¿Cómo fue el primer día completo de gobierno de Jeanine Añez?

Policías, militares, ministros, medios. Tal vez fue el día más intenso de su vida.
jueves, 14 de noviembre de 2019 · 00:25

Página Siete Digital

En su segundo día de gestión, la presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Añez, empezó a gobernar, aunque el aparato estatal se encuentra semiparalizado, ya sea por el abandono de funciones de empleados públicos o por las protestas sociales. Por otro lado, los enfrentamientos no cesan en las calles entre seguidores de Evo Morales y las fuerzas del orden.

En su primer día completo de Gobierno, Añez se ocupó de las fuerzas del orden y de posesionar a un gabinete de emergencia. En primera instancia, recibió el saludo protocolar de la policía en la plaza Murillo y luego asistió al velorio del coronel Heybert Antelo, comandante de la UTOP, en la Academia de Policía, donde recibió el reconocimiento de la institución verde olivo.

También procedió al cambio del alto mando militar, no sin antes agradecer a los comandantes salientes por su servicio en un momento de alta tensión, como el que se está viviendo actualmente. El general Carlos Orellana es el nuevo Comandante en Jefe de las FFAA, en reemplazo de Williams Kaliman, que fue fiel a Evo Morales hasta que las protestas se desbordaron en las calles, por lo que terminó sugiriéndole su renuncia al cargo.

Añez, además, dio un mensaje a la nación, en el que estableció la hoja de ruta de lo que será su gobierno.

En primera instancia dijo que asumió el mando para la reposición del orden constitucional que, en su criterio, fue roto cuando el Tribunal Constitucional avaló la reelección indefinida de Evo Morales en noviembre de 2017 y la noche del 20 de octubre de este año cuando se produjo el fraude electoral.

En ese marco, se planteó dos objetivos. Uno, la derogatoria de la sentencia constitucional que permitía la reelección indefinida de Morales y la convocatoria a elecciones “en el tiempo más breve posible”,

Aseguró que en Bolivia no existe un golpe de estado, sino que el pueblo en las calles se expresó para defender su voto. En ese marco, agradeció a los movilizados, sobre todo a las familias de quienes ofrendaron sus vidas en las protestas. Según el Instituto de Investigaciones Forenses, hasta ayer se contabilizaron 10 muertos en más de tres semanas de conflicto.

Señaló que en Bolivia “ha desaparecido explícitamente” la separación de poderes, la libertad de prensa y los derechos ciudadanos, por lo que prometió regenerar democráticamente el país y anunció cambios que van desde el gobierno hasta el Tribunal Supremo Electoral.

En ese marco, pidió a los funcionarios públicos regresar a sus fuentes de labor y garantizar los servicios a la ciudadanía. Al mismo tiempo, les pidió poner a disposición sus cargos para definir si se quedan o se van, para la normalización completa de las actividades.

Sin embargo, las actividades aún no se normalizan. No todos los funcionarios van a sus oficinas, y los que lo hacen van en horario continuo o únicamente a marcar tarjeta, según pudo reportear Página Siete.

Un claro ejemplo de la anormalidad es lo que ocurrió ayer con el Teleférico, que funcionó a medidas y luego terminó suspendiendo sus servicios completamente.

Finalmente, dijo que los exiliados podrán volver a Bolivia y que nadie más tendrá que pasar por eso, aunque justamente estos días, se están produciendo los exilios de altos funcionarios del gobierno del MAS.

Para entonces, apenas había transcurrido media jornada. Por la tarde siguió en intensas reuniones y por la noche posesionó a 11 de sus 20 ministros. Dijo que hoy completará las designaciones.

Luego, continuó con la primera reunión de gabinete, entrevistas, más reuniones, y más entrevistas.

95
64