Piden la renuncia del jefe policial de la Llajta y sus bases amenazan con motín

Asambleístas de Cochabamba solicitaron al oficial que se haga a un lado; sus subalternos le pidieron que renuncie porque no es un buen policía. Se lo filmó cuando hablaba con los cocaleros del trópico.
jueves, 31 de octubre de 2019 · 01:00

Daniela Romero / La Paz

Los asambleístas departamentales y los efectivos de base pidieron al comandante de la Policía de Cochabamba, Raúl Grandy, que renuncie por “ser un mal policía”, “por no defender al pueblo y por resguardar a gente afín al Movimiento Al Socialismo (MAS)”.

En una carta enviada al jefe policial, los asambleístas le recuerden que el cargo que ocupa no se lo debe al Gobierno, sino al Estado, es decir a “los bolivianos”.

“El servilismo y parcialización que usted ha venido mostrando hacia el partido de Gobierno como comandante departamental no sólo se traducen en una falta gravísima (...), sino en que ya no goza de la legitimidad, legalidad ni respeto de la población”, señala  la misiva enviada el 28 de octubre que está firmada por la asambleísta Lizeth Beramendi.

Eso no es todo, lo responsabilizan de los enfrentamientos violentos en la Llajta, fruto del resultado de las elecciones generales que dan como ganador a Evo Morales. Según un reporte que se envió a los medios, el comandante ordenó a sus subalternos que no usen gases, que no intervengan entre grupos violentos del MAS que atacaron a ciudadanos que bloqueaban.

 El martes fue el día más violento que se vivió en Cochabamba. Tras uno de los enfrentamientos, un joven resultó herido en la cabeza por parte de gente afín al Gobierno; el comandante de Radio Patrullas 110, David Herbas, lo auxilió. Sin embargo, esta acción encolerizó a Grandy que llamó la atención al oficial, incluso lo amenazó con cambiarlo de destino.

El teniente  coronel David Herbas auxilia a un joven herido el martes.
Foto: Hernán Rodríguez / Facebook

Resguardó a cocaleros

“Vamos a permanecer toda la noche aquí (...), pensé que tenían sus buses y los íbamos a escoltar hasta la carretera para que se vayan tranquilos, pero me indican que mañana tendrán sus buses (...) No demuestren agresividad compañeros, el hermano Presidente ha dicho que hay que mantener la calma, que no parezca que de parte de ustedes es la agresividad”,   decía Grandy a los cocaleros del Chapare que el pasado jueves llegaron a la ciudad de Cochabamba para apoyar el triunfo de Evo Morales en los comicios.

Esta conversación fue grabada en un video que se hizo viral y provocó la furia de los ciudadanos cochabambinos que piden hasta hoy su renuncia. “Este comandante policial tiene intimidados a los policías porque los dirigentes masistas le prometieron que será el futuro comandante de la Policía Boliviana sin tener méritos”, escribió un ciudadano en una red social.

 Los policías, quienes dependen de él, también se manifestaron mediante un audio. En él le piden que renuncie, de lo contrario advirtieron con comenzar un motín hasta que salga del cargo.

En otro hecho, ocurrido el martes,  Grandy increpó a dos señoras que mantenían un bloqueo en una calle céntrica. Ellas le explican que nadie golpeó a nadie y el jefe policial les grita: “¡No provoquen, hagan lo que quieran, por qué me está empujando!”, cuando nadie lo empujaba.

En un audio, los subalternos le dan 48 horas para que renuncie

Los policías de base que dependen del comandante departamental de la Policía, Raúl Grandy, le enviaron un audio ayer en el que le dicen que si no renuncia en 48 horas ellos ejecutarán un motín.

 A continuación se transcribe la grabación que fue enviada a varios medios de comunicación:

“Mi coronel muy buenos días, esto va dirigido a usted y a algunos comandantes de los nueve departamentos. Mi coronel Raúl Grandy, usted no es toda la Policía, usted es un comandante, un solo hombre, y los policías en cada departamento somos más, somos miles. No se equivoque al tomar sus decisiones”.

 “Le advertimos que si se va a seguir parcializando con un solo sector, vale decir con el MAS (Movimiento Al Socialismo), porque sale a reprimir a otros grupos y no a los del MAS, le prometemos mi coronel que la Policía se va a poner en emergencia y tal vez haya un amotinamiento. O más claro, se puede dar un amotinamiento y se lo puede botar del Comando Departamental de Cochabamba”.

El mensaje sigue: “Usted es un mal comandante, está trayendo malestar a la institución, la Policía del verde olivo nunca ha sido partícipe de un partido político. Es más, hay muchos comandantes como usted que desgraciadamente hacen quedar mal a la Policía Boliviana, la institución no es instrumento de ningún partido político; sin embargo, usted está dando muestras que sí está siendo partícipe de este Gobierno dictador que en 14 años no hemos tenido nada”.

Finalmente se le advierte al jefe policial: “Por tanto, coronel Grandy, se le vuelve a reiterar, deponga su actitud. Sea un buen comandante, porque de lo contrario dentro de 48 horas que le estamos dando le prometemos que la Policía se va a levantar, incluso a nivel nacional. Tómelo como usted quiera, es el colmo que usted trate mal al personal”.

Desde La Paz se conoció que un director nacional de la Policía Boliviana, que trabaja en la  sede de Gobierno, viajó  a Cochabamba para evaluar la situación.

Raúl Grandy habla con los cocaleros de Chapare.
Foto: Captura

 

320
10