Se agrava escasez de gasolina y GLP, alistan plan de contingencia

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, indicó que se tiene un equipo listo para reparar la ruptura de ducto en Villa Tunari, pero que se deben dar garantías.
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 00:04

Manuel Filomeno /  La Paz

Se agudiza el desabastecimiento de carburantes  en La Paz y el Gobierno alista un plan de contingencia para abastecer los surtidores de la ciudad, anunció ayer el nuevo ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

Uno de los problemas es que la planta de Senkata se encuentra cercada  por  grupos movilizados, lo que impide sacar los cisternas. Incluso hay filas de gente para comprar una garrafa de gas licuado de petróleo (GLP)

La autoridad  reconoció que  la situación es complicada porque la  planta abastece los surtidores de La Paz, donde ya es evidente la falta de combustibles. Esta situación  obligó a la mayoría de las estaciones de servicio a suspender la comercialización, excepto en aquellas que  venden gas natural licuado (GNV).

  Estación   en la plaza Triangular registró largas colas.
Foto:Marco Aguilar / Página Siete

“Tenemos previsto reabastecer gran parte de los surtidores de La  Paz.  No va a ser el abastecimiento normal, porque Senkata es una de las plantas estratégicas, estamos con un plan de contingencia. Hay diferentes mecanismos, lo que pasa es que el abastecimiento de líquidos a los surtidores es por vía terrestre y vamos a tener que hacerlo por otros mecanismos”, precisó.

Página Siete realizó un recorrido por  los surtidores más importantes de la ciudad y evidenció que muchos de ellos están  cerrados y en  otros sólo   se expende gas natural vehicular (GNV).

El ministro  señaló que   ha pedido a la Agencia Nacional de Hidrocarburos  (ANH)  que instruya la   dosificación  de  la entrega de combustibles  a los surtidores. 

“Hemos pedido a la ANH que dosifiquemos la distribución porque estamos en un momento de crisis y en la medida que el conflicto continúe no vamos a tener normalidad en el transporte y tráfico de carburantes”, dijo.

En pasados días, la ANH emitió un comunicado en el que exhorta a los surtidores y puntos de venta a mantener el abastecimiento de hidrocarburos para satisfacer la demanda interna de “manera permanente e ininterrumpida”. No explica, sin embargo, cómo deben aprovisionarse.

Zamora, además, indicó que no hay problemas de producción en la planta de Senkata y que ésta se encuentra lista para reabastecer a los puntos de venta en cuanto se suspendan los bloqueos.

Ruptura de ducto

El ministro también se refirió a la ruptura de un ducto de gas en la zona de Villa Tunari y refirió que al momento se tiene listo un contingente técnico para su reparación. La rehabilitación   costará cerca de medio millón de dólares  y tomará al menos siete días. 

Sin embargo, aclaró que los funcionarios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos   no pueden llegar a la zona al no contar con garantías para su seguridad. 

“Tenemos la ruptura de un ducto  de alrededor de 200 metros en la ruta Santa Cruz - Cochabamba;  nos va a tomar cerca de siete días reconstruirlo y  costará alrededor de medio millón de dólares. Ahora lo que necesitamos son garantías para iniciar el trabajo, estamos listos con el equipamiento y el contingente técnico”, subrayó.

Asimismo, señaló que se trabaja en un plan de contingencia para hacer llegar gas natural  a las industrias. “Ahora con los industriales tenemos un problema por la ruptura del ducto, estamos trabajando con la ANH la posibilidad de establecer cupos para que no se paralice el sector industrial, por lo pronto, el abastecimiento doméstico está normal”, dijo.

Por su parte,  YPFB Transporte S.A. informó que se desplazó a  relacionadores comunitarios para interceder con los sectores movilizados, a fin de permitir el acceso de la maquinaria pesada, material y personal especializado al lugar del incidente. Este equipo no puede ser transportado vía aérea debido a su excesivo volumen y peso.

YPFB Corporación  además demandó a los sectores movilizados permitir la transitabilidad de cisternas por las carreteras del país para garantizar el abastecimiento de gasolina, diésel, GLP y GNV, a fin de no perjudicar a los sectores industrial, comercial y doméstico. 

El vicepresidente nacional de Operaciones de YPFB, Gonzalo Saavedra, condenó ayer la  intransigencia de las personas que bloquean y no permiten el normal abastecimiento de combustibles en perjuicio de la población.

 “Desde todo punto de vista es reprochable esta actitud, las personas movilizadas perjudican el normal desarrollo de las actividades económicas del país. Demandamos que permitan el abastecimiento de combustibles a la brevedad”, agregó  el ejecutivo de la estatal petrolera. 

Piden mantener personal técnico y operativo de Yacimientos

El exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos opinó que  la prioridad del Gobierno de transición  en  Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) debe ser mantener el personal técnico y garantizar la provisión de combustibles en todo el país. 

“He recibido cartas de gente al interior de YPFB, en las cuales se pide destituir a una cantidad importante de personal, creo que lo primero que hay que hacer es garantizar la continuidad operativa de YPFB. La prioridad no es una masacre blanca, sino empaparse  bien de cómo están las cosas”, precisó. 

De acuerdo con Ríos, en este momento una de las prioridades de YPFB debe ser  la provisión del mercado interno,  ya que por la falta de exploración  en los últimos años se  importan cerca de 40.000 barriles de diésel y gasolina cada día, lo que supone una logística complicada.

El exministro  de Hidrocarburos Álvaro Ríos.
Foto:Archivo / Página Siete

“En este momento no se puede barrer con el personal, hay que hacer una transición, hay que despolitizar la empresa, pero no tenemos que hacer caso a la gente que quiere deshacerse de una montonera de personal en forma inmediata”, agregó.

En ese sentido, el exministro indicó que es necesario mantener en sus puestos al personal técnico de la empresa, tomando en cuenta de que este año vence el contrato de venta de gas con Brasil y que estaban en proceso de negociación varios contratos con otras empresas del vecino país.

“Esta gente que está dentro de YPFB, sobre todo  los mandos medios, tiene información. Esos técnicos  saben lo que está pasando y no se los puede barrer de la noche a la mañana. Si hay que hacer cambios, éstos deben ser hechos con prudencia, pero el fondo de esto es continuar con  las operaciones de la empresa”, manifestó.   
 

 

 

Más de
1
8