En el festejo de su victoria, Evo convoca a sus bases a defender el palacio

Dijo que su canciller consiguió que 70 países reconozcan como legal su reelección.
lunes, 28 de octubre de 2019 · 22:18

Página Siete Digital / La Paz


"¡Patria o muerte!" arengó Evo Morales esta noche y sus bases le respondieron en coro: "¡Venceremos!". "Ya hemos vencido" corrigió el Presidente en el acto de celebración de su victoria en El Alto.


Ante una multitud de sus seguidores y funcionarios públicos que se dieron cita en la avenida Panorámica,  Morales ratificó su victoria en primera vuelta y la de su partido en la Asamblea Legislativa Plurinacional.


"Tenemos mayoría en Senado y en Diputados, ganamos todas las circunscripciones especiales, esta es la fuerza, esta es la unidad del comprosmiso del pueblo boliviano" dijo y destacó que el canciller Diego Pary está regresando de viaje después de haber logrado el respaldo de más de 90 países a su tercera reelección.


"Esta tarde me llamó el Presidente México (Manuel López Obrador) les manda un saludo y saluda el triunfo y nos invita a trabajar de manera conjunta, el hermano (Nicolás) Maduro me llamó y envió saludos, me he comunicado con el hermano Alberto Fernández (...) contento con este gran triunfo" dijo el Presidente en referencia al presidente elegido en Argentina. 


Lamentó que "algunos grupos" no reconozcan su triunfo aunque dijo que no son la mayoría. "Tienen que entender que hemos ganado en primera vuelta con más del 10%" reclamó y culpó a su contrincante Carlos Mesa de la violencia generada en el país.
Recordó que Mesa, en 2005, le hizo "odiar" y "escupir" con la gente porque apoyó la aprobación de la ley de Hidrocarburos. "Ahora pierde las elecciones y nos hace odiar, discriminar" afirmó.


En algún momento dijo "convocamos a trabajar conjuntamente, si dicen que hay fraude que demuestren que hay fraude" pero después se fue nuevamente por sus recuerdos y dijo que en las elecciones de 1997, 2202 y 2005 su partido ganó también al árbitro en referencia al Tribunal Supremo Electoral, afín a su partido.


Ofreció nuevamente auditoría al cómputo de votos. "Vayamos a auditoría, voto por voto, mesa por mesa no tengo ningún miedo" dijo y ratificó su invitación a la comunidad internacional a realizar esa fiscalización aunque no precisó fechas o si los resultados de la auditoría serán vinculantes.


Luego se quejó porque le llaman "dictador". "Nos tratan de dictadores, ellos son los golpistas, somos masistas no golpistas ni racistas", explicó y después agradeció el respaldo de los sectores sociales y les llamó a defender el nuevo palacio desde donde gobierna: La Casa Grande del Pueblo.


"He escuchado por los medios, (dijeron) mañana martes es decisivo, es el último día (dijeron) para concentrarse y cercar la Casa Grande del Pueblo, (los movimientos sociales) van a defender la Casa del Pueblo, la democracia, el proceso de cambio" dijo Morales al término de su discurso y reivindicó en idioma quechua que el pueblo gobernará por la eternidad.

5
27