EEUU responde a Evo: no hubo guerra sucia, su renuncia fue voluntaria

sábado, 16 de noviembre de 2019 · 18:50

Página Siete Digital / La Paz

En una entrevista para el medio mexicano la Jornada, el expresidente Evo Morales señaló con el  referendo del 21 de febrero empezó “una guerra sucia con base en la mentira”, encabezada por la embajada estadounidense, que terminó con su renuncia.  La representación del Gobierno de Estados Unidos Estados rechazó tal acusación.

“Ejecutivos plantearon cómo modificar la Constitución para una nueva reelección. Yo dije: esa no es mi propuesta; ustedes discutan, lo mejor que puedo hacer es acompañar con juristas si es viable. Asintieron, y ese referendo para que se consultara justamente para modificar la Constitución, ahí empezó una guerra sucia con base en la mentira, la encabezó la embajada de Estados Unidos”, aseveró Morales, asilado en México.

Además el ex presidente acusó repetidas veces al gobierno de Estados Unidos (EEUU) de conspirar en su contra.  Esta vez señaló como la razón por la “supuesta intervención” de EEUU a in interés económico por el Litio. Bolivia concentra casi la totalidad de este elemento. “Con anticipación prepararon este golpe. Fue un golpe totalmente diferente”, acusó el ex presidente.

En respuesta, un vocero de la casa diplomática aludida declaró a Página Siete: “La Embajada de Estados Unidos no interfirió en las elecciones de Bolivia ni trató de obligarlo a renunciar”. 

Señaló que en sus declaraciones televisadas a nivel nacional hace seis días, el ex presidente Morales dejó en claro que “renunciaba como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia por su propia voluntad”.

Resaltó que esa acción de Morales, se produjo después de la publicación del informe de la Misión de Observación Electoral de la OEA y el Informe de Análisis de la OEA, “que concluyeron que las elecciones del 20 de octubre se vieron viciadas por fraude cometido por el Tribunal Supremo Electoral. Esa es la razón por la cual debe haber nuevas elecciones”.

 El vocero diplomático destacó que “Estados Unidos está deseoso de trabajar con la OEA, las instituciones constitucionales civiles de Bolivia y el pueblo boliviano mientras se preparan para celebrar elecciones libres e imparciales lo antes posible”. 

Además  pide “a todas las partes que protejan la democracia durante las próximas semanas y que se abstengan de actos violentos contra sus conciudadanos y sus bienes”.

 

115
1