Afines al MAS golpean, insultan y causan temor con dinamitazos

Mineros, ayllus y militantes del partido de Gobierno tomaron ayer el centro paceño. Los funcionarios públicos se encargaron de acompañar y apoyar la marcha.
miércoles, 30 de octubre de 2019 · 00:26

Verónica Zapana S.  / La Paz

“Yo no me voy a responsabilizar. Si las bases nos rebasan, ¿qué podemos hacer? Primero dialogaremos  con los bloqueadores, si no quieren, vamos a desbloquear,  pues ¿qué podemos hacer?”,  advirtió   ayer  el dirigente de la Federación Túpac Katari, Héctor Pacheco. Acompañado de decenas de  integrantes de este sector afín al MAS, el representante esperaba a otros grupos para descender por el centro paceño. 

El dirigente volvió a amenazar e indicó que la gente “se cuide” porque  ellos estaban armados con sus “chicotes y k’orawa (onda)”.   Dijo  que él no puede decir nada de los mineros, quienes  ayer en la mañana ya se alistaban para marchar con  dinamitas.

Y así fue. Ayer en el segundo día de paro indefinido en defensa de la democracia,  mineros y ayllus  acompañados de funcionarios públicos, marcharon al mediodía por el centro paceño amedrentando a los ciudadanos. Durante su paso por las calles, ellos amenazaban con chicote y con dinamitas a todo aquel que se animaba a silbar o  protestar contra el presidente Evo Morales.

“Ahí están, ellos son los que roban la nación”, gritaron  unos  vecinos que vieron pasar a los  militantes del partido de Gobierno. Esta marcha estaba liderada por   los mineros, además se sumaron  los funcionarios públicos, los Ponchos Rojos y  las Federación de Mujeres Bartolina Sisa, entre otros.

Cuando algunos ciudadanos gritaban estribillos contra el Gobierno, los manifestantes del MAS  se acercaban a ellos y los obligaban a callar con insultos y groserías, incluso perseguían a los transeúntes con  cartuchos de dinamita.  “Tiro, tiro”, gritaban para que la gente corra del lugar y abran paso a la columna.

Manifestantes con cartuchos  de dinamita, ayer.
Foto: Freddy Barragán / Página Siete

“Nuestro pedido es que se respete el proceso de cambio y el voto de los bolivianos”, dijo el representante de la Federación Nacional de Cooperativistas Mineros (Fencomin), Feliciano Mamani. Aseguró que la marcha de los cooperativistas mineros  es “pacífica”.  “Como bolivianos, lo único que pedimos  es el respeto a la democracia”, sostuvo.

 Para anunciar su paso y asustar a los transeúntes, los  manifestantes reventaban los cartuchos de dinamita  en cada cuadra.  “Nosotros como mineros usamos la dinamita porque es nuestra arma  en los socavones. Por eso salimos  con dinamita, la usamos de forma pacífica, sin provocar a ningún ciudadano”, dijo.

En su recorrido por el centro, los movilizados del MAS jalonearon, golpearon y empujaron a varios ciudadanos. Ya por la plaza del Estudiante, la marcha  se cruzó con el bloqueo de los universitarios con  quienes también se enfrentaron verbalmente. Los primeros gritaban:  “Evo no estás solo carajo” y los otros respondían: “A mí no me obligaron,  yo vine por mi patria” y  “Evo cuidado, el pueblo ha estudiado; Linera cuidado, el pueblo es titulado”.

Militantes del partido de Gobierno marcharon desde mediodía  por el centro paceño y llegaron con el objetivo de quedarse en vigilia en  la plaza Murillo para defender al Presidente. Casi a la misma hora,  unas cuadras más abajo, en el mismo carril de subida, se encontraban   varios vecinos  que  bloqueaban en  la avenida Montes en defensa de la democracia y en rechazo al “fraude” electoral. Además, estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Financieras de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA)  bloquearon  en la Av.  Pando.

Para  evitar  enfrentamientos entre  ambos bandos, la Policía derivó la movilización del grupo afín al MAS por el carril de bajada. Pese a la medida de prevención, al pasar por el lugar, los gritos e insultos entre los    simpatizantes del partido de Gobierno y  los vecinos  no cesaban. Unos decían: “Evo de nuevo, huevo Carajo” y los otros respondían: “Pueblo, escucha,  Mesa es asesino”. En medio de los gritos, entre ambos grupos se echaron agua y se botaron botellas plásticas y fruta podrida.

En cada esquina,   los sectores del MAS  marchaban  por el centro y con la  explosión de cartuchos de dinamitas hacían escapar  a los ciudadanos. Otros se quedaban  en las aceras para silbar  a los mineros y los funcionarios públicos.

“Vayan a trabajar”, gritó uno de los ciudadanos que horas antes bloqueaba en la puerta de la Facultad de Ingeniería, pero  los simpatizantes del MAS se acercaron y le dieron un puñete en la cara. Más abajo, en  El Prado, dos indígenas del ayllu de Oruro afines al Gobierno  golpearon  brutalmente a   Julio Llanos, un adulto mayor y  sobreviviente de la dictadura militar.

Mineros  y ayllus golpearon e insultaron a los transeúntes.
Foto: Freddy Barragán / Página Siete

 

1
28