Liderazgos cruceños se alejan de partidos, Alcaldía y Gobernación

Fernando Camacho es uno de los líderes sobresalientes, pero no el único. Las plataformas han incubado un movimiento de nuevos liderazgos.
lunes, 28 de octubre de 2019 · 00:04

Carolina Méndez / Santa Cruz

En el departamento de Santa Cruz, principal bastión opositor del MAS, emergen nuevos liderazgos incubados en plataformas ciudadanas y el Comité Cívico. Esto, sobre todo, a raíz de una crisis de representación que sufren las autoridades locales a quienes se les reprocha el apoyo a la reelección del presidente Evo Morales y la “tibieza” con la que actuaron en algunas circunstancias críticas, como el incendio en la Chiquitania.

Juventud, banderas tricolor y banderas cruceñas confluyen en los pies del monumento al Cristo Redentor. Desde el miércoles, cada noche, la escena se repite. El presidente del Comité Cívico, Fernando Camacho, irrumpe con una voz ronca ante cientos de jóvenes que se autoconvocan en el lugar para escucharle, para gritar a coro, o para flamear las banderas del 21F. 

Camacho es uno de los actores indiscutibles en la coyuntura actual. Pero no es el único. Las plataformas ciudadanas y los activistas son clave esencial para comprender las movilizaciones que copan las calles y se entretejen en las redes sociales. Son liderazgos que surgen ante la crisis de representación de autoridades locales.

Alcaldía  en la mira por “traidora”

Luego que el Comité Cívico anunció  un paro indefinido, la Alcaldía y la Gobernación cruceña se contactaron con  Camacho para expresar  su respaldo a la medida asumida, según indicó el  líder cívico. Después, Angélica Sosa, presidenta del Concejo Municipal, asistió personalmente hasta el Comité para expresar públicamente su apoyo. No tuvo una grata acogida.

Muchos jóvenes que se encontraban congregados en el lugar procedieron a increparla. La llamaron “vendida” y “masista”. 

El activista Federico Morón asegura que se debe al reproche ciudadano  a las autoridades locales por su abierto apoyo a la reelección de Morales. Indica que  la población considera “oportunista” y poco honesta  la aparición de Sosa  en el momento en que se cuestiona las elecciones y el fraude electoral.

“La gente no es tonta, no olvida. La Alcaldía ha hecho campaña a favor de la reelección de Evo Morales, tanto Angélica como Percy (Fernández). Hay fotos usando gafas y hay discursos del Alcalde diciendo que se tenía que encontrar la salvaguarda legal para que Evo se pueda volver a repostular. A la gente no la engañarán cambiando de bando”, enfatizó.

En coincidencia, Carlos Hugo Molina -abogado, investigador y ex prefecto cruceño- afirmó que la Alcaldía, encabezada formalmente por  Percy Fernández -“pero operativa de  Sosa”- ha estado con el Gobierno  “bastante más allá” que en una relación institucional. 

“Estamos en un país democrático y las relaciones deben ser de gobernabilidad, pero las declaraciones reiteradas de Percy en su adhesión a Evo y la relación personalísima y sonriente de Angélica con las autoridades del Gobierno  central, los han puesto en una situación que quedó demostrada en el comité, cuando se vertieron duros calificativos en su contra. Le dijeron traidora”, manifestó Molina.

El perfil bajo de Costas 

El día del cabildo en el Cristo Redentor, una enorme bandera extendida  decía “Evo dictador, Rubén traidor”. En puertas del Comité Cívico, el pasado martes,  los  jóvenes que estaban en el lugar vertieron esos mismos calificativos  sobre el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas.

En el caso de la autoridad departamental  y su poco protagonismo en la actual coyuntura, Morón aseguró que es porque existe un reproche de parte de los cruceños por su “tibieza”. 

“El gobernador ha estado muy ausente en muchas situaciones importantes en Santa Cruz. Su relación con el Gobierno, por más que no han estado en el mismo bando, ha sido tibia”, explicó el activista.

Molina precisó que la no aparición del gobernador en este momento es inteligente. Señaló que no disputa a los actores mejor posicionados como son los candidatos y los liderazgos civiles y que  existe reproche hacia la autoridad por lo ocurrido  en la Chiquitania.

“No logró resolver el tema de los incendios de manera nítida. Toda la parte crítica que la gente asumió como una ausencia inicial de respuesta inmediata -por los acuerdos políticos con algunos sectores emergentes del decreto que autorizaba la quema controlada-  dejó en una posición un poco incómoda, en general, a toda la dirigencia de Bolivia dijo No”, manifestó  Molina. 

Explicó que esto se dio por  la relación y los  intereses que tenían los sectores que lo apoyaban. “Entonces el gobernador ha decidido mantener un perfil en segundo nivel, para no desgastar más su posición”, añadió.

A pesar de la visible “desaparición” coyuntural de Costas, en el escenario cruceño, se debe aclarar  que sí participó e integra la Coordinadora de Defensa de la Democracia. Una agrupación que congrega a los cívicos de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho y de Potosí, Marco Pumari. Junto a ellos están  los  expresidentes Jorge Tuto Quiroga y Jaime Paz, la alcaldesa de El Alto Soledad Chapetón, la diputada Shirley Franco, el senador Óscar Ortiz y el líder del Conade, Waldo Albarracín, entre otros. 

El presidente Morales se refirió a esta articulación como “un grupo de políticos fracasados”.

“El comité cívico no es el dueño, es el núcleo de las operaciones”

Desde el Comité Cívico Pro Santa Cruz, se coordina el paro indefinido acatado por gran parte del departamento. No obstante, Federico Morón, enfatizó que no es sólo el liderazgo de Luis Fernando Camacho el que conduce la masiva medida de presión que se lleva a cabo en la capital oriental. Aseguró que “el comité no es el dueño del proceso, sino, que es el núcleo de  las operaciones”.

“Hace 16 años que trabajo en activismo y nunca he visto tantos actores emergentes y conectados. Por mencionar algunos: la plataforma Ríos de pie que trabaja en la no violencia, entendiendo que la violencia es capitalizada por el gobierno; la plataforma Alas Chiquitanas que está apoyando a grupos de bloqueos; o la activista Jhanisse Vaca Daza que está contando a nivel internacional lo que sucede. Son muchísimos los actores. Inclusive gremialistas y transportistas que están articulados por la misma causa”, contó Morón.

Carlos Hugo Molina destacó que el comité  ha conseguido mucha adhesión debido a que estableció que no es una presencia partidaria ni políticamente involucrada con una organización. 

“Lo hace en término de valores, posee una posición muy firme en defensa de la democracia más allá de las relaciones sectarias y partidarias. Además, interpela a la sociedad civil para incorporar la no violencia. Categoría que posee un valor fundamental porque conociendo el modo como actúa el Gobierno en términos de provocación al adversario, hasta ahora no se ha llegado a una confrontación”, afirmó el académico. Para él,  la quema del Tribunal Electoral Departamental de Santa Cruz, claramente, se debe a una orquestación de sectores gubernamentales que buscan que no quede constancia de la pérdida electoral. 

Algunos analistas, como José Luis Santiesteban, aseguran que el liderazgo del actual presidente del Comité Cívico desembocará en el protagonismo de alguna próxima contienda electoral. No obstante, parece aún demasiado pronto para afirmarlo.

36
8