Mesa: Gobierno divide al país con mentiras de García Linera

Ante los ataques del Ejecutivo, incluido el presidente Evo y el Vicepresidente, Carlos Mesa asegura que “no hay tiempo ni posibilidad para el temor”.
martes, 29 de octubre de 2019 · 00:03

Ivone Juárez /  La Paz

El candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, rechazó ayer las acusaciones del vicepresidente Álvaro García Linera en sentido de que estaría promoviendo   la violencia y el racismo en el país  por no aceptar que perdió en las elecciones del 20 de octubre, sobre las que pesa la sombra del fraude.

“La estrategia del Gobierno es absolutamente increíble y pretende personalizar la confrontación. En ningún caso declaré nada que pueda parecerse a dividir el país en dos, quien lo está dividiendo con la mentira, con las manipulaciones características del Vicepresidente es el propio Gobierno”, dijo a Página Siete.

El Vicepresidente  lo responsabiliza de la violencia  desatada en el país y lo acusa de mandar a apalear a campesinos y a mujeres de pollera.

El Gobierno pretende hacer creer a Bolivia, pero Bolivia no se lo cree, que Carlos Mesa es el organizador de las movilizaciones espontáneas de  millones de bolivianos y que éstas tienen que ver con mi  deseo de ir a la segunda vuelta electoral por un capricho personal. Aquí  las cuestiones subjetivas salen sobrando: soy un ciudadano que ha recibido más de dos millones de votos, probablemente 2,5 millones, si contamos el fraude.

 En ese contexto, nuestra lógica es, primero, de convocatoria a movilizaciones pacíficas y democráticas; segundo, lo reiteré varias veces y lo reitero ahora: me siento orgulloso como boliviano de que  los pueblos indígenas,  aymara, quechua, guaraní y otras nacionalidades, estén hoy en el centro de la actividad política, económica y social; eso debe mantenerse, somos una sociedad entre iguales. 

En ningún caso he declarado nada, directa ni indirectamente, que pueda parecerse a confrontar o  dividir el país, quien lo está dividiendo con la mentira, con las manipulaciones características del Vicepresidente, es el propio Gobierno. La responsabilidad total es del Gobierno, no solamente por el fraude perpetrado desde el Órgano Ejecutivo, sino porque el Presidente llama a la violencia de manera directa e indirecta, y las movilizaciones pacíficas  están siendo respondidas violentamente por militantes del MAS.

¿Cuál es su mensaje en estos momentos en que se vive violencia en varias regiones?

Primero, expresar que es insólito que el Presidente establezca la decisión de enfrentarse contra sus compatriotas, convocando a  bloqueos y a participaciones agresivas de sus militantes en contra de compatriotas que se están expresando pacíficamente. Lo que vimos y promovimos se cumplió: los ciudadanos que en las regiones del país están resistiendo, planteando movilización permanente y paros, se  comportan con una gran altura,  fortaleza, heroísmo, resistiendo los ataques absolutamente brutales, con piedras y palos. El mensaje es mantener las movilizaciones, el espíritu, no responder a las provocaciones y trabajar como  están trabajando, con ese ánimo y valentía extraordinaria.

¿No tiene temor de que el Gobierno  tome acciones en su contra o que lo aprese? Por ejemplo tres autoridades salieron a responsabilizarlo: el Ministro de Gobierno, el presidente Evo y ahora el Vicepresidente.

No hay tiempo ni posibilidad para el temor. Aquí hay una decisión relacionada con una vocación democrática, que tiene que ver con la decisión que tomé cuando decidí ser candidato para enfrentar a un sistema totalmente corrompido, envilecido y que perdió el norte , y se convirtió en un sistema que quiere sólo poder.  Por supuesto que existe la posibilidad de que el Gobierno, con esta estrategia absurda, y que nadie cree de que soy el responsable de todo, pretenda amedrentarme y eventualmente quitarme la libertad, pero no tengo opción para el miedo.

¿Cómo quedará el país después de esta nueva confrontación entre bolivianos?

Se trata de una situación compleja y la responsabilidad es absolutamente atribuible al Gobierno y dependerá de éste  si entiende la palabra de la mayoría de los bolivianos, que no es otra que someterse a la ley, respetar las instituciones y no destruirlas, como hizo con el Tribunal Supremo Electoral, o con el mismo proceso electoral.

No se trata de una confrontación de bolivianos contra bolivianos, sino de núcleos organizados del Gobierno, a través de sus estructuras partidarias y estructuras organizadas del MAS, contra  ciudadanos de la mayor parte del país que en su inmensa mayoría lo que piden es simplemente que se cumpla la ley, que nos sometamos a las instituciones democráticas.

En todo este contexto, ¿se tiene algún acercamiento para el diálogo?

No, hasta el momento no hubo ninguna aproximación de esa naturaleza.

¿Cuál es su propuesta  ante las elecciones  pasadas?

Creemos que la iniciativa de la comunidad internacional es fundamental y muy importante. Se pronunció en dirección de que la segunda vuelta es un imperativo, porque el fraude está claro, y asumió como muy bueno, y creíble el informe de la OEA de la misión de observación electoral; mientras que la OEA aceptó la invitación del gobierno de llevar adelante una auditoría. Creo que ese es un camino que debe mantenerse vigente y pleno, porque se trata de un escenario compartido. Bolivia tiene que resolver sus propios problemas a partir de la decisión soberana de su ciudadanía, de su población, pero creemos que no podemos descuidar la evidencia de solidaridad de la UE y de la OEA, la preocupación,  expresada por las Naciones Unidas, los pronunciamientos categóricos de países tan importante como Brasil, Estados Unidos.

El presidente del Comité  Pro Santa Cruz llegó a La Paz, pero no pudo salir del aeropuerto. ¿Se contacto con él?

Estamos en permanente contacto con los líderes cívicos y aprovecho la oportunidad para expresarle mi solidaridad y respeto a Luis Fernando Camacho. Lamentar la situación que tuvo que enfrentar, que es característica de la agresividad y de la estrategia violenta del MAS.

15
1