En México, en la Asamblea y en las calles, el MAS presiona para volver al poder

Evo Morales dijo que si el pueblo se lo pide, podría regresar para "pacificar el país".
jueves, 14 de noviembre de 2019 · 00:23

Página Siete Digital

Han pasado tres días desde que Evo Morales renunció a la Presidencia y el MAS aplica ahora una estrategia para recuperar el poder, la que incluye, las directrices enviadas por el propio Morales desde México, donde está exiliado, la presencia de Adriana Salvatierra en la Cámara Alta, pese a que había renunciado a la presidencia del Senado, y las movilizaciones callejeras que no cesan y que han derivado en enfrentamientos con las fuerzas del orden.

 En una conferencia de prensa ofrecida en México, Morales respondió que si el pueblo le pide está dispuesto a regresar para pacificar el país.

“Por supuesto, si mi pueblo pide, estamos dispuestos a volver a pacificar. Es importante, el diálogo nacional. Siempre que sea del diálogo nacional”, dijo Morales ante una pregunta periodística.

Sin embargo, él mismo reconoció que “será difícil parar la confrontación”.

Más tarde, insistió con la idea de regresar mediante un tuit. "Herman@s, reitero mi pedido de un diálogo nacional, donde estemos representados todos, movimientos sociales, comités cívicos y partidos políticos. Si puedo aportar con mi presencia a la solución pacífica que pare la violencia y cuide la vida, lo haré por mi querida Bolivia", escribió.

El otro eje de esta estrategia tiene que ver con el regreso de Adriana Salvatierra a la Cámara de Senadores, pese a que había presentado su renuncia públicamente en una entrevista con la red Unitel. Hoy, entre forcejeos con las fuerzas del orden que cuidan el ingreso a la plaza Murillo dijo que en realidad sólo renunció a la Presidencia y no a su curul.

“Me está impidiendo que ingrese a mi fuente laboral. Necesitamos ingresar para tener una reunión con los parlamentarios. Por qué no nos dejan entran, de quién es la orden. Esta es una muestra del golpe de Estado”, dijo Salvatierra.

En todo caso, su renuncia a la Presidencia confirma que la decisión de Jeanine Añez de asumir la presidencia del Senado fue legal y, en consecuencia, eso la llevó a asumir la presidencia del Estado en ausencia definitiva del presidente y del vicepresidente, quienes ya se habían asilado en México.

Por otro lado, Página Siete supo de una alta fuente del MAS que Salvatierra y la diputada Susana Rivero se habían refugiado en la embajada de México en La Paz, lo que implica que abandonaron territorio nacional.

Durante la jornada, los legisladores del MAS intentaron instalar la sesión de la Cámara de Diputados, logrando su objetivo cerca de la medianoche.

En paralelo, marchas y otras protestas de sectores sociales del MAS, sobre todo en La Paz y en las provincias de Santa Cruz, derivaron en duros enfrentamientos con las fuerzas del orden. El saldo de la jornada es de dos muertos. Según el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), ya son 10 los bolivianos muertos a lo largo de más de tres semanas de conflicto.

Los sectores movilizados exigen el regreso de Evo Morales. En la misma línea, los cocaleros del Chapare decidieron movilizarse para lograr que el exmandatario retome el poder hasta el lunes de la próxima semana. De hecho, durante esta jornada iniciaron el bloqueo de carreteras. Lo propio ocurrió en el área rural de Chuquisaca.

21
154