Estrategia del MAS: rechazar la renuncia de Evo y trabar en ALP

Los legisladores del masismo apuestan por obstaculizar desde el Legislativo la convocatoria a nuevos comicios y la designación de vocales del Órgano Electoral.
viernes, 15 de noviembre de 2019 · 01:05

Beatriz Layme  / La Paz

Rechazar la carta de renuncia de Evo Morales, cercar la ciudad de La Paz y poner trabas desde la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) a la presidenta transitoria Jeanine Áñez son algunos puntos  de la estrategia que aplicará el Movimiento Al Socialisno (MAS) para buscar el retorno de Evo Morales, quien está asilado   en México. 

El 10 de noviembre, ocho horas después de anunciar nuevas elecciones, Morales renunció a la Presidencia. Esa decisión, según los masistas,  debe ser considerada por  el  pleno de la Asamblea Legislativa, donde el MAS ostenta mayoría, situación que será aprovechada para rechazar la carta de dimisión. 

En el Senado, de los 36 escaños el MAS tiene 25, la bancada de Unidad Demócrata (UD) nueve y el Partido Demócrata  Cristiano (PDC) dos. Mientras que en Diputados,  el masismo ostenta 88, UD tiene 32 curules y PDC   10. 

El diputado Sergio Choque,  del MAS, informó que como bancada trabajarán para “traer paz” a Bolivia,  y que en una sesión de la ALP  plantearán su propuesta para evitar “más muertos”.  En criterio de legisladores del masismo, la única forma de que retorne la paz es que vuelva Morales, y para ello se debe rechazar su renuncia.

Desde México, donde está asilado, el expresidente   dijo que está dispuesto “a volver a Bolivia   para pacificar, no ser candidato”. La exautoridad denuncia que supuestamente fue víctima de un golpe de Estado. 

En criterio del constitucionalista y presidente del Colegio de Abogados de Chuquisaca, Arturo Yáñez, “es imposible” que el MAS devuelva a Morales el poder del Estado,  porque al pedir refugio se consolidó la sucesión constitucional. 

“Sería pues un insulto volver y retomar la presidencia, prueba de ello es que la comunidad internacional ya reconoció a Jeanine Áñez como la presidenta  de Bolivia. Además, los organismos internacionales ya confirmaron el fraude”, expresó Yáñez.

El analista Franklin Pareja dijo que si el MAS insiste en el retorno de Morales,  “estarían haciendo una lectura errónea de la realidad y este error sería de consecuencias peligrosas”.

Desde Nicaragua,  Diego Pary dijo que su persona  aún es  canciller porque no renunció,  y que Morales aún es presidente  porque, supuestamente,   la ALP no aceptó ni rechazó su  carta de renuncia.

 
En tanto, organizaciones sociales se movilizan  exigiendo el retorno de Morales. “Áñez racista, queremos tu renuncia”, fue el grito al unísono de miles de personas que ayer se manifestaron  y cercaron  la plaza Murillo. 

Uno de los legisladores del MAS sostuvo  a Página Siete que Morales retomará el poder por presión de las organizaciones sociales, pues “se asumirán medidas drásticas”.

 En el Legislativo, la bancada del masismo, aprovechando su mayoría, también prevé trabar  las iniciativas de la oposición, como ser: convocar a nuevas elecciones y elegir a los nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral  para que administren el nuevo proceso electoral.

  La Constitución Política del Estado, en su artículo 158, numeral 4, establece que son atribuciones del Legislativo “elegir a seis miembros del Órgano Electoral, por dos tercios de los votos de sus miembros presentes”. 

En la actualidad,  el Órgano Electoral está acéfalo, de los seis vocales cuatro están con detención preventiva.

 

Punto de vista
Frankin pareja  Analista  político

 MAS busca ser bastión de resistencia 

Una vez que Evo Morales salió del país después de renunciar y   pedir asilo en México, probablemente hayan repensado la situación al interior del MAS. Esto,  considerando que no fue una idea inteligente el haber cedido todos los espacios, de manera que ahora pareciera que están tratando de reconstituirse desde el Legislativo, para inviabilizar cualquier acción opositora o de la nueva gestión y obstruir eventualmente la realización de nuevas elecciones, impidiendo que se puedan elaborar normas o leyes que le den sustento legal a este proceso.

También es cierto que para sostener que Evo Morales ha sufrido un golpe de Estado  tienen que construir una narrativa, como fue “inconstitucional y al margen de los procedimientos”. 

Por eso, han decidido dar un paso atrás en las renuncias. 

Ahora tratan de buscar un bastión de resistencia a la gestión de transición, lo cual podría llevar al país a una confrontación o finalmente a crear un espacio de acercamiento y negociación, dado que existe una creciente ola de violencia.

 

 

Más de
33
142