Denuncias añejas y supuestos hijos y amantes, la guerra sucia salta a las redes

lunes, 07 de octubre de 2019 · 01:24

Leny Chuquimia /  La Paz

Con denuncias  antiguas y la aparición de supuestos hijos y amantes la campaña electoral entra en la recta final. La guerra sucia ha tomado las redes sociales como un campo de batalla donde el anonimato es la principal arma, ya que el uso de estas plataformas aún no está normado en el régimen electoral.

“Siempre hubo guerra sucia en temas políticos y más en época electoral. Pero ahora también ha tomado las redes sociales aprovechando que en nuestro país no hay una normativa para el control de este tipo de contenidos. Hace un tiempo se  trató de reglamentar este espacio pero es algo que no  le conviene al mismo Gobierno  que las usa  para llegar a un público posiblemente  nuevo en esta coyuntura”, señaló el consultor en redes sociales, Tony López.

La “guerra sucia”, como tal, no está tipificada ni definida en la Ley 026 del Régimen Electoral que rige en el país, así como tampoco lo está en el Reglamento de Propaganda y Campaña Electoral o el Reglamento de  Sanciones y Multas por Faltas Electorales que regulan las elecciones generales 2019. Las normas llaman a un proceso en el que debe prevalecer el respeto mutuo entre las organizaciones políticas.

   Para ello contemplan  una serie de prohibiciones para la propaganda política que de ser pasadas por alto merecen una sanción.

   Presuntos hijos y amantes 
  

La semana pasada una cuenta anónima de Facebook anunció el estreno, “solo por redes sociales”, de un presunto documental titulado Mesa y la Ballena Rosada. La cuenta indicaba que la trama del video  giraba en torno al candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos D. Mesa, y una supuesta  relación con una de sus personas de confianza, Ximena Valdivia, quien a días de las elecciones  enfrenta un proceso legal por una serie de depósitos a las cuentas de PAT hace varios años.

Los avances del supuesto documental también usaba  imágenes montadas de los portales de diferentes medios de comunicación y una agencia de noticias. La promoción se hizo a gran escala con carteles y grafitis plasmados en los muros de la ciudad  y afiches que fueron  enviados en sobres cerrados a varios periodistas.

Sin embargo, llegada la fecha y la hora anunciada el producto no fue presentado. La cuenta falsa difundió un audio en el que se denunciaba censura y amenazas de muerte. Luego de esto todas las cuentas que hicieron la promoción fueron eliminadas. 

Algo similar pasó el pasado 30 de agosto. En las redes sociales circuló un certificado de nacimiento en el que aparecía el nombre del presidente Evo Morales -candidato a la reelección por el MAS- como padre de una niña cuya madre se presumió era una menor de edad. Las imágenes se hicieron virales y trajo el recuerdo del caso Zapata, que estalló previo al referéndum de 2016. 

Entonces un certificado de nacimiento empezó una serie de declaraciones contradictoras del presidente y su expareja Gabriela Zapata, quien cumple una condena  por  tráfico de influencias. 

Como una bola de nieve el recuerdo del caso  Zapata reavivó otras acusaciones. Esta vez  en contra de la candidata a la viceprecidencia de Bolivia Dice No, Shirley Franco.  Por medio de las redes sociales se la acusó de ser pareja del hermano de la exnovia del primer mandatario.

Desde varios flancos, la organización por la que postula Franco  fue  acusada de aliarse  al MAS para atacar la candidatura de Carlos Mesa. La  acusación de la guerra sucia va y viene entre  los principales partidos  contendientes.

 ¿Qué dicen los candidatos y partidos de la guerra sucia?

“No voy a responder a la guerra sucia ”, señaló el candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, consultado por los periodistas sobre las diferentes acusaciones en su contra.

“Me van a preguntar 200 veces sobre la guerra sucia que da náuseas. No voy a responder”, aseveró el candidato la semana pasada en Santa Cruz. 

 El jefe de campaña de la alianza Bolivia Dice No, Vladimir Peña, consideró  que  Carlos Mesa se escuda bajo el concepto de “guerra sucia” al no querer responder por el dinero que supuestamente recibió para asumir la candidatura a la vicepresidencia por el Movimiento Nacionalista Revolucionario .

Acusado de ser el promotor de la guerra sucia en contra del candidato de Comunidad Ciudadana, Óscar Ortiz, candidato a la presidencia de Bolivia Dice No, afirmó en varias ocasiones que “el problema de Mesa no soy yo, es  su pasado”.


Las campañas  no han dejado las calles y los recorridos puerta  a puerta.

La influencia de las redes en  temas electorales

Según la Encuesta Nacional de Opinión sobre Tecnologías de Información y Comunicación presentada  por la estatal Agetic en diciembre de 2017, el 73% de la población internauta señaló que las redes sociales no influyen en su opinión. El 39% señaló que éstas no tuvieron ninguna incidencia en temas específicamente electorales.

