Gobierno se victimiza, habla de conspiración con muertos

Carlos Romero dijo que respetarán el cerco anunciado por grupos afines al MAS contra las ciudades, “mientras no genere confrontación y violencia”.
lunes, 28 de octubre de 2019 · 00:04

Carlos Quisbert / La Paz

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó ayer que el Gobierno y los movimientos  sociales que  apoyan al MAS son discriminados con discursos raciales. Aseguró  que la oposición conspira contra ellos,  busca confrontar “a las ciudades con el campo”, y además generar una crisis política y económica “con  muertos”.

“Estamos en un escenario de conspiración contra la democracia, contra las elecciones y contra el proceso de cambio (...). Es un ataque racial, que busca confrontación  porque han perdido las elecciones (...) Los conspiradores se sienten incómodos con que Bolivia haya alcanzado autonomía económica, de democratización social”, sostuvo.

Romero acusó al candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, de ser quien ordenó quemar las instalaciones de los tribunales departamentales luego de las elecciones del 20 de octubre “para destruir las evidencias de que el MAS había ganado”. Señaló que las manifestaciones que se dieron por las denuncias de un fraude electoral en Bolivia son “digitadas” por Carlos Sánchez Berzain, exministro de Defensa de Gonzalo Sánchez de Lozada, desde Estados Unidos.

La noche  de las elecciones, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), sin explicación, cortó el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) que emitía los resultados en boca de urna. La difusión de datos fue interrumpida  cuando el mismo, al 83% de los votos escrutados, confirmaba una segunda vuelta, entre el presidente y candidato del MAS,  Evo Morales, y Mesa, de CC.

24 horas después, el TREP se reanudó y la proyección de votos cambió de manera radical e “inexplicable” en favor del MAS, como lo denunciaron los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA). Esto ocasionó protestas y en ocho departamentos se mantienen paros cívicos indefinidos.

“Lo que ellos quieren es sangre, es muerte, hay que decir las cosas por su nombre”, manifestó Romero a los periodistas.

Por otro lado, en su criterio,  los cercos anunciados por grupos afines al MAS, para cortar el suministro de alimentos a las ciudades, no serían acciones de provocación y llamados a la violencia. “Cualquier movilización la garantizamos,  la respetamos, mientras no genere confrontación y violencia”, anunció.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

5
199

Otras Noticias