Ni la emboscada ni el caos tras la renuncia de Evo frenó la caravana minera a La Paz

Cuatro heridos de bala fue el saldo de una emboscada a la caravana minera   que partió de Potosí rumbo a La Paz.
lunes, 11 de noviembre de 2019 · 11:34

Leny Chuquimia /  La Paz

Cuatro heridos de bala fue el saldo de una emboscada a la caravana minera   que partió de Potosí rumbo a La Paz. El ataque y la posterior renuncia del aun Presidente Evo Morales no impidió el avance de los más de 40 buses con 2.500 mineros.
Una tercera caravana de mineros y universitarios de Chuquisaca y Tarija partió hace poco de Oruro rumbo a la sede de gobierno. Ninguno de los grupos precisó su ubicación exacta  por seguridad.

LA EMBOSCADA 

 “Están en los cerros. Esa gente está armada, parecen francotiradores. Estamos retrocediendo porque hay disparos”, relató uno de los mineros en un contacto telefónico en el que denunciaba que el comboy había sido emboscado a unos 20 minutos de pasar por Challapata. 
El ataque sucedió al promediar las 06:00 de ayer. Al ser interceptados por un grupo de bloqueadores los mineros trataron de defenderse y ahí se dieron  los dos primeros heridos.  Una de las ambulancias que iba por los   heridos fue atacada y retenida.
Los cooperativistas avanzaron a pie  en columnas que resguardaban los vehículos. Sin embargo llegó el punto en el que  les fue imposible moverse y los disparos se hicieron mas continuos. Los videos     llegaron de inmediato a diferentes medios de comunicación y a las redes sociales. 
En ellos se veía a los mineros pecho a tierra escondidos entre los pajonales. Se oye los disparos  y como un bala pasa muy cerca de quien tomaba la imagen. 
 Los dirigentes indicaron que son cinco los mineros  heridos, pero  solo se verificó  cuatro reportes médicos. Se  descartó que haya un muerto. 
Según los registros  del hospital  San Juan de Dios de Challapata, los heridos fueron identificados como:  Dario Cuiza Navarro de 23 años de edad, Javier Gutiérrez Fuertes de 41 años, Mijael Medina Valdez de 21 años y Rafael Moscoso Mamani de 31.
La emboscada le fue atribuida a los ayllus Qaqachaca que hace una semana protagonizaron violentas marchas y enfrentamientos en la sede de Gobierno. En una conferencia en la plaza Murillo, Rosendo Copa -líder de los ayllus guerreros de Potosí-  señaló que eran un pueblo de paz pero que estaban armados  con fusiles para defender a Evo Morales. Ya en anteriores oportunidades se acusó a estos comunarios  de defender con armas a contrabandistas y narcotraficantes. 
La caravana, no pudo avanzar  sino hasta alrededor de las 16:45, cuando  llegó la policía y se desplegó  grupos militares a lo largo de la carretera que une Potosí con Oruro. La presencia de estas instituciones   redujo los movimientos  armados reportados.
 Los comunarios de las poblaciones aledañas aseguran que en el sector solo hay localidades ganaderas, que nada tienen que ver con la emboscada. Dijeron que los bloqueadores son gente extraña y que había  varias personas  encapuchadas entre ellos. “Son los Qaqachacas”, afirmaron.
A Página Siete llegó el  video de una reunión de dichos ayllus nopotosinos. En el se ve a uno de los comunarios   dirigente que llama a todos los comunarios a unirse y sacar sus armas para defender el proceso e cambio del “golpe que quiere dar el racista de (Fernanado) Camacho”.
         
   Esta es la segunda caravana que fue interceptada en medio de la carretera por los  seguidores de Evo Morales. La primera estaba conformada por tres buses que trasladaban a universitarios de Potosí y Chuquisaca.
    Ellos fueron interceptados en la localidad de Vila Vila por un grupo de campesinos que apedrearon los vehículos. Según relataron las víctimas la turba no solo los golpeó y torturó sino que les quitaron su pertenencias.
 
“Dicen que la policía nos escolta, pero no podemos verlo porque estamos en medio de la caravana. Sí hemos visto el movimiento militar y la gente se ha retirado de los cerros”, contó un miembro del grupo.

102
5