Conozca los nueve puntos que la Celag cuestiona de la auditoria de la OEA

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) afirma que “el informe preliminar de la OEA no aporta prueba alguna que pudiera resultar definitiva para demostrar el supuesto fraude”.
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 15:24

Página Siete Digital / La Paz

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), a través del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR, por sus siglas en inglés), afirma que “el informe preliminar de la OEA no aporta prueba alguna que pudiera resultar definitiva para demostrar el supuesto fraude”, basándose en nueve conclusiones. Además, critican que el 23 de octubre emitió un informe preliminar en el que “recomendó, sin ningún tipo de fundamento técnico, la realización de una segunda vuelta electoral como la mejor opción”.

  1. El acuerdo entre las partes incluía el compromiso del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de “publicar datos preliminares obtenidos a partir del sistema de transmisión rápida TREP, con una cantidad de actas verificadas del 80% del total”. El CEPR afirma que “A las 19:40 horas del 20 de octubre, momento en que se detuvo la publicación de resultados, la carga de datos había alcanzado el 83,85% de las actas verificadas”. Además señala que “el desempeño del TREP fue similar en los anteriores procesos electorales bolivianos”.

Sin embargo, el 10 de octubre el director de la empresa Neotec, Marcel Guzmán de Rojas, aseguró que la población podrá conocer los resultados preliminares de la votación al  90% el mismo día de las elecciones. “Se espera que a las 20:00 se tenga el 80% de los resultados y más del 90% en el día de la elección. Nosotros tenemos la capacidad de procesar  34.000 actas en dos horas”, afirmó Guzmán de Rojas.

  1. Celag afirma que “los gráficos del informe de la OEA sobre el sistema TREP sólo revelan que se interrumpió la carga de actas en el sistema con el 83,85% de las actas verificadas, y que luego se retomó.” Señala que en cambio los gráficos a favor/en contra de Morales apuntan la “conclusión evidente, que, en las zonas cargadas a última hora de la noche -las rurales- los apoyos de Morales son muy superiores a los recibidos en la primera hora de la noche”.
  2. Según ese centro, “no es inusual que Morales hubiera obtenido porcentajes de apoyo en torno al 60%, e incluso superiores, en algunas zonas del país, y principalmente en las zonas rurales de los dos departamentos que se cargaron últimos: Cochabamba y Oruro”. Sin embargo, como se señaló, el conteo faltante en su mayoría no provenía del área rural.
  3. El cuarto punto del Celag insiste en justificar el cambio de tendencia. “A partir de un ejercicio matemático riguroso resulta plenamente posible que la proyección de los resultados del TREP al 100% hubiera resultado en una diferencia a favor de Morales superior al 10%, lo cual se deriva del hecho de que las zonas de mayor peso electoral del MAS eran las que estaban menos avanzadas en el cómputo”, asevera.
  4. En el quinto punto, Celag señala las proyecciones realizadas por el CEPR: “El recuento de votos oficiales legalmente vinculantes no se detuvo durante ningún período significativo, y la tendencia en los resultados en el recuento oficial es muy similar a la tendencia en los resultados de la transmisión rápida”.Reitera que no es inusual  “la brecha entre Morales y Mesa se amplió constantemente a medida que avanzaba el proceso de conteo”. Y asegura que “Los resultados parciales de la transmisión rápida hasta el momento de su interrupción predicen un resultado que es extremadamente cercano a los resultados finales”.
  5. En la sexta observación del Celag se critica que “la OEA centra principalmente su auditoría en el sistema TREP”. Indica que “el único resultado vinculante según la legislación boliviana es el que emana del cómputo oficial de los votos”. Resalta que el sistema TREP tiene un carácter preliminar. Sin embargo, el informe preliminar de la OEA es de “carácter integral”. En el se señala que su equipo técnico “procedió a auditar los siguientes los componentes en  tecnología, cadena de custodia, integridad de las actas y proyecciones estadísticas.

7.  Celag critica que la OEA haya señalo en su informe que: “Es previsible suponer que de contar con más tiempo para procesar mayor documentación se hallaría un número aún mayor de irregularidades”.  Ellos afirman que esa declaración “no puede constituir de manera alguna una demostración fehaciente de la existencia de dichas irregularidades”.

8. Respecto a la “falsificación de firmas en las actas del cómputo oficial”. Celag afirma que la OEA se basa en una muestra no representativa del total de las actas. 

Al respecto en el informe de la OEA, se destaca que el análisis se hizo en 333 “actas cuestionadas. Se seleccionaron mesas en las que el MAS obtuvo el 99% de los votos y las mesas consecutivas” . 

9.  La última observación es destaca que en Bolivia existen, dentro  del sistema electoral,  “otros mecanismos plenamente vigentes que actuaron durante todo el proceso para garantizar la transparencia de las elecciones”.

Sin embargo, el análisis de la OEA concluyo que “en los cuatro elementos revisados se encontraron irregularidades, que varían desde muy graves hasta indicativas”. Además El secretario general de la OEA, Luis Almagro, sentenció: “En Bolivia hubo un golpe de Estado el 20 de octubre cuando Evo Morales cometió fraude electoral”.

1
28