Abuelas de Plaza de Mayo denuncian el "golpe de Estado" en Bolivia

viernes, 15 de noviembre de 2019 · 18:05

Página Siete Digital / La Paz

Las abuelas del Plaza de Mayo y varias instituciones de derechos humanos en Argentina expresaron su indignación por lo que sucede en Bolivia y, según un comunicado presentado esta tarde, calificaron la renuncia de Evo Morales como un "golpe de Estado".

"Es fundamental advertir la inexistencia de un Estado de Derecho hoy en Bolivia. No sólo el presidente constitucional Evo Morales y su gabinete fueron obligados a renunciar, sino que, además, tampoco se siguieron los pasos institucionales para designar autoridades. Requerimos a los gobiernos de la región y a los organismos internacionales que desconozcan a la autoproclamada presidenta interina Jeanine Añez, nombrada por una cúpula militar", dice el comunicado.

En la misma misiva firmada por más de una decena de organizaciones hay una crítica al trabajo de la Organización de Estados Americanos. "No se puede pasar por alto la intervención sesgada y contraria a su mandato de la Organización de Estados Americanos (OEA). En vez de promover la democracia y la gobernabilidad, este organismo, bajo la clara influencia de Estados Unidos, dirigió sus acciones hacia la desestabilización de un Presidente con mandato vigente".

Al respecto de las violaciones a los derechos humanos, el comunicado cita, “Estamos aquí para denunciar también las violaciones a los derechos humanos que están sufriendo esos funcionarios, sus familias, los militantes, los periodistas y la totalidad del pueblo boliviano decidido a resistir al autoritarismo. Las fuerzas armadas y policiales, con la anuencia de los sectores civiles, han desatado una cacería que tiene a todo el pueblo de Bolivia aterrorizado".

Además, el comunicado agrega: "Hay personas detenidas sin orden judicial y esta represión feroz ya se cobró la vida de al menos 10 personas. Al mismo tiempo, trabajadores de prensa de Bolivia e internacionales son agredidos y hostigados por fuerzas de seguridad y manifestantes".

Por estas razones, los miembros de estas organizaciones piden a los países de América Latina "estar en alerta y repudiar cualquier acto desestabilizador en la región, porque cada golpe en la Patria Grande significa el avance de la derecha fascista y, con ella, la violación de los derechos humanos de los pueblos".

4
127