legítimo resultado hasta cerrar auditoría

El ministro Arce afirmó que ese organismo “no puede”, en ningún sentido”, disponer una segunda vuelta en Bolivia. Sería apartarnos de la CPE, manifestó.
viernes, 25 de octubre de 2019 · 01:03

Beatriz Layme  / La Paz

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió  ayer que los resultados finales de las elecciones no sean considerados como “legítimos” hasta que concluya el proceso de auditoría que solicitó el Gobierno.

 “La Secretaría General entiende que si el Tribunal Supremo Electoral invita a esta organización que realice el trabajo para verificar la legitimidad de los resultados,  entonces no deberían considerarse estos resultados como legítimos hasta que finalice el proceso de auditoría solicitado”, expresó Almagro, en sesión del Consejo Permanente de la OEA.

En la cita participaron los ministros de Relaciones Exteriores, Diego Pary, y de Justicia, Héctor Arce, quienes presentaron un informe sobre el proceso electoral y sus argumentos para refutar el reporte preliminar  de la delegación de observadores de la  OEA que recomienda una segunda vuelta.

El martes, 22 de octubre, el Gobierno pidió a la OEA realizar una auditoría al conteo definitivo de las elecciones, ante las denuncias de fraude, debido a que los resultados del TREP, antes de quedar “congelados”,  auguraban una segunda vuelta, pero después de reactivarse el sistema daban ganador a Evo Morales. 

     Almagro dijo que la OEA aceptó la invitación sin dudar  y reveló que antes de que el canciller Pary oficializara la solicitud, vía carta, fue el presidente Evo Morales quien lo invitó mediante una llamada telefónica a realizar la auditoría.

En la nota que envió Pary  a Almagro se  lee  que a nombre del Tribunal Supremo Electoral le extiende una  invitación a la OEA  para realizar una auditoría. Hasta  la fecha, ninguno de los vocales electorales se pronunció sobre una auditoría al cómputo final.

En la sesión del Consejo Permanente de la OEA, el embajador de Brasil ante la OEA, Fernando Simas Magalhães, sostuvo ayer que su país tiene “serias preocupaciones por la integridad del proceso electoral”, pues  “faltó a los principios básicos de la transparencia”, situación que provocó la inevitable desconfianza sobre los resultados anunciados”.

 Ese criterio fue respaldado por Gustavo Tarre Briceño, embajador de Venezuela designado por Juan Guaidó, quien dijo que unas elecciones limpias suponen tres aspectos:  la equidad entre candidaturas, el respeto al marco jurídico  y el respeto a la voluntad expresada por los electores.

“La elección de Bolivia tiene que ser vista con gran atención, hay elementos muy sospechosos que se prestan a mucha suspicacia”, manifestó Tarre.

 Los gobiernos de Nicaragua y México    respaldaron los argumentos de las autoridades bolivianas y calificaron de injerencia  las recomendación de la misión de la OEA de un balotaje.  

La embajadora de Nicaragua ante la OEA, Ruth Tapia, afirmó que la misión de observadores que llegó a Bolivia  fue instrumentalizada con fines políticos. “Eso explica su precipitado informe, lo que viene a provocar un severo daño a la credibilidad del papel que puedan desarrollar las futuras misiones de observación, al haberse extralimitado en sus funciones como órgano técnico, vulnerando los principios de objetividad”, manifestó.         

Pary, en su intervención,  sostuvo que “en Bolivia no existe la posibilidad de fraude o manipulación de datos, porque cada uno de los delegados cuenta con una copia del acta con el resultado de los votos”. 

Es así que invitó a la presidenta del Consejo y a los países miembros de la OEA a verificar una a una las actas de cómputo. “No tenemos ninguna restricción para que se pueda contar uno a uno los votos y para que se pueda revisar una a una las actas emitidas”, manifestó.

  Arce agregó que quienes digan lo contrario “están faltando a la verdad”   y dijo que la OEA “no puede, en ningún sentido, que apartándonos de la Constitución Política del Estado (CPE), dispongamos una segunda vuelta”. En ese escenario advirtió que defenderán “la sagrada voluntad del pueblo”. 

 

       Argentina: “Estamos muy, muy atentos”

El canciller de Argentina, Jorge Faurie, expresó ayer su deseo de que las elecciones de Bolivia, cuyo conteo alcanzó la jornada de ayer el 99,99%  de los votos escrutados, finalicen de manera “transparente” y “cierta”.

“Los actores externos lo que queremos es que las elecciones concluyan con el cómputo electoral de manera transparente, de manera cierta. (...). Los sectores externos estamos muy, muy atentos y aguardando este resultado”, afirmó ante la prensa después de la reunión de Gabinete.

El jefe de la diplomacia argentina hizo un repaso por la actualidad del continente que está marcada, además de por las elecciones bolivianas, por las violentas protestas en Chile y las que recientemente vivió Ecuador, unos procesos que para Faurie “tienen que ver con preocupaciones e inquietudes que tienen las respectivas poblaciones”, aunque algunos grupos pretendan utilizarlo en su propio beneficio. (EFE)

 

 

Más de
82
5