Hasta entonces   el 67% de la población  de Bolivia era internauta.   El 46%   usaba las redes sociales los siete días  a la semana. 

“Los amigos y la familia son los círculos más influyentes en redes sociales, no obstante el 22% no confía en la información que circula en estas plataformas y el 37% confía poco. Asimismo el 73% señala que las redes sociales no influyen en algún cambio de opinión sobre algún tema de interés nacional y el 39% que no influyeron en los últimos procesos electorales”, señala parte del informe de la encuesta.

Entre otra información, la encuesta  evidencia  que los amigos y la familia son los círculos más influyentes en redes sociales.  Un 21% de las y los internautas sí apoyaron a alguna causa en esas plataformas. En general la defensa de los  derechos de los animales.

Para el consultor Tony López el público en las redes sociales es bastante cambiante de acuerdo a la cultura que tenga en el manejo de esas plataformas. Explicó que la mayoría  de los internautas  son  jóvenes y  gran parte de ellos utilizan estos espacios solo para el entretenimiento.  

“Se usa las redes para contactar a la familia y amigos, para el ocio, para compartir un video o algo cómico y no tanto para el tema político. Lo que pasa en este ámbito es que el contenido de la campaña electoral   sólo se comparte entre los interesados. Lo que nos muestra que los candidatos no han podido convencer a esta población”, dijo el consultor.  

  Pero lo que pasa con la guerra sucia es que juega con el morbo, el escándalo y las noticias falsas algo que llama la atención de los usuarios de internet. El contenido no se verifica y es compartido  cientos de veces en menos de un minuto.

 

 13 prohibiciones para la campaña electoral

La Ley 026 de Régimen Electoral vigente en el país, establece 13 prohibiciones para la propaganda electoral. Éstas contemplan a la campaña en internet y por telefonía móvil.

“Las prohibiciones establecidas en este artículo aplican también a los medios interactivos, en particular internet y mensajes masivos de texto por telefonía celular, cuyo uso estará sujeto a las multas, sanciones y responsabilidades penales establecidas en esta ley.  En caso de que una propaganda incurra en cualquiera de las prohibiciones señaladas, el TSE y los TED -en el ámbito de su jurisdicción- dispondrán de oficio la inmediata suspensión del mensaje, bajo responsabilidad”, señalan el parágrafo III y IV del Artículo 119.

 Las restricciones  a la propaganda electoral, tanto en actos públicos como a través de medios de comunicación son: sea anónima, esté dirigida a provocar abstención electoral, atente contra la sensibilidad pública o  contra la honra, dignidad y privacidad de los candidatos o de la ciudadanía.

También prohíbe todo contenido que  promueva  la violencia, la discriminación y la intolerancia;  implique el ofrecimiento de dinero o prebenda; utilice de manera directa o indirecta símbolos, referencias religiosas  o credo; o utilice símbolos patrios o imágenes de mandatarios de otros países.

La utilización de  los símbolos, colores, lemas, marchas, imágenes o fotografías de otras organizaciones políticas o candidaturas; las imágenes de niñas, niños o adolescentes y  de la entrega de obras públicas, bienes, servicios, programas o proyectos, también están restringidos. De igual forma se prohíbe el uso de  resultados y datos de estudios de opinión con fines electorales.

El Reglamento de Propaganda y Campaña Electoral 2019 añade a estas prohibiciones el uso de la imagen no autorizada de personas individuales y toda propaganda que sea  contratada por personas distintas a los partidos políticos y alianzas que presentan candidaturas.

   Hechos  polémicos 
En la recta final para las elecciones generales los candidatos están en la mira de la población. Cualquier acto es aprovechado  para la creación de noticias falsas y memes.   

PAN-BOL En agosto la candidata a la presidencia por este partido, Ruth Nina, sufrió un accidente que indicó fue un atentado, Sin pruebas, acusó a su candidato a la   vicepresidencia.       

PDC La diputada Norma Piérola acusó a la  abogada Paola Barriga y excandidata a la vicepresidencia del PDC de cobrar 12 mil dólares por inscribir a Juan Carlos Mendoza como candidato. Barriga negó la denuncia en su contra.

BDN El exvocero de CC, Diego Ayo, acuso a  Óscar Ortiz, de querer contratarlo con “muy buena plata” para hacer guerra contra Mesa, para que Morales se quede  hasta 2025.

 CC El llamado documental Mesa y la Ballena Rosada presuntamente  revelaría irregularidades sobre Mesa y su entorno político. La difusión  fue suspendida tras supuestas amenazas a los productores.

MAS En las redes sociales circuló un certificado de nacimiento en el que aparecía el nombre del presidente Evo Morales como padre de una niña cuya madre se presumió era una menor de edad. La madre de la niña desmintió el hecho.

 

22  Entre el 1 de junio y el 15 de julio, Bolivia Verifica realizó 82 revisiones de noticias que circularon en torno a los tres principales candidatos. 22 de ellas resultaron ser falsas, otras tantas engañosas.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Más de
14
74