Subalcaldia de Mallasa quedó en cenizas y funcionarios escaparon por un cañadón

Los comunarios, saquearon los depósitos en los que había material de construcción como cementos, vigas, ladrillos y calaminas.
martes, 12 de noviembre de 2019 · 14:42

Página Siete Digital / La Paz

 

Los funcionarios de la Subalcaldía Mallasa escaparon por un cañadón para no ser víctimas de los comunarios de Rio Abajo quienes saquearon y quemaron todas las instalaciones de la entidad. Además, destrozaron las oficinas y baños del Valle de la Luna. 

Ayer por la mañana los funcionarios levantaron una barricada en las puertas de la subalcaldía, colocaron turriles, calaminas, alambres ante los continuos insultos y amenazas cargadas de odio de los comunarios. Alrededor de las 16:00 comenzaron a llegar buses de Río Abajo con “gente del municipio de Mecapaca”, declaró el subalcalde Eduardo Campero. 

Estos manifestantes cortaron el tráfico vehicular. “Cerca a las cinco (17:00) tuvimos que escapar por un cañadón para poder salir al Cacatario (que se encuentra en La Florida) y nos mantuvimos por Aranjuez esperando si podíamos volver a entrar. Ya no regresamos y nos informaron que 150 personas treparon por nuestra barricada -que no valió de nada- y saquearon y quemaron la subalcaldía”, añadió Campero.


La autoridad agregó que no sólo les amenazaron con tomar la subalcaldía, sino, con  hacer daño a todos los funcionarios.
Primero los comunarios, saquearon los depósitos en los que había material de construcción como cementos, vigas, ladrillos, calaminas, fierro de construcción. Quemaron una volqueta, una vagoneta, otra camioneta y dos motocicletas. También robaron otras dos motocicletas.


“Las pérdidas son millonarias considerando que se llevaron computadoras, escanners, plotters, discos duros, televisores, todo”, añadió el subalcalde. Luego de robar todo prendieron fuego al edificio que es considerado patrimonial que fue restaurada por su antigüedad y era domicilio de uno de los primeros guarda parques de la zona. 

Valle de la Luna


También saquearon y destruyeron la infraestructura municipal del Valle de la Luna como la caseta de informaciones, los baños, la boletería donde había monitores, computadoras, televisores y otros aparatos eléctricos.
Saquearon el almacén de herramientas y se llevaron desde taladros hasta alicates; robaron equipos de limpieza, material higiénico para el servicio de los baños, inodoros nuevos que debían ser instalados en los siguientes días. También robaron el material de una empresa que estaba lista para iniciar obras. También destruyeron el módulo policial de la cancha Litoral de Mallasa.

22