Almagro dice que la reelección no es DDHH y aboga por la sucesión constitucional

"El pueblo no merecía ser engañado", afirmó el secretario general de la Organización de Estados Americanos.
martes, 12 de noviembre de 2019 · 18:48

Página Siete Digital/La Paz

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, afirmó esta tarde que el expresidente Evo Morales cometió un “auto golpe” para perpetuarse en el poder de forma ilegítima. Agregó que la reelección no es un derecho humano y abogó por la sucesión constitucional como una salida a la crisis.   

"Golpe de Estado es una forma ilegítima de acceder el poder o de ejercerlo si viéramos el artículo 2 de la Carta Democrática Interamericana. En ese contexto sí un golpe de estado en Bolivia ocurrió el 20 de octubre cuando se cometió el fraude electoral que tenía como resultado el triunfo del expresidente Evo Morales en primera vuelta", señaló Almagro durante su intervención en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA.

Agregó que el Tribunal Electoral al adjudicar el triunfo en primera vuelta a Morales, pretendió perpetuarlo en el poder de forma "ilegítima e inconstitucional" con una violación a la Carta Democrática Interamericana. "Era quedarse en el poder arrebatándolo en una de las peores formas, robándose una elección, era robar la soberanía a un pueblo que le había dado más poder a Evo Morales que a nadie en la historia de Bolivia, un pueblo que creía en sus reformas sociales, el pueblo no merecía ser engañado. Esta forma de auto golpe no es algo nuevo ya la había intentando en otros países como Serbia, en el continente africano", señaló.

En ese contexto enfatizó que debe continuar la investigación de las responsabilidades de este auto golpe y apuntó al Tribunal Supremo Electoral. “¿Quién de ustedes está a favor de los fraudes electorales, de que se roben las elecciones, quién está de acuerdo con esta forma de auto golpes?, eso sí es volver a las peores épocas del hemisferio y es condenable e inadmisible", interpeló Almagro a los representantes de los países.

60