Tres generaciones unen fuerzas para mantener los bloqueos

Cerraron ayer rutas en Sopocachi, Villa Copacabana, Miraflores y la zona Sur. Los que no pueden movilizarse por trabajo, ayudan con dulces y refrescos.
viernes, 01 de noviembre de 2019 · 01:24

Luis Escobar  / La Paz

En  el cuarto día del paro general e indefinido, adultos mayores y jóvenes, especialmente, unen fuerzas para mantener  los puntos de bloqueos en  varias zonas  paceñas, como Miraflores, San Antonio, Sopocachi y la zona Sur. Se  organizan   a través de las redes sociales y comparten la misma demanda:  la anulación de las elecciones presidenciales ante las denuncias de fraude.

Al inicio de la avenida 6 de Agosto, en Sopocachi, varios  jóvenes cerraron ayer las  vías y  colocaron un ataúd de cartón  que representaba “la muerte del TSE”.    “Ya estoy  ocho días”, dijo Melissa Balderrama, estudiante de la carrera de Literatura de la UMSA y dirigente estudiantil.

“Somos estudiantes, muchos trabajamos y dividimos nuestro tiempo entre  nuestras  labores académicas, oficios y protestas”, apuntó la joven. Contó orgullosa que participa en los bloqueos desde  la primera jornada. En el día,  se moviliza en las calles y en la noche   se dedica  a sus  tareas académicas y  laborales.

Balderrama relató que  su carrera conformó una unidad de movilizaciones luego de una asamblea estudiantil. Una de las resoluciones fue la participación docente-estudiantil  en   las protestas y otra medida fue promover una cultura de respeto. Por eso, en todos los puntos de bloqueos,  impulsan la consigna: no  elevar cánticos discriminatorios, racistas  ni  misóginos.

Además de los jóvenes, las mujeres  toman los liderazgos para mantener   las protestas. Claudia,  de al menos  60 años y una de las vecinas de la avenida 20 de Octubre,  contó  que  trabaja de forma independiente y por eso puede dividir su tiempo entre permanecer en  un punto de bloqueo y  desempeñar sus labores. Al final del día –mencionó- todos los vecinos    regresan a sus hogares para descansar u ocuparse de  tareas domésticas.

La tricolor  es el símbolo de lucha de los vecinos.
Foto: Soyelgas / Página Siete

¿Cómo se organizan? “Las movilizaciones surgieron con los jóvenes de la zona y comenzamos a compartir información con los grupos de WhatsApp. Nos escribimos todos los días  para coordinar los horarios y los puntos de bloqueos”, relató.

Muchos de los vecinos deben salir a sus fuentes laborales y  ante esa situación  acordaron iniciar los bloqueos entre las  8:30 y 9:00. “Somos personas de todas las edades; desde mamás con hijos, jóvenes y  personas mayores”, acotó. Ayer en este punto de bloqueo  en Sopocachi se observó  a tres mujeres y dos niños jugando con equipos móviles en medio de la calle.

Entre la 20 de Octubre y Aspiazu, dos adultas mayores cuidaban un punto de bloqueo. Una de ellas estaba sentaba, mientras sujetaba la tricolor.

Un panorama similar se vive en el punto de bloqueo del Cruce de Villas.  Ibeth Ramírez, ama de casa, dijo que por las noches coordinan por WhatsApp la hora  para salir  a los bloqueos.

“Todos los días instalamos la medida de presión, vimos que el cruce es un sitio donde podemos  protestar”, acotó el universitario Mario Barrera.

“Yo estoy acabando mi tesis y por ello tengo tiempo libre y  cuido uno de los puntos de  bloqueos. También contamos con el apoyo de muchas personas. Por ejemplo, nos dicen que lamentan no estar en el sitio de bloqueo y nos dejan refrescos, dulces y otras cosas”, explicó.

 En la misma zona,  una vecina, que es viuda y vive de su renta, se encarga de cuidar que nadie levante las piedras y carteles que ponen para cerrar una de las vías.  Muchos adultos mayores también se encargan de llevar ayuda y apoyar  a los jóvenes.

 “Los bloqueos son  por convicción: exigir que respeten  el voto de los bolivianos. Nosotros somos personas de diferentes edificios de la zona que nos pusimos de acuerdo para bloquear las cuadras. Entre todos  aportamos  con sogas, panfletos y  letreros, entre otras cosas para apoyar la causa”, añadió.

Los estudiantes  y los docentes  de la Universidad Mayor de San Andrés  también están activos para  mantener la medida.  El encargado de relaciones internacionales de la facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Boris Céspedes,  comentó que  impulsan la movilización a partir de la resolución del Consejo Universitario que   declaró  emergencia.

“Tenemos a todos los estudiantes movilizados. Ellos son los que lideran estas acciones y se  autoconvocan  a través de las redes sociales en coordinación con sus centros estudiantiles y facultativos”, sostuvo.

Adultos  mayores y niños, en uno de los puntos de bloqueo.
Foto: Marco Aguilar / Página Siete

 

55