Organizaciones de vecinos se rebelan contra sus dirigentes y piden trabajar

Habitantes dijeron que están cansados de las amenazas y chantajes de los militantes del MAS. Algunos salieron a desbloquear las calles y otros organizaron cabildos. Choferes y gremiales se unen al pedido.
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 00:24

Verónica Zapana S.  / La Paz

En las últimas horas, vecinos de El Alto, Viacha y Achocalla,  además de gremiales y choferes,  se rebelaron contra sus dirigentes que exigen participar en marchas y bloqueos a favor del expresidente Evo Morales. Pidieron dejar las medidas de presión y exigieron  trabajar.   

Los habitantes de los 14 distritos de El Alto decidieron rebelarse contra sus dirigentes y convocaron a través de las redes sociales a un cabildo pacífico programado para  el próximo lunes a las 10:00 , en la plaza Obelisco de la avenida Cívica.

 Según el comunicado,  el cabildo es organizado para  expresar su rechazo “al abuso de los diferentes dirigentes que están obligando a todos los vecinos a salir  para  bloquear y cerrar las calles”. Los pobladores son amenazados con multas y saqueos a sus casas. 

“Basta de los  abusos de unos cuantos que les gusta vivir  de la política y utilizar al pueblo para que  los vecinos sirvan  de escalera,  luego se acomodan  en diferentes pegas con jugosos sueldos”,  se lee en la convocatoria.

Los vecinos aseguran que a través de esta convocatoria quieren “mostrar  a toda Bolivia y al mundo que la verdadera gente humilde de El Alto vive  y alimenta a su familia de  su trabajo”.

“Queremos trabajar para alimentar a nuestros hijos, basta de aterrorizar al pueblo alteño, nadie tiene derecho de  privar de la alimentación y el libre tránsito, queremos la pacificación urgente en la ciudad de El Alto”, se lee en un comunicado.

 El dirigente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) contestataria de El Alto, Nelson Yujra, dijo  que muchos vecinos sufrieron amenazas y atentados contra sus viviendas por negarse  a marchar en defensa del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Queridos vecinos y vecinas depongamos las actitudes, no nos dejemos utilizar por grupos vandálicos que solamente hacen daño  y  demuestran una mala imagen de El Alto porque el ciudadano alteño es trabajador, respetuoso y es consecuente con sus luchas y  el desarrollo de  su barrio, de su distrito y de su ciudad”, sostuvo Yujra. Llamó además a  la paz y  pidió deponer las  actitudes violentas.

 El diputado del MAS y presidente de la Cámara, Sergio Choque, llamó ayer a la pacificación de Bolivia y pidió a los manifestantes de El Alto que eviten realizar daños a la propiedad, durante sus movilizaciones.

Vecinos de la zona   Ciudad Satélite también lanzaron una convocatoria a través de las redes sociales. Se denomina “Paz para El Alto”. Los pobladores de esta zona  convocaron a un encuentro en la plaza del Tinku a las 17:00 para participar en  la actividad. La gente debe asistir con prendas y banderas blancas, pero además deben llevar velas.

Los   habitantes  de  las zonas Villa Esperanza  y    16 de Julio también se rebelaron por separado y concluyeron   en no acatar el paro cívico  que fue anunciado por la Fejuve afín al MAS. Al contrario, los vecinos  aseguraron que se prepararán con propuestas para las próximas elecciones presidenciales.

La Fejuve afín al MAS inició hoy un paro cívico indefinido en contra de la posesión de la actual presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez. 

“Soy vecino de El Alto y no apoyo a nadie, nosotros queremos trabajar y estos bloqueos nos perjudican”, aseguró Sara, que vive en Villa Esperanza.

“Queremos trabajar, queremos trabajar, queremos trabajar”, gritaron varios  habitantes  de la zona 12 de Octubre de El Alto, mientras  caminaban  para  desbloquear las calles de esa zona. 

Los pobladores de Alto Lima Primera Sección también resolvieron no participar en los bloqueos y marchas, medidas convocadas por la Fejuve afín al MAS. Los vecinos  pidieron paz. “Nos mantendremos en alerta ante cualquier amedrentamiento”, se lee en uno de los puntos de la resolución de la asamblea.

 Mediante  las redes sociales, varios pobladores del distrito 7 de El Alto contaron que  se sienten amenazados porque en sus puertas  pintaron  la palabra  “Faltón”. Indicaron que los responsables de este tipo  amedrentamientos son los   dirigentes  del MAS que los últimos cinco días pretenden obligar a las personas a salir a las calles para  formar parte de las movilizaciones  en favor del partido de Evo Morales.

Los transportistas también se encuentran en emergencia. “Queremos que de una vez se solucione este problema.  Desde hace mucho tiempo que no podemos trabajar”, aseguró el secretario general de la Central Única de Choferes, Freddy Quispe.

El dirigente dijo  que los choferes también son padres,  tienen familias  y necesitan llevar alimentos a sus hogares.  Muchos de sus afiliados tienen deudas bancarias  y no pueden pagarlas como consecuencia de las movilizaciones y el paro cívico que  duró al menos  20 días. Otro de los dirigentes del sector, Pablo Poma, dijo   que están en emergencia y sostuvo que el lunes  convocarán a una asamblea para asumir una posición.
 

 

 

Más de
161