Enfrentamientos en Yapacaní dejan 16 heridos, varios de bala

La policía fue rebasada en medio del conflicto y tuvo que ser reforzada por las Fuerzas Armadas para lograr apaciguar la situación que vivió el municipio cruceño.
martes, 12 de noviembre de 2019 · 14:51

Página Siete Digital / La Paz

 

El municipio de Yapacaní vivió una noche de enfrentamientos en la que se registraron al menos 16 heridos, de los cuales varios sufrieron impacto de balas, informó el periódico El Deber. La situación que duró al menos seis horas fue aplacada luego de la llegada de las Fuerzas Armadas a la región. 


Durante el enfrentamiento que duró casi toda la noche del lunes y la madrugada del martes, la policía se vio rebasada por los grupos afines al partido oficialista, por lo que fueron reforzados por un grupo de militares para lograr que se apacigüe la situación.


En cuanto a los heridos, varios de ellos están internados en la población de Santa Fe. Las personas que se recuperan de golpes e incluso de heridas por armas de fuego, aseguraron que no solo son pobladores de Yapacaní, “son personas que vienen desde más adentro, vándalos que buscan hacer daño, incluso supimos de gente que llegó desde el Chapare”, dijo uno de los heridos que se cubrió el rostro para declarar.  


El comandante departamental de Santa Cruz, coronel Miguel Mercado, lamentó que exista este tipo de actitudes de partes de grupos que se “resisten a asimilar que el presidente Evo Morales ya abandonó el país”.


Además, el jefe policial aseguró, “Hay gente que está engañando a algunas bases, no sabemos con qué intenciones, pero está motivando a que bolivianos usen armas de fuego contra los propios bolivianos, esto nos causa mucha preocupación, pedimos a las personas que depongan toda actitud violenta”. 


El municipio de Yapacaní no tiene por el momento resguardo policial, debido a que hace un par de días los grupos protestantes tomaron la comisaría de la población y obligaron a que los policías se resguarden en Santa Fe, comunidad aledaña. 
Incluso existe una denuncia de parte de los pobladores de Yapacaní, que no pueden salir de su casa por miedo y que existen patrullas policiales transitando por las calles, pero ocupadas por personas encapuchadas y armadas.