La Paz: Enfrentamientos y gasificación después del cabildo

Por otro lado funcionarios públicos de diferentes ministerios denunciaron a este medio que fueron obligados a resguardar las esquinas del centro político del país
jueves, 31 de octubre de 2019 · 23:13

Página Siete Digital / La Paz

 
Tras realizarse el cabildo en La Paz, varias personas que se desmovilizaban por  la avenida Montes y Mariscal Santa Cruz, intentaron romper el cerco de seguridad policial que resguarda la plaza Murillo, lo que provocó una intensa gasificación y otros actos de violencia a pasos del "kilómetro cero". 


La movilización de los manifestantes se dio en horas de la noche, después de que culminara el cabildo nacional. Un grupo de personas llegó hasta la esquina de la calle Socabaya donde un contingente policial equipado con escudos, cascos y gases esperaba en ese punto para resguardar  el ingreso a plaza Murillo.


Un grupo de personas intentó cruzar el cerco policial, lo que fue respondido con agentes químicos, de esa manera la Policía en reiteradas oportunidades  pudo dispersar a los manifestantes que se reagrupaban y volvían en su intento de pasar el cerco policial.
Asimismo realizaron fogatas improvisadas, sobre las calles que rodean el monumento del Soldado caído en el Obelisco de La Paz, también se cubrieron con calaminas y otros elementos, a fin de hacer frente a los uniformados.

 
Por otro lado funcionarios públicos de diferentes ministerios denunciaron a este medio que fueron obligados a resguardar las esquinas del centro político del país, "como carne de cañón", reveló uno de los funcionarios.


Otro funcionario, reveló  que en horas de la tarde, les obligaron a dirigirse hasta la plaza Murillo para que se instalen en una de las esquinas donde se tiene otro cordón de resguardo policial.


La plaza Murillo también es resguardad por un grupo de mineros afines al partido de Gobierno, que llegó en días pasados a La Paz y permanece en el lugar haciendo un cerco humano en defensa de la "Casa Grande del Pueblo". Este jueves en medio de los actos de violencia, hicieron detonar cartuchos de dinamita para intimidar al grupo contrario.

 
Una joven fue alcanzada por una granada de gas. Asimismo se vio a varios padres correr con sus hijos pequeños, ya que en la noche se desarrollaba por el centro la fiesta de Halloween, y se alertó de al menos un niño extraviado. 


Los periodistas que realizaban la cobertura de los hechos, también fueron afectados por gases lacrimógenos y otros elementos.

3
4