Con dinamitazos, mineros y funcionarios atacan a vecinos

Ayer se inició en La Paz un paro indefinido en defensa de la democracia. Simpatizantes del MAS golpearon y corretearon a los maestros. Hay tres docentes heridos.
martes, 29 de octubre de 2019 · 00:58

Verónica Zapana S.  / La Paz

Con dinamitazos, cientos de mineros de Huanuni  y asalariados que pertenecen a la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) ingresaron ayer en la mañana   a la ciudad de La Paz para   defender al partido de Gobierno. En su recorrido, atacaron  y golpearon con sus cascos a los vecinos que instalaron bloqueos en la urbe. Además, persiguieron a los maestros que marchaban en la urbe.   

Además, los funcionarios públicos salieron a las calles   para atacar los bloqueos vecinales. Los manifestantes en defensa del voto y la democracia respondieron a los agresores con  abucheos e insultos.

“Evo amigo, el pueblo está contigo”,  “La derecha no volverá” y “Mesa c... te espera el paredón”, fueron algunos de los estribillos que gritaban los mineros,  mientras pasaban  por la Av. Montes y detonaban  cartuchos de dinamitas por doquier.

 “Quieren enfrentamiento, enfrentamiento van a tener”, amenazaban algunos de los mineros que tenían aliento alcohólico y que a su paso sembraban temor en algunos vecinos, aunque otros se animaron a responder con abucheos y estribillos en contra del Gobierno.

Los mineros llegaron a La Paz para respaldar al presidente Evo Morales, quien fue declarado ganador de las últimas elecciones en medio de denuncias de fraude.

“No tenemos miedo, carajo”, gritaron los vecinos que bloqueaban la avenida Uruguay. Ante esa situación, los  mineros intentaron pasar el cerco policial para atacar a los manifestantes. “Queremos ir, tienen que darnos paso”, gritó furioso uno de los mineros, pero los uniformados lo impidieron.

En la plaza San Francisco,  con la tricolor en las manos, los vecinos comenzaron a gritar al unísono: “Ni con su dinamita nos asustan, carajo”. En ese momento se registró  un amague de enfrentamientos y jaloneos. Minutos después,  ambos bandos se calmaron y los mineros  continuaron con  su recorrido por el carril de bajada.

La calma duró muy poco. Unos pasos  más abajo, por el carril de subida, llegaba  la marcha del  magisterio urbano de La Paz. Ambos bandos comenzaron a  insultarse y  amenazarse. De un  momento a otro,  más de 50 mineros enardecidos y violentos lanzaron  cartuchos de dinamita y corretearon a los maestros.

Los mineros golpearon con  puñetes y patadas  a las mujeres. Una  maestra  fue agredida  en la cabeza con un guardatojo. Otra maestra fue arrinconada por los simpatizantes del MAS, quienes  le  quitaron el pasacalle del magisterio. Fueron minutos muy tensos. Los mineros  persiguieron además  al  dirigente y profesor José Luis Álvarez, quien logró escapar.

La movilización del magisterio se dispersó por unos segundos. Luego  se   rearticularon  y empezaron a  gritar:   “Derechistas y masistas son la misma porquería”.

Álvarez contó que tres maestros fueron agredidos por los mineros. “Fueron golpeados y derivados al Hospital Obrero de la CNS”, contó. Aseguró que su sector no defiende ni al Gobierno ni a Mesa. “Queremos una  solución a la desocupación, bajos salarios y enajenación de recursos naturales”, dijo. “Está prohibido el uso de dinamita, pero los mineros que son aliados del MAS hacen lo que les da la gana”,  recordó.

Mientras los mineros llegaban a la plaza Obelisco, los funcionarios públicos se apostaron en el sector para recibirlos con aplausos. También insultaron y agredieron  a los vecinos y estudiantes de la facultad de Ingeniería que bloqueaban el sector.

Ahí también se registraron amagues de enfrentamiento. Mientras unos gritaban:  “fraude”, los otros respondían:  “la derecha no pasará”. Los funcionarios enardecidos lanzaban botellas plásticas y otros objetos a los vecinos.

Un  minero  lanza dinamitas en el centro paceño, ayer. 
Foto: APG

El estruendo de las dinamitas seguía el recorrido por el Prado paceño. “Pedimos disculpas a la población por el ruido de las dinamitas, es parte de nuestras costumbres”, dijo el secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros de Huanuni, David Choque. A su lado se encontraba  el máximo dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Guarachi.

Mientras la columna de los mineros pasaba por el centro, la gente criticó el uso de la dinamita. Ante esa situación,  muchos  mineros lanzaban insultos y puñetes a los vecinos.

En la plaza del Estudiante, los funcionarios del Ministerio de Salud y de Justicia también recibieron a los mineros con aplausos. Mientras tanto, los vecinos que bloqueaban el lugar exigían a los servidores públicos  que “vayan a trabajar”. Ahí también se registraron intentos de enfrentamiento.

Minutos después, los mineros bajaron hacia la plaza Isabel La Católica. Descendieron por la avenida Arce hasta cerca de la embajada de Estados Unidos, donde atacaron y golpearon a los vecinos. Un hombre fue brutalmente agredido por los simpatizantes del  partido del Gobierno. Luego de quedarse un par de horas en el Prado, los mineros se retiraron hacia El Alto para proclamar al Presidente.

Simpatizantes  del MAS muestran sus dinamitas, ayer. 
Foto: Marco Aguilar / Página Siete

 

10
229