Reportan actos de terror con extranjeros, ataques psicológicos y a bienes públicos

Manifestaciones masivas y violentas pusieron a los ciudadanos en una situación de vulnerabilidad hace cinco días; el terrorismo psicológico es otra de las armas con las que amedrentan a la gente.
viernes, 15 de noviembre de 2019 · 02:02

Daniela Romero L. / La Paz

Desde la noche del 10 de noviembre que nadie puede dormir en paz. Así reflejan los ciudadanos la situación del país tras la renuncia de Evo Morales como presidente del Estado. En cinco días se registraron actos de terror con operadores extranjeros, terrorismo psicológico y ataque a bienes públicos.

Horas después de la renuncia de Morales, La Paz se vio sumida en el terror, amenazas que llegaban mediante las redes sociales, medios digitales y la televisión confirmaban que grupos afines al MAS estaban a minutos de atacar las diferentes zonas.

Esas amenazas se tradujeron en quemas de viviendas privadas y dos garajes que terminaron con 65 buses Pumakatari calcinados, entre otros destrozos. Un día después, un video que circuló mostraba a “un ejército” de manifestantes que, al trote militar, gritaban “¡guerra civil!” rumbo a la ciudad de La Paz. Ese fue el momento más desesperante, tanto que la Policía pidió el refuerzo de las Fuerzas Armadas para evitar enfrentamientos.

 El especialista en seguridad y defensa, Samuel Montaño, afirmó que todos estos movimientos tienen un líder. “Hay alguien que los azuza y les quiere decir a la población: ‘Todavía tengo a mi gente’ y así generar miedo”.

 Desde el martes, cuando los militares salieron a las calles y ejecutaron operativos con los policías, fueron cayendo extranjeros en posesión de armas, grandes cantidades de dinero, explosivos. Cubanos y venezolanos fueron identificados por la Policía. Además de un exguerrillero de las FARC. 

Montaño dijo que hay personas, dentro del MAS, que “contrataron campesinos peruanos que entrenan a campesinos bolivianos”. En la zona de Irpavi, por ejemplo, la Policía detuvo a cuatro extranjeros, dos de ellos cubanos; los otros dos estaban con mochilas en cuyo interior había dinero y explosivos.

 Entre el miércoles y ayer se registraron atentados a las antenas de Ciudad Satélite, a los cables de Mi Teleférico y a una bomba de GLP en Miraflores. En los dos primeros casos, los vándalos treparon a las torres con el fin de romper con las conexiones; en el  tercer caso, ocho personas fueron arrestadas por intentar atacar unas bombas de GLP, según el Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI). Los vecinos de Miraflores fueron quienes llamaron a la policía para denunciar el hecho.

Terrorismo psicológico

La creación de información falsa que se distribuye en cuestión de segundos por las redes y WhatsApp, amenazas de ataques en los barrios, alarmas y noticias sin fundamento forman parte del denominado terrorismo psicológico que se entiende como “una acción de intimidación mental que incitando a generar emociones negativas a las personas”.

 Para la psicóloga Alejandra Pacheco “todos formamos parte y podemos llegar a sustentar el terrorismo psicológico porque nos alarmamos fácilmente y compartimos información sobre ataques o posibles actos”. Explicó que lo ideal es hablar y entenderse entre la gente para que a los que manipulan pierdan el poder de convencimiento. 
 

“¡Ahora sí, guerra civil!”

Foto:Captura
 


Miles de manifestantes afines del MAS trotaban el lunes al grito de “¡Ahora sí, guerra civil!”, su destino era llegar a La Paz, pero esa cantidad de persona nunca apareció. Se quemaron las casas del rector de la UMSA, Waldo Albarracín, y de la periodista Casimira Lema, además de 65 buses Pumakatari.
 

Extranjeros con explosivos

Foto: FFAA


Cubanos, venezolanos y hasta peruanos son identificados como los operadores del caos y de la violencia en el país, liderados por gente del gobierno del MAS, según el flamante ministro de Gobierno, Arturo Murillo. A ellos se les detuvo con dinero y explosivos. En Yapacaní se detuvo a un guerrillero de las FARC.
 

Ataque a bienes públicos

Foto:Captura


Vándalos subieron a las torres de las líneas de Mi Teleférico con la intención de romper los cables que sostienen a las cabinas. Asimismo, el miércoles otro grupo violento se subió a las torres de energía de Ciudad Satélite. Vecinos de Miraflores sorprendieron a extraños que querían entrar a los cuartos de bombas de GLP.
 

“Su excusa es la wiphala”

Foto:Captura de pantalla


En Ciudad Satélite, El Alto, los grupos de WhatsApp creados por los vecinos sirvieron para alertar de diversos riesgos. En una de estas conversaciones, la gente de un vecindario cercano al Regimiento 3 declaró que sus “mismos hermanos alteños” los amenazaban con atacarlos con la “excusa” del agravio a la wiphala.
 

Más de
27
262