ANPB y APLP reprochan actitud de periodistas argentinos contra boliviana

De igual manera, la ANPB y la APLP reconoce que el trabajo de los corresponsales extranjeros que informan sobre los conflictos que se viven en el país “está bajo la protección de la libertad de expresión, pero piden que la ética y la responsabilidad complementen el ejercicio de este derecho”.
viernes, 15 de noviembre de 2019 · 01:20

Página Siete Digital

Ante la agresión verbal vertida por el periodista argentino Rolando Graña contra una joven que lo increpó durante una cobertura el pasado miércoles, la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) y Asociación Nacional de Periodistas de La Paz (APLP) se manifestaron para condenar la actitud que infringe varias leyes y pidió a las autoridades estar atentas a conductas similares para sancionarlas.

El pasado miércoles cuando el periodista del canal argentino América TV relataba los hechos que se acontecían en la Av. Mariscal Santa Cruz, dónde los efectivos policiales replegaban con gases lacrimógenos a los manifestantes que dañaba el ornato público e intentaban ingresar a Plaza Murillo a la fuerza y detenía a quienes presumiblemente portaban armas blancas, Graña describió tal hecho con la frase “así es la batalla de cada esquina”, lo que ocasionó la molestia de una transeúnte que lo enfrentó para raclamarle.

“No es una batalla. Son unos vendidos ustedes. Informan de manera internacional mal(…) desinforma, hacen quedar mal a nuestra policía”, le dijo la joven, quien le repetía varias veces “!Di la verdad!”. En medio de la discusión Graña le respondió “(…) esto es libertad de prensa para vos, venir a apretar a los periodistas, es libertad de prensa. !Sos una basura nena, una basura! apretas los periodistas, no aprietes a los periodistas, respeta la libertad de prensa”.

La joven declaró a medios televisivos que lo que hizo fue por molestia ya que no se estaría reflejando lo que realmente pasa en el país a través de los medios de comunicación internacionales. “Cuando uno ve los medios sociales internacionales, realmente es una mentira lo que informan y eso es evidente. Los canales argentinos, los medios internacionales han venido para tergiversar”, dijo.

El hecho llamó la atención de un fotóreportero,  también argentino, Alexis Demarco, quién se encontraba en el lugar y reaccionó para defender a la mujer enfrentando a Graña y su camarógrafo, Claudio Merino, quien le dijo “!boliviano de mierda!”

Según informó Demarco al portal Perfil.com “Graña comienza a insultarla y su camarógrafo intenta empujar a la pareja de la chica que estaba al costado. Cuando yo escucho que Graña le dice 'sos una basura', me hizo enojar porque no tolero que un hombre insulte a una mujer, no corresponde, y menos un periodista de su talla. Por eso, tal como se ve en el video efectivamente fui y lo encaré pero no lo toqué, solamente lo insulté y su camarógrafo comenzó a insultarme a mí, por eso yo le pego a su cámara, lo muevo hacia el costado y ellos cortan el audio. Ahí es cuando le dice a la mujer 'boliviana de mierda' y eso no sale al aire. Eso es lo que pasó".

Por este hecho, la ANPB y APLP emitió un comunicado condenando dichos actos y que dice:  “ambos reporteros hubieran empleado las palabras boliviano y boliviana, nuestros gentilicios, cómo un insulto y agresión verbal por motivos racistas y discriminatorios contra la ciudadana que los cuestionó y el fotoperiodista Demarco, lo cual configura un delito según el artículo 281 nonies de nuestro Código Penal, y que hubieran usado la palabra `basura` y nuestro gentilicio como diatribas contra la mencionada ciudadana, en particular en un acto de violencia contra la dignidad, la honra y el nombre de una mujer, que está descrito en la Ley Integral para garantizar a las mujeres una vida Libre de Violencia o Ley 348”.

Asimismo el texto da a conocer el pedido de las asociaciones para condenar cualquier acto similar. “Solicitan a las autoridades que estén atentas a conductas como las de Graña y su camarógrafo para aplicar la ley con todo su rigor, nuestro gentilicio no es un insulto y llama la atención que Graña lo utilice como tal”.

De igual manera, la ANPB y la APLP reconoce que el trabajo de los corresponsales extranjeros que informan sobre los conflictos que se viven el país “está bajo la protección de la libertad de expresión, pero piden que la ética y la responsabilidad complementen el ejercicio de este derecho”.

Pronunciamiento de la ANPB y la APLP.

Valorar noticia