Seis autoridades del MAS renuncian en medio del caos

El gobernador Juan Carlos Cejas presentó su renuncia –según dijo– “para pacificar Potosí”. Le siguieron alcaldes, un senador electo y el viceministro de Turismo.
domingo, 10 de noviembre de 2019 · 00:04

Fernando Chávez V.  / La Paz

Seis  funcionarios oficialistas de Potosí, Sucre y La Paz renunciaron ayer a sus cargos en medio de la ola de protestas y violencia que sacude al país tras la cuestionada reelección del presidente Evo Morales.

El Gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, el alcalde la ciudad, Williams Cervantes, Iván Arciénega, alcalde de Sucre, el viceministro de Turismo, Marcelo Arze, el  primer senador electo del MAS por Potosí, Orlando Careaga, y el embajador de Bolivia en Francia, Gonzalo Durán, excomandante de las FFAA dimitieron ayer a sus cargos de manera irrevocable.

El gobernador Juan Carlos Cejas presentó su renuncia –según dijo– “para pacificar Potosí”. “No queremos ver enfrentamientos en Potosí, pero también reitero que  es para proteger a mi familia, mi familia es más valiosa para mí, tengo una tía, mis hijos, mis sobrinos, entonces vamos a dejar el cargo”, dijo Cejas.

La autoridad departamental fue elegida en 2015 por la sigla del MAS y respaldó las políticas del Gobierno central en temas como la explotación de litio hasta el extremo de ser considerado persona no grata por el Comité Cívico Potosinista.

“Iván Arciénega ha tomado la decisión de dimitir al cargo de Alcalde, con miras a preservar la unidad, la paz y el orden constitucional”, sostuvo Cejas en  declaraciones a radio La Plata.

“Vamos a dejar el cargo, de lo contrario esto no tiene un final. Ojalá que de aquí en adelante pueda pacificarse Potosí”, dijo Cejas.

Asimismo, el  alcalde de la ciudad de Potosí, Williams Cervantes, también de filas del  MAS, se puso del lado del pueblo y anunció que luchará por la democracia. Los vecinos que protestan en la ciudad hace 31 días anunciaron que ahora harán que el gobernador masista Juan Carlos Cejas se sume al pueblo potosino.

Con una bandera roja y blanca, Cervantes saludó a los potosinos que bloqueaban una de las vías, en pleno centro de la ciudad, antes de anunciar que estaba del lado de la población. “Hemos escuchado el llamado del pueblo potosino, de los vecinos, somos una ciudad de paz”, dijo a los medios locales. “Queremos vivir en paz, nos ha dolido mucho el atropello que ha sufrido el pueblo”, dijo Cervantes ante los aplausos de la gente que lo rodeaba.

Pocos después, una caravana de mineros cooperativistas partió en buses rumbo a la ciudad sede de gobierno.

Con una breve carta, el alcalde de Sucre, Iván Arciénega, dimitió a su cargo. “Hago conocer mi renuncia irrevocable al cargo de alcalde, por una solución pacífica al conflicto que vive el país, que se restablezca la democracia, el orden constitucional y los plenos derechos de la gente por una Bolivia unida”, expresó la exautoridad en su misiva. 

Más tarde, Orlando Careaga, primer senador electo del MAS por Potosí, también anunció su renuncia de manera irrevocable.

“En los últimos días, he persuadido en los niveles de decisión gubernamental  para que inicien un proceso de diálogo político con el objetivo de evitar derramamiento de sangre, preservar la vida humana y pacificar el país. Al no haber obtenido resultados satisfactorios para el país oportunamente, presento mi renuncia irrevocable al cargo con que el pueblo potosino me ha honrado”, dijo Careaga.

El viceministro de Turismo, Marcelo Arze García, presentó su dimisión “debido a razones estrictamente personales” en una carta dirigida a la ministra Wilma Alanoca.

“Agradezco por la oportunidad que se me brindó para aportar al país en el desarrollo del turismo”, dijo la exautoridad.

39
1